martes. 28.05.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Mónica Grau Seto | @monmislilith

Jugando con el nombre del detective ficticio más famoso en la literatura, el incomparable Sherlock Holmes y con el beneplácito de Hercules Poirot, nos adentramos en las aventuras de dos jóvenes estudiantes que se unirán para resolver los casos más extraños que sucedan en su escuela y entorno. Bajo los motes de Sher y de Lock están Sergio y Lorena, dos niños que aunque se detestan desde hace tiempo, verán que ambos tienen algo en común y esto es su pasión por los míticos detectives privados capaces de resolver los crímenes más complejos.

Todo empieza un día en clase, Lorena siempre prefería sentarse en las últimas mesas y de este modo podía observar a todos sus compañeros/as, pero esa mañana tuvo que sentarse en la primera fila y justo detrás estaba Sergio, el que nunca estaba quieto, siempre moviendo las piernas y jugueteando con su cubo de rubik, y les tocó preparar un trabajo conjunto. Sin esa situación seguramente nunca habrían quedado y no habrían descubierto que ambos amaban las aventuras de Sherlock Holmes.

Ambos son citados al despacho de la profesora de mates, la Srta. Guadalupe, que hace tiempo que se ha percatado de la inteligencia y dotes de observación de los dos estudiantes y les propone formar equipo, su nombre en clave es “Guadson” y trabaja para una organización secreta infiltrada en escuelas. Su primera misión será descubrir es el Misterio de los plátanos desaparecidos en el colegio, ya que alguien los está sustrayendo de mochilas y taquillas de todos los estudiantes y hasta de la propia cocina de la escuela.

Es un libro de aventuras y misterios, las ilustraciones que acompañan están llenas de detalles y el formato del libro es perfecto para llevarlo a cualquier parte

Por supuesto ser espía tiene una lista de normas a cumplir y la primera de ellas es mantener la identidad secreta, ellos deben pasar desapercibidos entre sus compañeros, preguntar y elaborar una lista de sospechosos. Al final, realizan un ejercicio de confianza mutua y madurez, dejando aparte sus diferencias y rencillas, y descubriendo que hacen muy buen equipo y juntos además pueden divertirse.

Con mucho sentido del humor la autora pone referencias a series de televisión míticas como Se ha escrito un crimen Poirot, que los más pequeños no comprenderán, pero conseguirá sacar una sonrisa a sus padres y madres.

La idea nos puede recordar a la de otras colecciones juveniles como son Agencia de DetectivesOlivia Mars, los Cazamisterios, los busca pistas o Amanda Black , y también a la famosa serie de televisión Kim Posible, que debe compatibilizar sus estudios con misiones como espía secreta. No hay nada más divertido que disfrazarse, investigar y descubrir pistas que los demás no ven a simple vista, y para ser detective y vivir aventuras no hace falta ser adulto.

Y evidentemente, este primer caso no será el último de este dúo detectivesco, ya que en junio de este año se publicará el segundo libro de la saga. Sher & Lock 2. El caso del manga desaparecido. 

Anaïs Baranda Barrios es escritora y profesora de Escritura Creativa, se especializó en Literatura Infantil y Juvenil en la Escuela de Escritores de Madrid con Chiki Fabregat y Javier Fonseca. También en la Escuela de Escritores, junto con la Universidad de Alcalá, cursó el Máster de Especialización en la enseñanza de Escritura Creativa. Licenciada también en Comunicación Audiovisual en la Universidad Complutense de Madrid. Durante muchos años ha trabajado en medios de comunicación pero su pasión por la escritura se ha convertido también en su medio de vida. En su página web ofrece cursos y tutorías sobre escritura.

Ha colaborado en uno de los relatos de Navidad de cuento (2021) y en Contigo en el cole (2022) un proyecto también conjunto en el que publica el relato “Equipo Calceta”. Sorprendió con su novela Cuando Estemos muertos (2022), luego vino el cuento Horripilantes (2023), y su libro El Hado Padrino (2023) resulto finalista en el XXX Premio Edebé de Literatura.

Por otro lado, las alegres ilustraciones son creación de la dibujante Elisa Escalera Aguilera, afincada en Canadá y graduada en la Licenciatura en Animación con Honores en Sheridan College. Uno de sus puntos fuertes es la expresividad que ofrecen sus personajes, algo que se puede observar en su sketchbook, le gusta contar historias a través de sus personajes y su trabajo se inspira en su pasión por los colores, así como por las texturas y las formas. 

Además su tesis filme de animación Inside my heart (2022) que explica con mucha delicadeza todo el proceso de embarazo y nos presenta un precioso bebe y la conexión con su madre, ha sido seleccionado en numerosos festivales de cine como Shorts Not Pants, Shockfest Film Festival, Student World Impact, Changing Face International Film Festival.

Es un libro de aventuras y misterios pensado para pequeños lectores a partir de los 7 años, por la tipología de la letra grande y clara, las ilustraciones que acompañan están llenas de detalles y el formato del libro es perfecto para llevarlo a cualquier parte. Es hora de sacar la lupa y el bloc de notas y seguir las pistas.


Descripción:

Sergio y Lorena van a la misma clase y no se soportan. Así que cuando la profe de Mates les obliga a hacer un trabajo juntos, saltan chispas. ¿Cómo pasan de ser archienemigos a crear una agencia de detectives? ¡Es un misterio!

En su primer caso, deberán averiguar por qué han desaparecido todos los plátanos del colegio. No las manzanas, las peras o las naranjas; no. Solo los plátanos. ¿Quién se los ha llevado? Y lo más importante: ¿para qué los quiere?

Ficha:

Autor: Anaïs Baranda Barrios.
Ilustraciones: Elisa Escalera Aguilera
Target de edad: A partir de 7 años.
Colección: Ficción Kids
Editorial: Molino.
Fecha de publicación: 14/03/2024
Género: Libro infantil, aventuras.

Sher&Lock, agencia de detectives. El caso de los plátanos desaparecidos