#TEMP
martes. 05.07.2022
qatar 4
Doha. (Foto: Pixabay).
  1. Geografía y clima
  2. Su población
  3. Su economía
  4. Su historia


El territorio de Catar está compuesto por la península homónima situada a su vez al este de la Península Arábiga, en el golfo Pérsico y de algunas islas próximas a su costa. Su ubicación geográfica dentro de la rica cuenca petrolífera del golfo Pérsico le confiere gran importancia estratégica. Limita al sur con Arabia Saudí y la Unión de Emiratos Árabes.

Geografía y clima

La geografía catarí abarca 11.586 km2. La península se extiende por unos 160 km al norte hacia el golfo Pérsico desde la Península Arábiga. Su anchura va desde 55 km a 90 km. La superficie es principalmente llana, siendo el punto más elevado a 103 metros.

Destacan sus terrazas de sal en la costa, las formaciones elevadas de piedra caliza, el llamado anticlinal de Dukhan a lo largo de la costa oeste debajo de la cual se encuentra el campo petrolífero de Dukhan y las enormes dunas de arena, que rodean Khawr al Udayd, que es una ensenada del golfo en el sudeste conocido como el mar interior. El suelo de Catar es rocoso y arenoso, con escasos desniveles; en la costa abundan los escollos coralinos.

De todas las islas pertenecientes a Catar, Halul es la más importante. Se encuentra a unos 90 km al este de Doha y se emplea como zona de almacenamiento y como terminal de carga del petróleo situado en plataformas fuera de la costa. Las islas Hawar en la costa oeste, son objeto de disputa territorial entre Catar y Bahréin. No posee ni ríos ni lagos.

Qatar 1

El clima es desértico, cálido en los meses de verano, en que la temperatura puede alcanzar los 49º C. Las lluvias se producen en invierno y en esta época la temperatura oscila entre 10º C y 20º C. Los peligros naturales incluyen tormentas de arena, tormentas de polvo y neblinas. La humedad es muy alta con una media de 90% en verano y se producen frecuentes tormentas de arena que son muy molestas e impiden salir a la calle.

El clima de Catar es durante medio año implacable. De mayo a septiembre las temperaturas alcanzan una media de 35º, aunque tampoco es extraño poder llegar a los 50º. Las precipitaciones son muy escasas, no más de cuatro días al año, pero suficiente para colapsar el país porque las infraestructuras no están preparadas para la lluvia.

El aire en Catar es de los más contaminados del mundo, por las partículas de polvo en suspensión, así como por los efectos secundarios del sector de la construcción. Los meses invernales son mucho más suaves, con noches agradables, incluso frescas, y algún otro día lluvioso, sobre todo en los meses de diciembre y enero.

Su población

Su población es de 2.600.000 habitantes. La densidad poblacional es muy elevada con 248,2 h / Km2. Su esperanza de vida es elevada pasando de los ochenta años. Su capital Doha tiene una población de unos 2.382.000 habitantes, Al-Wakrah con 35.000 h. y Umm Said con 20.000 h.

Casi todos los Cataríes son musulmanes. Además de los árabes nativos, hay muchos extranjeros que trabajan en la industria petrolera del país. El árabe es el idioma oficial, pero el inglés es hablado también con fluidez por prácticamente la totalidad de la población.

La población Catarí solo conforma el 20% de los habitantes del país. La mayoría son trabajadores extranjeros venidos de la India, Irán o países norteafricanos. Los inmigrantes occidentales gozan de un elevado nivel de vida, pero no participan en la política del país.

Desde que la explotación petrolera permitió a Catar enriquecerse, la mayor parte de la población, antes constituida por beduinos nómadas, se ha vuelto urbana. Cerca del 90% de los Cataríes residen en Doha, la capital, o en sus afueras. Esta migración ha provocado la despoblación de los pueblos del norte.

Qatar 2
Distrito comercial de Doha (Wikipedia)

Los habitantes de Catar descienden de los naturales de la península arábiga. Muchos Cataríes de diversas tribus emigraron a Catar en el siglo XVIII para escapar de las duras condiciones de las zonas vecinas de Nejd y al-Hasa-Hasa. Algunos descienden de las tribus de Omaní. Los trabajadores extranjeros con estado temporal de residencia hacen crecer la población.

Por siglos, las fuentes principales de riqueza eran la pesca, el cultivo de perlas y el comercio. Contemporáneamente, los Cataríes poseyeron casi la mitad de la flota pesquera del golfo Pérsico. Con la gran depresión del año 1929, el cultivo de perlas en Catar declinó drásticamente.

La educación es obligatoria y gratuita para todos los residentes de 6 a 16 años de edad. Catar tiene una cifra de alfabetización cada vez más alta.

