viernes. 24.05.2024
carmina_burana_fura_baus

Joan Segovia | @JoanRohan

Ya de un inicio, La Fura dels Baus deja claro que esta producción de Carmina Burana no es una típica de ópera. La escenografía es minimalista y abstracta, con un gran cilindro de tela colocado en el centro del escenario donde se van proyectando diferentes vídeos e imágenes inmersivas. Los cantantes y bailarines vestidos de blanco, y la mayoría de ellos con las caras pintadas de blanco, se integran entre el público y patio de butacas forma parte del propio escenario.

La obra está dividida en tres actos claramente marcados por su temática y ambientación, cada uno de los cuales explora un tema diferente. El primero se centra en el tema de la fortuna y la suerte, empezando con la frase más conocida de la ópera “O fortuna, velut luna”, que el imaginario popular ya se ha encargado de hacer imposible el leerla sin cantarla. El segundo se basa en el amor y la lujuria, con una sorprendente actuación junto a un recipiente lleno de agua, varios efectos prácticos y la implicación del público. Y el tercer acto en la muerte y el destino, donde los cantantes demuestran todo su potencial con largos solos vocales.

Carmina Burana, se trata una cantata escénica compuesta por Carl Orff en 1935. Un hecho que a priori podría hacerla parecer anticuada, pero nada más lejos de la realidad. Su mensaje y leitmotiv siguen vivos casi cien años después de su creación. La obra se basa en una colección de poemas medievales en latín, alemán y francés antiguo que fueron descubiertos en la abadía benedictina de Beuren en Alemania. Es famosa por su poderosa música, que incluye coros masivos, percusión rítmica y cantos solistas. La obra ha sido interpretada en todo el mundo y ha sido utilizada en numerosas películas y programas de televisión.

La producción de La Fura dels Baus es una versión única y moderna de esta clásica ópera. Esta compañía de teatro experimental es conocida por sus producciones innovadoras y vanguardistas, que a menudo involucran elementos de teatro, danza, acrobacias y tecnología multimedia.

Claramente, el aspecto más notable es la actuación de los cantantes y músicos. El coro consta de aproximadamente una veintena de cantantes con una habilidad excepcional. La potente música de Orff exige que los cantantes sean capaces de proyectar con fuerza y precisión, y el coro de La Fura dels Baus lo hace con la habilidad y energía necesarias. Los solistas, que interpretan los pasajes en latín, alemán y francés antiguo, también están a la altura del desafío y ofrecen interpretaciones emotivas, convincentes y con cierto humor cuando la obra lo permite. Sumado a esto, la orquesta, aunque pequeña, saca partido al escenario y se hace cómplice de los demás artistas.

Además de la música y la danza, la producción también incluye elementos multimedia, como videos y efectos visuales. Estos se utilizan para crear un ambiente impactante y surrealista, que enriquece la experiencia general. Aunque el añadido de estos efectos aporta a la obra, en ocasiones la falta de calidad en los mismos es palpable, pudiéndose notar sobre todo en la resolución de los videos proyectados sobre la tela del escenario.

carmina_tivoli

A pesar de las muchas cosas positivas que puedo decir sobre esta producción de Carmina Burana, también cabe destacar los aspectos menos exitosos de la misma. En particular, la minimalista escenografía no siempre es efectiva en la creación de un ambiente adecuado para la obra. En algunos momentos, la producción parece un poco fría y distante, lo que resta algo de emoción y profundidad a la experiencia. Además, aunque la puesta en escena es impresionante, esta está pensada para integrarse con las canciones y en una obra donde gran parte del público no entiende la letra de las mismas, se crea en algunas ocasiones cierta sensación de desconcierto, de no saber entender el porqué de esas representaciones.

En general, creo que la producción de La Fura dels Baus de Carmina Burana es una interpretación única y emocionante de esta obra clásica. La combinación de música, danza, baile y efectos visuales crea una experiencia inolvidable que ciertamente no se parece a otras producciones de ópera actuales. Aunque algunos aspectos se podrían mejorar levemente, en general, creo que esta es una valiente reinvención de una obra maestra clásica que demuestra una vez más el talento y la creatividad de La Fura dels Baus.

Carmina Burana, La Fura del Baus: un clásico actual