sábado. 20.04.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Vicente I. Sánchez | @Snchez1Godotx

Se ha escrito mucho sobre Manuel Blanco Romasanta, el famoso asesino en serie gallego que a mediados del siglo XIX confesó haber matado a nueve personas y, en algunos casos, haberse comido sus cuerpos. El caso fue muy popular y polémico en su época, especialmente porque se le perdonó la pena de muerte debido a sus graves trastornos mentales, alegándose que había sido diagnosticado con licantropía clínica.

Los Sueños del Lobo, con guion de Fernando Llor y dibujos de Ismael Canales, aborda este caso lleno de leyendas y medias verdades que forma historia de la España más negra. El cómic, de tapa dura y en blanco y negro, nos sumerge en la sórdida vida de Romasanta y en el juicio por asesinato al que fue sometido en Madrid. Lo novedoso de esta novela gráfica publicada por Dolmen Editorial reside en su intento de explorar la mente del asesino mediante el psicoanálisis y el hipnotismo (braidismo en este caso), con el objetivo de comprender los traumas y complejos que llevaron a Romasanta a creerse un hombre lobo sanguinario. Como se explica en el cómic, un hipnólogo francés siguió de cerca este caso para descubrir si realmente padecía licantropía y poder comprender qué tipo de trastorno sufría.

El cómic, de tapa dura y en blanco y negro, nos sumerge en la sórdida vida de Romasanta y en el juicio por asesinato al que fue sometido en Madrid

El guion de Fernando Llor juega entre la realidad y la ficción para narrar esta intrigante historia, adentrándose en la mente de un hombre profundamente perturbado y con una vida complicada. La obra aborda temas complejos, como posibles problemas sexuales derivados de su hermafroditismo, y cómo fue sometido a un juicio sin pruebas, que inicialmente resultó en la condena a muerte, pero que la reina Isabel II conmutó por cadena perpetua. Romasanta falleció años después en una cárcel de Ceuta por un cáncer de estómago.

El dibujo de Canales complementa la historia con precisión y detalle, transmitiendo de manera visceral y violenta esta narrativa entre la ficción y la realidad. Es un dibujo serio, sobrio y explícito que contribuye a crear una obra de tono muy oscuro que no oculta ni suaviza los posibles crímenes cometidos por este asesino.

Se especula sobre el rechazo y la violencia que sufrió desde niño debido a sus problemas hormonales y hermafroditismo, convirtiéndolo en un paria

El cómic se completa con un epílogo fascinante que profundiza en la figura de Romasanta, aclarando qué aspectos son ficción y cuáles realidad. Se destaca que, aunque confesó el asesinato de nueve personas, se le imputaron 13 casos sin pruebas concluyentes, resultando en una condena a garrote vil que luego no se terminó aplicando. Este caso ha sido objeto de estudio por juristas durante años, ya que la mera confesión fue suficiente para una condena influenciada por la moda del ocultismo y el espiritismo de la época.

El epílogo también explora los posibles problemas psiquiátricos de Romasanta y cómo el sensacionalismo y el morbo distorsionaron una historia ya complicada. Se especula sobre el rechazo y la violencia que sufrió desde niño debido a sus problemas hormonales y hermafroditismo, convirtiéndolo en un paria, especialmente en la Galicia rural. Son conclusiones fascinantes para una obra que lleva a cabo un profundo estudio sobre la salud mental.

Los sueños del lobo: un interesante estudio sobre la locura