Los cataríes son partidarios de la interpretación wahabita del islam sunita. No obstante, las mujeres no están obligadas a llevar velo y tienen derecho a poseer permiso de conducir. Los inmigrantes cristianos gozan de libertad de culto, pero no están autorizados a promover el cristianismo.

El islam como vemos es la religión predominante y es profesada por el 77,5% de la población de Catar. Los musulmanes suníes representan el 98 % de la población musulmana. La mayoría de los no ciudadanos son musulmanes sunitas o chiitas, cristianos, hindúes, budistas. La mayoría de los trabajadores extranjeros y sus familias viven cerca de los principales centros de empleo.

La comunidad hindú es casi exclusivamente india, mientras que los budistas son del sur, sudeste y este de Asia. La mayoría de los bahá'ís provienen de Irán. La religión no es un criterio para la ciudadanía, de acuerdo a la Ley de Nacionalidad.

No hay grupos de misioneros extranjeros que operen abiertamente en el país, ​pero en el año 2008, el gobierno permitió algunas iglesias para celebrar misa. En marzo del año 2008, la catedral católica de Nuestra Señora del Rosario fue consagrada en Doha.

islas artificales doha pixabay
Islas artificiales de Doha (Foto: Pixabay)

Su economía

En los pocos oasis existentes en Catar se cultivan dátiles, incienso y mirra. La pesca está muy desarrollada y parte de las capturas se exportan. El cultivo de ostras perlíferas es una actividad destacada dentro de este sector.

El ganado, caprino y ovino, es nómada. La principal riqueza del país la proporciona la extracción de petróleo y gas natural, que ha generado un considerable desarrollo de la industria petroquímica y, en consecuencia, un avance en la construcción de obras públicas.

La mayoría de los productos alimenticios deben importarse al país y, por lo tanto, los ciudadanos confían en las buenas relaciones con sus países vecinos. Catar, sin embargo, es un país muy rico debido a los grandes recursos minerales como el petróleo y el gas natural. Catar tiene la tercera mayor reserva de gas del mundo.

Antes del descubrimiento del petróleo, la economía de Catar se centraba en la pesca y la recolección de perlas. Debido a la precaria y débil economía, Catar se vio obligada a marcar con un punzón las diferentes monedas extranjeras para permitir su circulación en toda la región durante el siglo XVIII e inicios del XIX.

Las monedas llevaban una marca circular que contenía una cabra y la inscripción en árabe de Catar. Se conocen piezas españolas, francesas, austriacas y rupias indias con esta extraña marca.

El descubrimiento de las reservas de petróleo, en los años de la década de 1940, transformó completamente la economía de la nación. Ahora los Cataríes tienen un alto nivel de vida con muchos servicios sociales para sus ciudadanos y todas las comodidades del mundo.

banco central qatar
Banco Central de Qatar.

El ingreso nacional de Catar se debe mayoritariamente de las exportaciones de petróleo y de gas. Las reservas de petróleo del país están estimadas en 15 millardos de barriles unos 2.4 km³, las cuales deberían durar al menos 37 años más.

Las reservas estimadas de gas natural son casi 26 billones de metros cúbicos, aproximadamente el 14 % del total mundial. La riqueza y nivel de vida de los cataríes son comparables a las de naciones de Europa occidental. Catar tiene el PIB per cápita más alto del Mundo.

Catar ha experimentado un rápido crecimiento económico durante los últimos años, debido principalmente al alto precio del petróleo y sus derivados. La política económica se centra en el desarrollo de actividades no asociadas a la explotación de las reservas de hidrocarburos, además de fomentar y aumentar la inversión privada y extranjera en sectores no energéticos.

Pese a ello, el petróleo y el gas siguen siendo responsables de más del 50 % del PIB, aproximadamente el 85 % de los ingresos de exportación, y el 70% de los ingresos del Estado.

Hasta el año 2016, los trabajadores migrantes están sujetos a la Kafala. Esta forma de relación laboral puede ser similar a una sujeción, en la que el empleado no tiene derechos, estando bajo la supervisión de un padrino, generalmente su empleador.

La cobertura mediática internacional de las duras condiciones de trabajo en las obras de construcción, especialmente en los estadios que se están construyendo para la Copa del Mundo de Fútbol de 2022, llevó al Emirato a emprender algunas reformas. La Kafala está oficialmente abolida y está prohibida la continuación del trabajo cuando la temperatura supere los 40 grados.

Sin embargo, los sindicatos siguen estando prohibidos, el Ministerio de Trabajo tiene pocos inspectores para hacer cumplir la ley y las sanciones con una multa de 400 euros, no son muy disuasorias. Los empleados difícilmente pueden arriesgarse a llevar sus casos a los tribunales. Una ama de llaves que denunciara un abuso, podría ser deportada fácilmente.

