lunes. 15.04.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Pablo D. Santonja | @datosantonja

Hace más de tres décadas, una película encantadora y cautivadora llegó a las pantallas de cine y se convirtió en un ícono del romance y la comedia. "Pretty Woman", dirigida por Garry Marshall y protagonizada por Julia Roberts y Richard Gere, sigue siendo un favorito del público hasta el día de hoy, cautivando corazones con su historia de amor improbable entre una prostituta y un hombre de negocios.

Desde su estreno en 1990, "Pretty Woman" ha dejado una marca indeleble en el mundo del cine, convirtiéndose en un clásico moderno que trasciende generaciones. La película no solo capturó la imaginación del público con su encantadora historia de Cenicienta contemporánea, sino que también estableció a Julia Roberts como una de las actrices más queridas y reconocidas de Hollywood.

Sin duda es una adaptación que los fanáticos de esta película la disfrutarán, sobre todo por un elenco de voces que está a la altura del espectáculo que representa

La trama de "Pretty Woman" sigue a Vivian Ward, una joven prostituta con un corazón de oro, que es contratada por el adinerado empresario Edward Lewis para acompañarlo durante una semana de eventos sociales en Los Ángeles. Lo que comienza como un acuerdo puramente comercial se transforma en un romance inesperado, desafiando las barreras sociales y económicas que separan a los dos protagonistas.

La química palpable entre Julia Roberts y Richard Gere, combinada con el ingenioso guión de J.F. Lawton, ha sido elogiada por críticos y espectadores por igual. La película es un festín visual, con escenas icónicas como Vivian paseando por Rodeo Drive en un elegante vestido rojo, una imagen que se ha convertido en un símbolo del glamour y la elegancia.

Pero más allá de su estética deslumbrante, "Pretty Woman" también aborda temas más profundos, como la soledad, la autoaceptación y la redención. La evolución de los personajes principales a lo largo de la película, especialmente la transformación de Vivian de una joven vulnerable a una mujer segura de sí misma, añade capas de profundidad a la historia y la hace aún más conmovedora.

El musical de "Pretty Woman" también brilla con su impresionante diseño escénico y sus deslumbrantes coreografías

Estos días, la adaptación a musical de "Pretty Woman" en Madrid ha llegado a la increíble cifra de 500 funciones, y lo ha celebrado con todo aquel que quisiera con una función especial en el que se convidaba a una copa de champán y a un par de sorpresas finales en forma de tarta o concursos. Sin lugar a duda, la adaptación a musical es una recreación fiel de la película que todos tenemos en mente, con un despliegue de vestuario que se roba el protagonismo de toda la obra. Al calcar escenas de la película hace que el espectador lo sienta reconocible y cercano y por lo tanto mucho más disfrutable. Todos esperamos ansiosos el momento “ir de compras” que catapultó a la fama el tema principal de la película. No le voy a mentir que como fan del film original la obra te hace rememorar los grandes momentos de esta y te hace emocionarte a partes iguales, aunque sepas perfectamente qué va a pasar en cada momento. 

Sin duda es una adaptación que los fanáticos de esta película la disfrutarán, sobre todo por un elenco de voces que está a la altura del espectáculo que representa. Solo podemos decir que feliz 500 obras a Pretty Woman y que ojalá sean otras quinientas funciones de música y recreando momentos especiales en la cultura pop por las calles de Madrid. 

El Teatro EDP Gran Vía se convierte en el escenario perfecto para dar vida a la cautivadora trama de "Pretty Woman", captando el vibrante y glamuroso mundo de Los Ángeles, la producción transporta al público a las elegantes calles de Beverly Hills, donde se desarrolla la historia de Vivian Ward y Edward Lewis.

Pero más allá de la música y las actuaciones, el musical de "Pretty Woman" también brilla con su impresionante diseño escénico y sus deslumbrantes coreografías. Desde los lujosos escaparates de las boutiques, hasta las deslumbrantes luces de la ciudad de Los Ángeles, cada detalle está cuidadosamente diseñado para sumergir al público en el mundo de la película, con un escenario móvil y altamente modificable en riguroso directo.

Solo añadir, una vez más, que los amantes de esta película disfrutarán este musical como si fuera la primera vez que la vieran. 

Pretty woman, la cenicienta moderna