lunes. 04.03.2024
robot_dreams
Fotograma de Robot Dreams.

La sección Mar de Chicos y Chicas del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata tuvo la función de “Robot Dreams”, del bilbaíno Pablo Berger, proyección que se realizó con el apoyo de AC/E Acción Cultural Española. El film de animación y mudo sobre la amistad y el amor, está nominado a los Premios del Cine Europeo 2023.  

En la Sección Competencia Internacional se produjo el estreno mundial de “Partió de mí un barco llevándome”, de Cecilia Kang, película presentada por su directora, acompañada por su protagonista, Melanie Chong, y su productor, Martín Rodríguez Redondo. Se trata de un documental que recupera los testimonios —a través de una serie de cartas— de quienes, durante la Segunda Guerra Mundial, eran consideradas mujeres de consuelo, cuando en realidad eran mujeres secuestradas y convertidas en esclavas sexuales al servicio del ejército japonés. La película busca reflexionar acerca de cómo algunas huellas de ese pasado aún resuenan en nosotros.

“En 2013, viajé a Corea del Sur para filmar escenas de la película anterior y ahí tuve la oportunidad de conocer a Kim Bok-dong, una de las sobrevivientes de ese hecho tan atroz que, para ese entonces, yo no conocía. Ese testimonio me rompió, me quebró, fue muy fuerte escucharlo directamente de una persona que tuvo que soportar esa experiencia. Después de eso me dieron ganas de hacer una película, pero era un tema muy inabarcable, no creía tener todas las herramientas para contar ese hecho histórico”, señaló Kang, quien agregó que, en una noche de verano, surgió la idea de poder contarlo “pero desde nuestro lugar, como integrante de la comunidad coreana en Argentina. Así comenzamos un proceso de investigación, en el que dimos con los testimonios recopilados en un libro. Con eso, se nos ocurrió la idea de hacer un casting y ver qué pasaba al leerlos cuando los traemos al presente. Así conocimos a quien sería la protagonista, Melanie Chong, y el proyecto y la forma de la película cambiaron de rumbo”, dijo la directora. Ese cambio también incluyó nuevas dificultades, como la necesidad de que la protagonista pudiera viajar a Corea del Sur, y el presupuesto ya no alcanzaba para poder lograrlo: “ante las adversidades aparece la creatividad, la comunidad coreana me ayudó a hacer esta travesía. Cuando la película te llama y vale, una encuentra las formas de hacerlo”.

festival_cine_mar_plata

La segunda función del día de la Competencia Internacional fue la proyección de “Seagrass”, la ópera prima de la directora canadiense Meredith Hama-Brown, que relata un viaje que emprende una pareja con sus hijas, que no es exactamente un descanso. Mitad complejo vacacional familiar, mitad retiro para parejas, la experiencia parece tener todo lo necesario para recomponerse de una crisis. Pero hay heridas que no cicatrizan tan rápido. Ese difícil momento está atravesado por algunos comentarios sobre las diferencias de clase y el racismo que exhibe la sociedad canadiense y que sufre su comunidad asiática.

“La historia se basa un poco en mi propia experiencia. Empecé a encontrar el camino hacia el guion lentamente, partiendo desde lo personal y adentrándome de a poco en la ficción, para mostrar la relación entre una madre y sus hijas en una familia interracial”, dijo Hama-Brown, quien también contó que el agua está muy presente en la película como un simbolismo: “tiene que ver con la vida de la comunidad japonesa en Canadá, porque ellos siempre usaron al agua como medio de vida, y después fueron forzados a dejar las costas de su país para irse a vivir alejados de ella y en otro lugar”.

En la Competencia Latinoamericana, tuvo su primera función “Otro sol”, del director chileno Francisco Rodríguez Teare, con un relato laberíntico que es al mismo tiempo la reconstrucción de un enigma. Todo ello con el desierto de Atacama de fondo, un lugar tan maravilloso como hostil, que guarda en su inmensidad marcas y señales de cuerpos olvidados, perdidos, como tesoros inhallables.

