lunes. 26.02.2024
despierta_corto
Fotograma.

Jaime Polo | @lovacaine

En el cortometraje "Despierta", la directora Cecilia Gessa nos invita a un viaje íntimo y revelador a través de las vidas de dos mujeres, María y Ana, interpretadas magistralmente por Mónica Bardem y Eulàlia Ramon. La historia se desenvuelve con gracia y profundidad, explorando la complejidad de la sexualidad femenina en la etapa de la vida en la que la sociedad a menudo tiende a ignorarla: después de los 60 años.

María y Ana, dos amantes que han descubierto su bisexualidad después de muchos años de matrimonio, personifican la valentía y la determinación de buscar la felicidad y la plenitud en una etapa en la que muchos consideran que es demasiado tarde para tales aventuras. Cecilia maneja este tema con una sensibilidad extraordinaria, capturando la vulnerabilidad de estas mujeres mientras se embarcan en un viaje de autodescubrimiento de su sexualidad.

La cinematografía de Anna Albi captura la intimidad de los momentos compartidos entre María y Ana, utilizando una paleta de colores que refleja tanto la calidez del amor como la oscuridad de las dudas y los miedos. Por otro lado, la música de Isabel Royán acompaña perfectamente la narrativa, intensificando las emociones y sumergiendo al espectador aún más en la historia.

despierta

"Despierta" no solo es una exploración audaz de la sexualidad en mujeres mayores, sino también una celebración de las segundas oportunidades en el amor y la vida. El cortometraje nos invita a reflexionar, al menos así lo he sentido, sobre la importancia de la conexión emocional y física en todas las etapas de la vida y desafía los estereotipos de la sexualidad en las personas mayores. A través de esta historia, Gessa nos recuerda que el deseo y el amor no tienen límites de edad y que todos merecemos ser amados y deseados, sin importar cuántos años hayamos vivido.

Una sola habitación para llenar su compañía. Dos personas que se conectan en las últimas etapas de sus respectivos caminos.

Dónde tal vez busque más como espectador es en su narrativa, se me queda corta y parece más una simple anécdota que un potente viaje. Es una idea interesante que puede cuadrar para un largo con más tiempo para desarrollar esos pequeños matices que completarían la tesis del corto. Desde mi humilde opinión animo al equipo a ello.

'Despierta': la sensualidad de los olvidados