<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
martes. 06.12.2022
PSICOLOGIA POSITIVA

Juicio, pensamiento crítico y mentalidad abierta

 
Captura

El juicio o pensamiento crítico es una fortaleza que nos da la capacidad de pensar en profundidad y tomar decisiones considerando todos los puntos de vista. Nos ayuda a no precipitarnos a tomar conclusiones prematuras, a ser capaces de cambiar de opinión al recibir nuevas evidencias y a considerar cada nueva evidencia justamente.

En los antecedentes históricos en el siglo XX, los primeros investigadores del concepto de mentalidad abierta fueron John Dewey (1933) y Selz (1935). Las ideas de Dewey acerca de la mentalidad abierta, conceptualizada como un pensamiento flexible y crítico, influyó en muchos psicólogos americanos, tanto directa como indirectamente, especialmente en Peterson y Seligman. La mentalidad abierta es la disposición a la búsqueda activa de evidencias, pese a las creencias que tiene los otros. Es el pensamiento flexible que permite obtener respuestas o soluciones alternativas a las situaciones, está capacidad viene dada por la habilidad de poder elegir diversas alternativas, cuando se tiene en cuenta los diferentes puntos de vista, para realizar la evaluación de la mejor solución.

El juicio o pensamiento crítico es una fortaleza que nos da la capacidad de pensar en profundidad y tomar decisiones considerando todos los puntos de vista

Además, estos autores consideran que los individuos con una fuerte mentalidad siguen el siguiente patrón:

• Abandonan las creencias previas y presupuestas para establecer sus propias creencias según las evidencias, esto es considerado como un signo de un carácter fuerte.

• Deben tener en consideración lo que va en contra sus creencias.

• Las creencias deben ser revisadas en respuesta de las nuevas evidencias.

La mentalidad abierta es la disposición a la búsqueda activa de evidencias, pese a las creencias que tiene los otros. Es el pensamiento flexible que permite obtener respuestas o soluciones alternativas

También consideran que este tipo de individuos pueden estar en desacuerdo con los enunciados siguientes:

• El hecho de cambiar los pensamientos es signo de debilidad.

• La intuición es la mejor guía cuando se tomas decisiones.

• Es muy importante preservar las creencias aun cuando la evidencia nos lleva a estar en contra de ellas.

• No se debe desatender la evidencia que está en conflicto con la creencia establecida. Ser una persona con mentalidad abierta no implica que uno sea indeciso o incapaz de pensar por sí mismo. Después de considerar varias alternativas una persona con pensamiento crítico puede afirmar que está en una posición y que actúa coherentemente. Lo opuesto a la mentalidad abierta es el sesgo de aquellos que prefieren y buscan la evidencia en sus primeras impresiones, y realizan una evaluación a partir de ello.

Ser una persona con mentalidad abierta no implica que uno sea indeciso o incapaz de pensar por sí mismo

Dentro de los beneficios del recurso de mentalidad abierta mencionan que:

• Estas personas se resisten más, a las sugerencias y a las manipulaciones de los otros.

• Son menos propensos a cambiar y a convencerse de las opiniones de los otros.

• Son más capaces a predecir como los otros van a actuar y son menos propensos a la generalización.

• Tienen una habilidad que va más allá de los roles o de los estereotipos de la sociedad. • Tienen la capacidad de seleccionar la información que sigue a sus creencias

Los investigadores sugieren que las personas presentan más este rasgo cuando no están bajo presión, ya que en condiciones de presión se es menos crítico. Las personas actúan más con este rasgo cuando creen que están tomando una decisión importante ya que habrán analizado los pros y los contras, así como buscar y retomar otros puntos de vista. Por otra parte, tienen la capacidad de mantener sus principios y poder aprender de las otras cosas que no saben o que no pueden entender sin desvalorar lo que no saben. En otras palabras, es la capacidad de cambiar los pensamientos, en función de las evidencias de las que se disponen, y se caracteriza por ser un pensamiento flexible y crítico.

Tienen la capacidad de mantener sus principios y poder aprender de las otras cosas que no saben o que no pueden entender sin desvalorar lo que no saben

Diversos estudios, sugieren que la capacidad de mentalidad abierta aumenta con la edad y la educación. Los datos son inconsistentes en cuanto al rol de los eventos significativos de la vida para el aumento o la disminución inmediata de la mentalidad abierta. Hay poca evidencia de las diferencias debidas al género a menos que las tareas de pensamiento específicas exijan un razonamiento matemático, en este caso, los hombres realizan mejor la tarea que las mujeres. En cuanto a las diferencias por nivel cultural no se tiene información. Otros enfoques se han centrado en las diferencias culturales, en cuanto a los estilos cognoscitivos relacionados con la mentalidad abierta, encontrando que los miembros de las culturas colectivistas tienen más mentalidad abierta que los de culturas individualistas.

Siguiendo a Habermas y en palabras Hawes, el pensamiento crítico se desarrolla desde tres vertientes: como producto, como práctica y como praxis. Desde nuestra investigación destacamos, con especial interés, aquellas características que hacen referencia a la práctica y a la praxis. El pensamiento crítico como producto tiene como propósito controlar el entorno de acuerdo con criterios redefinidos que responden a una práctica mecanicista de la educación; el pensamiento crítico como práctica implica la comprensión del mundo y se asocia a una visión humanista de la educación. Así mismo, como praxis supone el desarrollo de una conciencia crítica orientada a la emancipación y a la autonomía del individuo y a la mejora de la comunidad. Supone una aproximación al conocimiento de manera dialógica y cooperativa y corresponde a un planteamiento socio constructivista de la educación.

Diversos estudios, sugieren que la capacidad de mentalidad abierta aumenta con la edad y la educación, y con las culturas colectivistas frente a culturas individualistas

A partir de lo reseñado anteriormente, entenderemos como mentalidad abierta la capacidad de pensar las cosas con detenimiento, de forma crítica y flexiva, y analizar las situaciones desde varios puntos de vista. Es decir, como la tendencia a la búsqueda de diversas estrategias que favorecen los planes de acción, los objetivos, y las metas, así como realizar una evaluación sopesada de los resultados que se podrían obtener. Además, estos comportamientos elegidos deben ser adaptativos y hacer una contribución positiva a la propia vida y a la de los demás.

Por último, compartir esta reflexión de René Descartes: “La razón o el juicio es la única cosa que nos hace hombres y nos distingue de los animales”.

Juicio, pensamiento crítico y mentalidad abierta