miércoles. 24.04.2024
cuca_gamarra_mocion_censura
Cuca Gamarra en el debate de la moción de censura celebrada en el Congreso de los Diputados.

Argumentario del PP sobre la moción de censura: “Esta moción está sirviendo para que Sánchez sobreviva, para que Yolanda Díaz se luzca y para que Vox aparezca. Y en esta hoguera de las vanidades, los problemas de los españoles quedan al margen”. Palabras de Cuca Gamarra tras la primera jornada del debate.

La intervención de la portavoz del PP ha sido el plato fuerte de la segunda jornada de la moción de censura de Vox en el Congreso. Faltaba por hablar al principal partido de la oposición, pero sin su líder Alberto Núñez-Feijóo que ha decidido quedar al margen de este debate incluso contraprogramando agenda con un encuentro con embajadores europeos. Este martes, la bancada ‘popular’ soportó en silencio las críticas del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por “blanquear” a la ultraderecha con su abstención y recibió la advertencia de Yolanda Díaz de que hay coalición de la izquierda “para mucho tiempo”.

Pero hoy tocaba el turno a Cuca Gamarra que no ha desaprovechado la ocasión de tirar de programa y ensalzar la figura del candidato Alberto Núñez-Feijóo con la vista puesta en las elecciones. La secretaria general del PP ha ignorado a Vox, ha criticado con dureza su moción y ha desplegado toda su artillería contra Pedro Sánchez y el Gobierno de coalición.

“La jornada de ayer fue un teatro”, ha dicho frente al candidato Ramón Tamames al que se ha limitado a darle las gracias y trasladarle su “respeto” y “afecto personal. Un acto “extemporáneo e inútil” con un candidato “inadecuado” y un “planteamiento vago que “va a generar el efecto contrario”. Una moción “simplemente ociosa” convertida en “un mitin pagado con el dinero de los españoles”. Una iniciativa para “sacar rédito partidista”, un rédito del que Gamarra ha acusado a la par a la ultraderecha y al Gobierno y matar así a dos pájaros de un tiro. Porque el PP quiere marcar perfil propio, descargarse de la mochila de Vox cara a las próximas citas con las urnas para volverla a cargar si fuera necesario en las post elecciones, si se viera obligado a pactar con los de Abascal.

“No vamos a votar a favor por respeto a los españoles, y no vamos a votar en contra por respeto a usted señor Tamames”

¿Por qué si no se abstiene? Gamarra no ha tenido ni una buena palabra hacia la moción de censura presentada por el que es su socio natural, una herramienta democrática utilizada “para la promoción personal”, errática “cuando los votos no suman” como es el caso. La portavoz ‘popular’ ha dejado claro que el relato presentado por Vox “no es nuestro relato, ni nuestro candidato y tampoco nuestro proyecto” y discrepa “del cómo, del cuándo y del quién está detrás de la moción”. Eso sí, dice que su abstención es “congruente”, aunque Sánchez se merezca ser censurado: “No vamos a votar a favor por respeto a los españoles, y no vamos a votar en contra por respeto a usted señor Tamames”. Despachado entonces.

Y una vez superado el inconveniente por su decisión estratégica de ponerse de perfil al abstenerse cuando su anterior presidente Pablo Casado dio un rotundo no a la primera moción presentada por la ultraderecha en esta misma legislatura, la portavoz del PP ha tirado contra Sánchez y sus ministros por la de sobra conocida 'ley del solo sí es sí’, por su acuerdos con los independentistas y los “secuaces políticos del terrorismo”, por su “sectarismo ideológico” en materia de igualdad y feminismo, por su incompetencia en asuntos económicos, por ser -ha dicho- “un presidente intervenido”.

Según la número dos del PP, España necesita una “regeneración institucional” que solo puede llegar de la mano del principal partido de la oposición para pasar página del “triste pliego de una etapa que España está camino de superar”, Por ello, Gamarra, tirando también de argumentario electoral, pone a su partido como el único capaz de “coser las cicatrices profundas” que ha dejado el Gobierno de Sánchez. Pero eso, se dirimirá cuando “oigamos a la España real en las urnas”, ha dicho la portavoz, unas urnas que tendrán su 'primera vuelta' el 28 de mayo con las elecciones autonómicas y municipales.

Finalmente el Congreso ha tumbado la moción que solo ha cosechado los 52 'síes' del Grupo Parlamentario de Vox y uno de un exdiputado de C's, 201 votos en contra y 91 abstenciones del PP y de sus aliados de Foro y Navarra Suma.

El PP ignora a Vox, critica su moción y despliega su artillería contra Sánchez