El abogado egipcio Adnan Fayçal señala que “Catar, al igual que sus vecinos, es más sensible a las leyes del mundo anglosajón. El Estado es un simple árbitro, un regulador de las relaciones dentro de la empresa. En ausencia de sindicatos, que están prohibidos, es un paraíso para los empresarios”.

Su moneda es el rial Catarí que mantiene un tipo de cambio fijo con el dólar americano,

Su historia

La península de Catar participó desde la antigüedad en el activo comercio del golfo entre Mesopotamia y la India. Islamizada en el siglo VII d.C. en la época del califato de Bagdad.

Para entonces Catar ya había obtenido su autonomía, que mantuvo hasta el año 1076, cuando fue conquistada por el emir de Bahréin. A partir del siglo XVI, tras una breve ocupación portuguesa, el país vivió una etapa de gran prosperidad debido al desarrollo de la pesca de perlas, que atrajo a varias tribus de Arabia.

Instaladas en la costa, bajo la jefatura de la familia Al Thani. Esta familia consiguió unificar políticamente el país en el siglo XVIII, aunque tributario de Bahréin. El proceso de independencia iniciado en el año 1851 por el jeque Mohamed y su hijo Jassim, culminó en el año 1868 con la mediación inglesa que obtuvo de los Al Thani la renuncia a la guerra a cambio de garantizar su integridad territorial.

Los sultanes turcos temiendo la penetración inglesa nombraron a Jassim Al Thani gobernador de la provincia de Catar y, con ese pretexto, instalaron una pequeña guarnición militar en Doha.

Ni Catar ni Inglaterra se preocuparon mucho con esa formal afirmación de soberanía. La guarnición se mantuvo hasta la I Guerra Mundial, sin afectar la influencia británica en la región.

El precio internacional de las perlas descendió en el año 1930, cuando los japoneses inundaron el mercado mundial con perlas cultivadas mucho más baratas. Esto obligó al gobierno del shaij Abdullah a vender los derechos de prospección y explotación del petróleo en todo el país y sus aguas territoriales durante setenta y cinco años a cambio del cobró de 400.000 libras.

La Anglo-Iraní Oil Co. encontró petróleo en el año 1939, pero la producción comenzó después de la II Guerra Mundial, atrayendo a otras compañías que compraron arte de la concesión. El jeque Ahmad ibn Ali Al Thani logró para su cuenta personal, por concepto de rentas petroleras y aduaneras, unos quince millones de libras.

Al poco tiempo, Ahmad fue derrocado por su propia familia, que impuso como nuevo monarca a su primo Khalifa, encomendándole remover los elementos que se oponen al progreso y la modernización del país.

El jeque Khalifa creó el Consejo de Ministros y un Consejo Asesor ara compartir la responsabilidad de su poder absoluto y prometió justicia social y estabilidad. Redistribuyendo rentas petroleras, suprimió impuestos y estableció la gratuidad en la atención médica y la enseñanza.

qatar 3

Su mejor logró fue la subvención y promoción de actividades productivas no petroleras, expresadas simbólicamente en una primera exportación de tomates al iniciar su mandato.

Para reducir la dependencia de un solo producto, se impulsó además la pesca, se aceleró la industrialización y se aprovechó la posición estratégica para brindar servicios comerciales y financieros a la región.

Gran parte de los excedentes financieros se invirtieron en Europa y Estados Unidos, se estimaba que los ingresos provenientes de esta exportación de capital igualarían a los obtenidos por el crudo en el año 1980. Se buscaba con ello asegurar el futuro de Catar cuando el petróleo se agotara.

Se creó en el año 1972 una empresa estatal, la Catar Petroleum Producting Authority y en febrero del año 1977 se completó la expropiación de las instalaciones petroleras extranjeras.

La expansión económica requirió de una intensa inmigración de técnicos y trabajadores extranjeros. Se estima que el 60% de su población activa total es extranjera. Para evitar una transformación profunda de la cultura local, el gobierno promovió con preferencia la inmigración desde países árabes.

Desde el año 1981, junto con Bahréin, Kuwait, Omán, los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita, Catar forma parte del Consejo de Cooperación del Golfo, que coordina las actividades del área en materia política, económica, social, cultural y militar.

Siguiendo los alineamientos con la OPEP, en el año 1982, el país redujo su producción petrolera en un 25%, con lo que disminuyeron las exportaciones y se frenó la expansión industrial. No obstante, Catar poseía una fábrica de acero en el centro industrial de Umm Said, que producía unas 450.000 toneladas al año, así como una planta procesadora de gas líquido.

