lunes. 22.04.2024
antonio_gomez_rufo (1)
Antonio Gómez Rufo

Narrativa | JOSÉ LUIS DEL MORAL

Madrid y París se unen en la última novela de Antonio Gómez Rufo en dos historias que son, al mismo tiempo, distintas y complementarias. Azul París suma una ficción teatral a la propia de la novela; ficciones, por otra parte, tan reales ambas como las ciudades donde se desarrollan.

No es una novedad que Madrid esté presente en los relatos de Gómez Rufo, quien desde siempre ha tratado a su ciudad como un personaje más de sus novelas. Y en ésta lo es sin duda alguna. Los personajes no sólo pasean por sus calles, también disfrutan de la gastronomía de sus restaurantes y viven la animación de los locales nocturnos. Toda una guía para recorrer y gozar de la capital.

Portada AZUL PARIS

El argumento central de la novela nos adentra en la vida de Hugo Montalbán, un entusiasta empresario, director y autor teatral que ha empeñado durante años buena parte de la fortuna heredada de su padre en mantener abierto un local que ha perdido lustre y en el que quiere cerrar su trayectoria profesional con la representación de su postrera obra: El regreso de la señora Làmbert. Gómez Rufo nos presenta un amplio círculo de personajes que entremezclan sus vidas, dentro y fuera del escenario, dentro y fuera de los ensayos.

La novela y el argumento teatral nos enfrentan a cuestiones que reflejan las pasiones de sus protagonistas. Las siempre complicadas relaciones de pareja, intensificadas por el entorno cerrado en que se desarrollan, se muestran en distintas versiones, como también la soledad, la petulancia, la soberbia, la arrogancia o la vanidad. Nos descubren cualidades y pasiones que afloran a cada página del relato: amor, desamor, amistad, celos, envidias, rencores, reencuentros… Todo lo que es capaz de mostrar el ser humano y, en particular, quienes se relacionan en el ambiente cerrado de una compañía teatral.

También surgen en Azul París pasiones más miserables circunscritas al argumento de la obra teatral, como el odio, el deshonor, la humillación, el desprecio, el egoísmo, la ofensa, la coacción o el agravio. Condiciones que se producen cuando en el París de la postguerra mundial una mujer y su hija regresan milagrosamente vivas de su experiencia en un campo de concentración nazi a la casa que había sido suya y se la encuentran ocupada por otra familia que se niega a cederla. Es la historia en la que trabaja la compañía de Montalbán y con la que éste quiere despedirse de los escenarios; un argumento dentro del propio de la novela. Miserias humanas que se filtran en una trama desalentadora.

antonio_gomez_rufo (2)

La ficción novelística acoge esa otra ficción, la teatral, desde las virtudes y vicios que rodean a las gentes de la farándula y al teatro en sí mismo. Las relaciones de los integrantes de la compañía permiten conocer los interiores del arte escénico, pero también el interior de cada uno de sus protagonistas y, así, la historia de la novela transcurre sin sobresaltos, aunque con sucesivas sorpresas, como la vida misma. Hasta llegar a un final claro de esperanza frente a la desesperanza que contagian los personajes sobre el escenario. Los protagonistas “reales” de la novela nos reconfortan con los valores humanos, son el sosiego frente al desasosiego que transmiten los personajes teatrales, no por ello menos reales que quienes les dan vida en la escena. Como se dice en la novela: “El teatro no es solo magia, también es terapia”.

Esa ambigüedad mostrada por unos personajes y otros, novelísticos y teatrales, es la misma que sugiere el título de la novela, porque el azul París es para muchos el color que luce la bandera francesa, un color que existe con definición propia como el azul de Prusia, el azul celeste o el azul marino. Sin embargo, el azul París es desde ahora el tono que Gómez Rufo bosqueja en su novela, abierto a la interpretación del lector, a la que cada uno quiera darle. Puede ser el azul muy oscuro, casi negro, del argumento teatral ligado a la vergonzante y vergonzosa etapa del régimen de Vichy presidido por un Pétain que, títere de Hitler, permitió  la persecución y deportación de sus compatriotas judíos a campos de exterminio nazis. O esa tonalidad más grata que defiende el autor en la novela a través de uno de sus personajes femeninos: “El azul París es un color cualquiera. El color que imaginas, el que deseas. El que te haga feliz”.

Azul París es un homenaje al teatro y a quienes lo hacen posible, una novela de lectura amena, sencilla y atractiva que refleja la maestría y madurez de Gómez Rufo como novelista y su conocimiento del mundo teatral, al que ha aportado varias obras.

Azul París. ANTONIO GÓMEZ RUFO. Ediciones B. Barcelona, 2023. COMPRA ONLINE


Imagen de WhatsApp 2023-05-05 a las 12.14.03
JOSÉ LUIS DEL MORAL
Periodista. Director revista Top Viajes

Lugares de encuentro | Sobre "nadar en seco", de José Luis Morante

Madrid y París, dos ciudades en azul | "Azul París", de Antonio Gómez Rufo