lunes. 04.03.2024
ferreiro_foto_victor_moreno (1)
Fotos Víctor Moreno.

Vicente I. Sánchez | @Snchez1Godotx

Otra noche muy especial dentro del ciclo de conciertos que está organizando el Festival Noches del Botánico, en este caso de la mano de Iván Ferreiro. Con todas las entradas vendidas, el artista gallego se presentaba en Madrid para presentar su nuevo disco "Trinchera Pop" (2023), un álbum que ha recibido muy buenas críticas y que tiene el potencial suficiente para convertirse en uno de los trabajos más importantes de su carrera. No obstante, estaba por verse si este nuevo disco, que combina la fuerza y emotividad de sus letras con el pop más nostálgico (también incluye algunos temas más electrónicos), tenía la fuerza suficiente para sostener todo un concierto.

Puntualmente, a las 22:15, salió a escena Iván Ferreiro acompañado de toda su banda y con muchas ganas de darlo todo en el escenario. El tema escogido para dar comienzo fue "Canciones para no escapar", quizás uno de los temas más potentes de su Trinchera Pop y que más está sonando en las radios. Fue un comienzo acertado para una canción que sabe conectar muy bien con el público y que tiene estrofas que dejan muy claro el espíritu rebelde y pop del artista gallego: "Vivir grabando en las trincheras de la canción, puede que te dé problemas o puede que sientas que no".

Con el ambiente caldeado, Ferreiro nos dijo que hoy venían con un repertorio muy emocionante (recalcó varias veces la palabra "emoción") basado en las canciones de Trinchera Pop, aunque también reconoció que quizás no fuera el más adecuado. Continuó con lo que posiblemente sea el mejor tema de su nuevo disco, "La humanidad y la tierra", canción que en el álbum canta con Tanxugueiras, pero que en solitario suena con la misma fuerza y ritmo. Ferreiro, en ese momento, levantó a todo el público al ritmo de un tema que, aunque es pronto para saberlo, parece que será uno de los más demandados de su repertorio.

El problema es que, aunque Trinchera Pop es un buen disco, a día de hoy no tiene la fuerza necesaria para sostener el peso de todo un concierto. Esto empezó a notarse con canciones buenas, aunque menos efectivas, como "Dejar Madrid" o "Pinball". Estos momentos fueron rápidamente contrarrestados por el Iván Ferreiro más nostálgico, como su canción "M" de su etapa en Los Piratas. Ante alguna bajada de ritmo, el propio Ferreiro reconoció que habían considerado tocar "Turnedo" al principio para quitársela de encima, aunque lo cierto es que su emblemático temazo no sonaría hasta los minutos finales del concierto. No hace falta decir que fue la canción con más participación del público durante la noche.

Pero Iván Ferreiro tiene demasiada experiencia en el escenario como para que un concierto se le escape, y cuando era necesario dejar a un lado Trinchera Pop, el exlíder de Los Piratas interpretó el temazo "El equilibrio es imposible". Esta canción se encuentra entre las favoritas, no solo de su repertorio, sino también de la historia reciente del indie pop.

Con el público entregado, llegó la gran sorpresa de la noche cuando Ángel Stanich se unió en el escenario para cantar a dúo "El Pensamiento circular". El también conocido como "El ermitaño del pop" clavó la melodía y fusionó a la perfección el ritmo de la canción con la voz de Ferreiro. Sin duda, fue el gran momento de la noche. Y así, canción tras canción, durante casi dos horas, Iván Ferreiro demostró porqué es uno de los más queridos sobre el escenario.

El sabor final fue el de un gran concierto en honor a un disco que, aunque no es completamente redondo, sí tiene algunas canciones que pueden convertirse en clásicos de su repertorio. Solo así se entiende que su última canción fuera "En las trincheras de la cultura pop". Un tema que es más que una canción, es un himno, una forma de vida.

Iván Ferreiro, una noche en su Trinchera Pop