lunes. 15.07.2024
AVENTURA_LIBRO

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Francisco Nieto |

El objeto libro (pero el libro no es un objeto como cualquier otro) puede abordarse desde diferentes ángulos: técnico (fabricación, distribución) o histórico (del papiro al papel, de la calame a la rotativa). También hay libros que tratan de su destrucción (mediante incendios, bombardeos o incendios) y libros sobre las profesiones literarias (autor, bibliotecario, librero, crítico literario, ilustrador, editor, etc.).

El abanico es amplio y estas obras suelen estar escritas por especialistas dirigidas a adultos que ya tienen un vínculo con el mundo del libro. Ahora nos llega una novedad en forma de libro infantil donde se habla de lo que las autoras denominan “el backstage de la edición”. El placer de su lectura comienza nada más abrir este espléndido álbum documental, cuidado hasta el más mínimo detalle, prueba palpable de un exitoso trabajo colaborativo.

Este álbum infantil se lo debemos a Stéphanie Vernet, autora, y a Camille de Cussac, ilustradora, quien también es autora de algunas de sus producciones

Este álbum infantil se lo debemos a Stéphanie Vernet, autora, y a Camille de Cussac, ilustradora, quien también es autora de algunas de sus producciones. De Stéphanie no se ha publicado ninguno de sus títulos en nuestro país, destacando en Francia el titulado Matt Smith, à la croisèe de 2 mondes, mientras que de Camille tampoco tenemos constancia de que se haya publicado otra de sus obras. Citamos algunas en francés: De l’importance de savoir rebondir y Animaux sans queue ni téte.

Este libro es una pura maravilla. Hay que aplaudir el arduo trabajo de la autora y también de la ilustradora. Todo parece sencillo, pero este relato que nos explica de manera harto detallada todos los aspectos relativos a la la industria del libro tiene mérito tan solo por su mera existencia.

Ambas artistas nos presentan un texto conciso, rico y fragmentado. Algo que podría parecer sesudo dada la materia a explicar se convierte en digerible e incluso divertido de leer. Los dibujos son agradables y tienen un estilo que debería atraer a los más jóvenes. Los cuadros de texto y los fondos de colores son a su vez una muy buena idea.  Las profesiones literarias en este álbum que se van desgranando sucesivamente son: el autor, el editor, el ilustrador, el diseñador gráfico, el representante, el impresor, el librero, el crítico literario, el bibliotecario y los lectores.

la_gran_aventura_libro_portada

Cada retrato se distribuye en cuatro páginas: la primera doble página ofrece una presentación general de la profesión; el segundo, a partir de una ilustración del despacho o lugar de trabajo de la persona, retoma las herramientas esenciales de la profesión y explica su importancia, mezclando inteligentemente anécdotas e información.

¿Cuánto tiempo puede durar el recorrido de un libro desde la presentación del manuscrito al editor hasta su venta en las librerías? El libro da respuesta exhaustiva a esta u otras cuestiones, e incluso aclara dudas del tipo ¿cuál es la diferencia entre un ilustrador y un diseñador gráfico?

Pequeños textos cortos que nos enseñan mucho, por ejemplo, ¿sabes qué pasa con las obras que no se venden?. Pues se reciclan para volver a fabricar papel que se utilizará para hacer nuevos libros, por lo que podemos decir que cada nueva obra así reconstituida es una especie de palimpsesto.

Este libro quizás despierte vocaciones por alguna de las profesiones descritas, empezando por la de ilustrador, porque esta obra incluye numerosos dibujos en color de estilo moderno.

Debido a su sólida encuadernación y a los textos bastante breves, este libro se adapta bien a un público muy joven que desee adquirir unos primeros conocimientos técnicos del mundo del libro. Pero desde luego también puede interesar a  personas más mayores, y como regalo luce ideal.

La gran aventura del libro. El backstage de la edición