lunes. 24.06.2024
libro_solitario 1

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Francisco Nieto |

Voces propias (own voices) es una categorización que surge gracias a Corinne Duyvis cuando, en 2015, creó el hashtag para pedir y dar recomendaciones de literatura infantil con personajes de identidades minoritarias escritos por autores de esa misma minoría.

Esta novela que, paradójicamente, viene escrita en verso se podría encuadrar dentro de esta categoría, y trata sobre un libro solitario, una librería mágica y algunos personajes que aprenden a aceptarse a sí mismos tal como son. Uno de los raros libros de grado medio que tiene una persona no binaria entre los personajes principales.

Annie vive con sus dos madres y su hermana mayor Charlotte encima de una librería que sus madres dirigen juntas. Todas las mañanas, cuando abren la tienda, hay una pila de libros sobre el mostrador. A lo largo del día, cuando los visitantes llegan a la tienda en busca de un libro, siempre les espera el libro adecuado en esa pila que mágicamente deja la librería. Sin embargo, un día, un libro de la pila queda sin reclamar, lo que molesta a la librería, que empieza a comportarse mal. La familia no sabe qué hacer (hay que partir de la base que nos hallamos en un espacio donde la magia campa a sus anchas).

A las complicaciones se suma el creciente aislamiento de Charlotte, las preocupaciones financieras de su madre y el propio mutismo selectivo de Annie. ¿Cómo resolverá la familia sus problemas y hará que la librería vuelva a ser feliz? La historia nos llega desde la perspectiva en primera persona de Annie.

La representación es acertada, lo que no sorprende tratándose de una autora queer que sabe de qué está hablando. Las dos madres de Annie han sido escritas de forma realista. Lo más acertado de la forma que tiene el libro de naturalizar la situación en la que vive la protagonista, es que no hay explicaciones innecesarias sobre por qué tiene dos mamás. Ella simplemente creció de esta manera, ¡y eso es todo! La verdadera inclusión significa que tales situaciones deben considerarse naturales y no necesitan explicaciones.

En este aspecto hace poco leí unas declaraciones de la directora de cine Emma Seligman, conocida por títulos recientes como Shiva Baby y El club de las luchadoras, en las que incidía precismanete en eso, que la película no tiene que tratar sobre el hecho en sí, sino que ha de estar integrado en el desarrollo argumental.

libro_solitario

Los temas destacados en la historia son sobresalientes y muy relevantes en el mundo actual. A través de los cuatro personajes, podemos ver discusiones sobre identidad de género, mutismo selectivo, salud mental, lenguaje de señas, padres del mismo sexo (e indirectamente, relaciones sáficas) y presión financiera sobre los adultos. También explora la idea de aceptarnos a nosotros mismos tal como somos en lugar de esforzarnos por ser lo que se espera que seamos, y el papel del apoyo familiar y el amor en el viaje de autoaceptación. Para ser un libro de grado medio, seguramente apunta alto y también cumple.

Nuestra narradora es Annie y ella no es el personaje no binario. Esto lo convierte en un libro LGBTQ+ inusual, porque vemos las luchas por la identidad de género a través de los ojos de una persona cis. Annie aprende más sobre géneros e identidades de género a medida que avanza la historia y los lectores aprenden junto con ella. Me encanta esta “visión externa” de la lucha de género porque el libro resulta útil no solo para los lectores que están aceptando su identidad de género, sino también para los lectores cis que quieren comprender las luchas de las personas no binarias. También muestra a los lectores cis una excelente manera de convertirse en aliados de los derechos de género.

'El libro solitario', de Meg Grehan