domingo 21.07.2019

Los contenedores inteligentes de un alcalde idiota

La avenida Corrientes de la ciudad de Buenos Aires luce desde ayer lo que el alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta, denominó “contenedores inteligentes”.


Durante una conferencia de prensa ofrecida por Larreta, el pedido de una mujer se coló entre los micrófonos. “Hagan algo, cada vez hay más gente en la calle, comiendo de la basura”

La avenida Corrientes de la ciudad de Buenos Aires luce desde ayer lo que el alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta, denominó “contenedores inteligentes”. Se trata de contenedores residuales que sólo pueden abrirse presionándose un botón y acercando a éste una tarjeta magnética.

La iniciativa del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires tiene como finalidad, según lo expresado por el propio Larreta, impedir que “la gente se meta y saque basura”. La gente a la que se refiere el alcalde de la capital argentina es la que ha sido desplazada por el hambre, como consecuencia de la política económica impulsada por el gobierno nacional. El número de indigentes que diariamente buscan alimentos entre la basura se duplicó en la ciudad desde que Rodriguez Larreta inició su gestión, pasando de 100 mil a 204 mil en sus tres años al frente de la alcaldía porteña, datos que aporta la propia Dirección de Estadísticas y Censos.

Los vecinos de la ciudad más rica de la Argentina vieron crecer la pobreza y la indigencia de manera exponencial en los últimos tres años. Durante una conferencia de prensa ofrecida por Larreta, el pedido de una mujer se coló entre los micrófonos. “Hagan algo, cada vez hay más gente en la calle, comiendo de la basura”. La respuesta de Larreta no se hizo esperar. Los contenedores inteligentes mantendrán alejados a los hambrientos de esa zona de la ciudad. Y las expectativas del alcalde de Buenos Aires son aún mayores. De momento la iniciativa fue puesta en marcha en la avenida Corrientes, aunque, según señalaron desde el Ministerio de Medioambiente, “si esto funciona, posiblemente cambiaremos todos los contenedores por contenedores inteligentes”.

Esta es la “lucha” por combatir la pobreza que caracteriza a este proceso neoliberal que Argentina está padeciendo desde diciembre de 2015. Esconder la miseria que engendra este modelo económico parece ser la prioridad de un gobierno que ya ha batido todos los records en desigualdad. No es de extrañar que esto suceda. Durante el mentado G20 que tuvo lugar en la capital argentina, el gobierno se encargó de “invitar” a los indigentes a que se retirasen de las zonas céntricas de la ciudad; todo un detalle que los medios oficialistas acompañaron invisibilizando el traslado de cientos de familias que se apartaron al extrarradio o al denominado conurbano.

La aprensión del gobierno nacional hacia los pobres que sus medidas generan, y en particular de Rodriguez Larreta, ya tenía claros antecedentes. En junio de 2018 el alcalde de Buenos Aires propuso terminar con las cooperativas de cartoneros (emprendimiento mediante el cual cientos de personas se ganan la vida recolectando cartones para su reciclaje). “La única forma de terminar con los cartoneros es que no haya cartón”, sostuvo en ese momento Larreta, que -por lo que va quedando demostrado- no posee mayor inteligencia que la de sus nuevos contenedores residuales.

Comentarios