El gobierno también decidió continuar con un proyecto de seis mil millones de dólares de inversión para la obtención de gas, con fines energéticos y desalinización.

En abril del año 1986. Estalló un conflicto entre Bahréin y Catar por la isla artificial de Fasht ad.Dibal. El Consejo de Cooperación del Golfo debió mediar para solucionarlo. Decenas de militares franceses fueron reclutados y bajo el uniforme de Catar participan desde entonces en la defensa del emirato.

El gobierno restableció las relaciones diplomáticas con Egipto en noviembre del año 1987, que se habían roto cuando este país firmara los acuerdos de Camp Davis con Israel.

Qatar 5
Qatar 5

En marzo del año 1991, tras la invasión iraquí de Kuwait, el Consejo de Cooperación del Golfo suspendió la ayuda a Jordania y a la OLP. Ese mes, Egipto, Siria y los seis países miembros del Consejo de Cooperación del Golfo firmaron en Arabia Saudita un acuerdo con Estados Unidos que proyectaba una estrategia militar común, mecanismo para evitar la proliferación de armas, la aceptación de un territorio de paz por parte de Israel, y un nuevo programa económico de desarrollo de la región.

En septiembre del año 1991, Catar inauguró el yacimiento de gas natural offshore de North Field. Se convirtió así en un gran productor de gas con unas reservas estimadas de más de diez billones de m3, que representa el 5% del total mundial.

A finales del año 1991, Catar y Bahréin se vieron nuevamente enfrentados, esta vez por la posesión de la isla Hawar y, particularmente, los subsuelos de Dibval y Qitat, potencialmente ricos en petróleo.

En julio del año 1995, el príncipe heredero Hamad ibn Khalkifal Al- Thani derrocó a su padre, y se convirtió en emir de Catar y prometió intensificar los esfuerzos para resolver las disputas territoriales con Arabia Saudita y Bahréin.

Una iniciativa personal del emir creó en el año 1996 la cadena de televisión Al- Jazeera, que tuvo un éxito inmediato de audiencia en los países del Cercano Oriente por su sesgo pro árabe y pro musulmán, y por la difusión de hechos ignorados por las grandes cadenas occidentales y las amordazadas televisiones estatales.

Catar congeló sus relaciones diplomáticas con Israel en el año 1997, pero, como parte del proceso de paz, ofreció su capital como Sede de la Conferencia Económica de Medio Oriente y de África del Norte, a realizarse en noviembre.

En octubre, el jeque Abdullah ibn Khalifa al- Thani fue designado primer ministro, cargo ocupado hasta entonces por el emir Hamad.

En noviembre de 1998, se dio a conocer el proyecto de reforma constitucional que preveía la creación de un Parlamento electo por voto directo. En las elecciones de marzo del año 1999, se permitió, por primera vez, el voto a las mujeres. Ninguna de las seis candidatas a cargos locales resultó elegida.

El emir estimuló la crítica a la actitud norteamericana respecto a Iraq y medio en la querella de los Emiratos Árabes Unidos, que reprochaban a Arabia Saudita y otros países del Consejo de Cooperación del Golfo el progreso de sus relaciones con Irán, mientras ellos mantenían disputas territoriales con ese país.

Los responsables de un intento de golpe de Estado en el año 1996 fueron condenados a cadena perpetua en febrero del año 2000. Entre ellos se encontraba el primo del emir, el jeque Hamad ibn Jassem AlThani.

Catar solucionó sus problemas fronterizos con Bahréin y Arabia Saudita en marzo del año 2001. La Corte Internacional de Justicia de La Haya dio a Bahréin la posesión de la isla de Hawar y a Catar la ciudad de Zubarah. Arabia Saudita y Catar firmaron un acuerdo que delimitaba su frontera de 60 km de mar y tierra.

La Corte de Apelaciones impuso en mayo del año 2001, condenas a muerte para Hamad ibn Jassem al-Thani y otros dieciocho acusados del intento del golpe del año 1995. Catar llevaba una década sin aplicar la pena de muerte.

Durante el bombardeo norteamericano de Afganistán en el año 2002, Estados Unidos instalaba en Catar su mayor centro de operaciones en el Golfo, Al Jazeera era, la única cadena autorizada por el talibán para emitir en las zonas bajo su control y divulgaba mensajes de propaganda y la amenaza de Osama Bin Laden.

La historia de los últimos años de Catar es de todos conocidas Un país con grandes medios económicos donde una minoría vive de forma extraordinaria, pero la desigualdad social centrada en el mundo del trabajo produce un auténtico escándalo. Esperemos que está situación se vaya mejorando y que la riqueza llegue a todas las partes del país.

Qatar 6
Foto Pixabay

Catar, la exuberancia económica y la desigualdad social