Dos películas que integran la Competencia Argentina tuvieron su primera función el día de hoy. La primera de ellas fue “Elda y los monstruos”, de Nicolás Herzog, sobre la figura de Elda, que quiere convertirse en una estrella de rock. Cuando no está cantando sobre un escenario, ella es Diego Detona, un profesor que vive con su familia en Concordia y que tiene ciertas dudas sobre su transición. En la presentación, además de su director, estuvo presente su protagonista, Diego Detona, junto al elenco.

Luego se realizó el estreno mundial de “Los tonos mayores”, de Ingrid Pokropek, en la que, como consecuencia de un accidente, a Ana deben colocarle una prótesis metálica en uno de sus antebrazos. Durante sus vacaciones de invierno, advierte algo extraño: como si su brazo fuese una antena, empieza a recibir mensajes en código morse. Fue presentada por su directora, junto a la protagonista, Sofía Clausen, y el equipo técnico.

“Orlando, ma biographie politique”, de Paul B. Preciado, se estrenó en la Competencia Estados Alterados para contar las historias de un diverso grupo de personas trans y no binarias que le ponen el cuerpo a la novela de Virginia Woolf Orlando, la biografía, para, al mismo tiempo, ser hablados por ella. Las diferencias entre documental y ficción, cine y literatura, puesta en escena y testimonio, se revelan como arbitrarias y se diluyen mientras los nuevos Orlandos reclaman su derecho a una voz propia y a una existencia libre y plena.

En la sección Súper 8/16 mm —que investiga las posibilidades infinitas de los formatos fílmicos de paso reducido— se proyectaron las películas dirigidas por Marta Minujín, Leandro Katz, Elda Cerrato, David Lamelas y Narcisa Hirsch, quienes participaron de la vibrante escena porteña que tuvo al Instituto Di Tella y al Centro de Arte y Comunicación (CAyC) como plataformas de acción y enclaves de la vanguardia conceptual entre los años 1960 y 1970. En la presentación, estuvieron presentes la codirectora de la Filmoteca Narcisa Hirsch, Daniela Muttis, y el realizador Leandro Katz.

El foco Cine y Cómics - Primera parte, contó con la función de “Un homme est mort”, del director francés Olivier Cossu, que transcurre en el año 1950, en la ciudad de Brest, en la que los obreros que trabajan en la reconstrucción de la ciudad, en huelga, reclaman mejores condiciones salariales. Pero la policía reprime las manifestaciones con violencia y un joven trabajador, Édouard Mazé, es asesinado.

La proyección especial de la jornada fue “Mar del fondo”, de Oriana Castro, que fue presentada por su directora; en tanto que en Panorama argentino, se pudo ver la nueva película de Javier Macipe, “La estrella azul”.

Por la noche, fue el turno de la sección Hora Cero, que tuvo dos funciones: “Where the Devil Roams”, de John Adams, Toby Poser y Zelda Adams; y “Yannick”, la primera de las dos películas del director Quentin Dupieux que integran esta sección y que se trata de una comedia que en buena parte es hilarante y, en otra, incómoda y provocadora.

El sexto día de proyecciones del Festival cerró con la sección Banda Sonora Original (BSO), en la que se proyectó Mutiny in Heaven: Nick Cave’s The Birthday Party, de Ian White —función que cuenta con el apoyo de la Embajada de Australia—, documental sobre The Birthday Party, una de las bandas más feroces de fines de los 70 y principios de los 80.

En las Actividades Especiales, se realizó el panel Cómo filmar en familia y no morir en el intento: Toby Poser y los otros Adams, en la que la matriarca de los Adams, Toby Poser, expuso sobre su propia experiencia filmando con su marido e hijas, con quienes también tiene una banda de rock.

También se presentó el libro Cuadernos FEISAL 2 - Apropiaciones estéticas latinoamericanas, el segundo de la colección de los Cuadernos FEISAL, en el que se reúnen artículos de docentes e investigadores de las escuelas que integran la Federación de Escuelas de la Imagen y el Sonido de América Latina (FEISAL). El panel estuvo integrado por el director de la publicación, Héctor Kohen; la historiadora Lucía Rodríguez Riva; y fue moderado por el presidente de FEISAL, Esteban Ferrari.

'Robot Dreams', del bilbaíno Pablo Berger, en Mar de Chicos y Chicas