<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 26.01.2023
sumar
Foto: @Sumar

Siguen los actos exitosos de SUMAR presentando Yolanda Díaz el proyecto. El jueves con los grupos de trabajo, el viernes en Tarragona y el finde semana en Barcelona. Con un indiscutible éxito de asistencia, y de sintonía con las propuestas, poniendo de manifiesto la esperanza que suscita este proyecto. Pero, como se insiste, y con razón, que no ha terminado el proceso de escuchar, ahí van algunas consideraciones, alguna pregunta y una propuesta.



Quiero empezar por subrayar que, aunque a veces queda un poco diluido, se va concretando el discurso en dos perspectivas. Por una parte, sus raíces se sitúan en la muy importante experiencia de gobierno progresista de coalición, en lo mucho ya hecho, en sus más de cien nuevas leyes, en las medidas que han salvado miles y miles de puestos de trabajo, de traducción en el salario mínimo, en las pensiones, en derechos individuales y colectivos. Y, por otra, su proyecto se sitúa para un nuevo gobierno progresista de coalición, para salvar, consolidar y desarrollar lo ya hecho. Ello ayuda a configurar la próxima campaña no como una disputa interna del voto progresista, sino para arrancar apoyos a la derecha y, más aún, a la abstención, al desengaño, a la negación de la política. 

El esquema de los actos de Yolanda y el contenido de los grupos de trabajo se sitúan esencialmente en la denuncia de los actuales problemas de la ciudadanía, de los diversos colectivos sociales, en propuestas de futuro para la acción de gobierno. Y, para ello, en la necesidad de conquistar un espacio de representación institucional que lo haga posible. Después de cada acto quedan más claras las propuestas al respecto, y entre ellas la acertada síntesis de “salario mínimo (suficiente para vivir) y alquiler máximo (para poder pagar)”.

Para aplicar una política de progreso es necesario tener organizada la ciudadanía, organizada y activa, movilizada

Pero al terminar todos los actos me surge una pregunta, cada vez con mayor angustia en espera de la respuesta. Queda claro Yolanda lo que has de seguir haciendo: ¡explicándote como lo estás haciendo! Pero, ¿y nosotros y nosotras?, ¿sólo hemos de esperar tu próximo discurso para aplaudirlo? ¿y votar las candidaturas de SUMAR en las próximas elecciones generales? Seguro que sí, pero eso es claramente insuficiente.

Nos has dicho que SUMAR no es una plataforma electoral, que se trata de un proyecto de país para el próximo decenio. Bien, pero aún hay que rellenar de ciudadanía organizada la propuesta.

Sí, ganar las elecciones, hacer posible un nuevo gobierno progresista de coalición. Pero incluso ganando, la positiva correlación de fuerzas, de representantes progresistas, en el Congreso de Diputados, en el Senado, no es suficiente. Para aplicar una política de progreso, para vencer los inevitables obstáculos sociales que va a encontrar, es necesario tener organizada la ciudadanía, organizada y activa, movilizada. Y creo que antes también, para ganar las elecciones.

La original experiencia política y social que SUMAR ha puesto en marcha debe completarse aún con la organización ciudadana que le de fuerza y proyección

SUMAR, que ha reiterado que es mucho más que una plataforma electoral, precisa de un proyecto de organización en el que caben, y deben integrarse, si entienden la actual coyuntura, todas las organizaciones de progreso sin renunciar éstas a su propia entidad, ni a su militancia las personas que en ellos se encuadran. Pero necesitamos algo más, mucho más:una organización política ciudadana, de masas, no una coalición instrumental de los escuálidos partidos políticos de progreso actuales. 

Algo hemos oído sobre una siempre útil y más amplia incorporación a las tareas de los 35 grupos de trabajo, que han hecho, pueden y deben seguir haciendo, un muy buen trabajo. O una proyección de las propuestas de SUMAR a los actuales movimientos sociales. Pero esto no es suficiente para organizar a los muchos miles de personas que queremos transmitir ahora a toda la ciudadanía el sentido del proyecto, para organizar a los miles y miles, millones, que será necesario movilizar para su aplicación.

La original experiencia política y social que SUMAR ha puesto en marcha debe completarse aún con la organización ciudadana que le de fuerza y proyección. Estamos a la espera de una iniciativa, de una propuesta. Ahora Yolanda te queremos escuchar al respecto. No queremos volver a hacernos la misma pregunta al terminar cada acto.

Yolanda, ¿qué hacer ahora?