#TEMP
martes. 16.08.2022
contra armas nucleares
Imagen de archivo.

Los acuerdos de desarme nuclear y no proliferación de armas se han ido erosionando progresivamente en los últimos años. Nuevas tensiones y desconfianzas entre potencias globales han acelerado la ampliación de los arsenales atómicos.  

Ya en el año 2015, España, Alemania y Suecia aunaron consensos en una carta conjunta mediante la cual exigían poner fin a las pruebas con armamento atómico, al percibir con alarma un peligroso retroceso en este ámbito.

Respecto a este tema que atañe y preocupa a la sociedad global en su conjunto, Podemos Exterior solicita abrir un nuevo debate con el fin de concienciar acerca de la necesidad de nuevos diálogos que concluyan en acuerdos.  

Mediante un comunicado de prensa enviado por Patricia Fesser, integrante del Consejo Ciudadano Estatal como representante de Podemos Exterior, la agrupación progresista dio a conocer su Propuesta de Referéndum TPAN.-OTAN. En el mismo, Podemos Exterior expresa que “en la actual escalada belicista, el uso de armas nucleares ya no es una mera hipótesis, sino que supone un riesgo real. Es obvio que esta realidad podría afectar nuestras vidas de una manera dramática; y nuestras aspiraciones, ilusiones y derechos, pasarían a un segundo plano”.

El Tratado de Prohibición de Armas Nucleares (TPAN, siglas en inglés: TPNW) “es un acuerdo internacional al amparo de la ONU que tiene como fin la prohibición de las armas nucleares. El tratado entró en vigor el 22 de enero de 2021 y ha sido firmado por 86 países entre los que no se encuentra España. Por el contrario, España votó en 2016 en contra de la resolución de la Asamblea General de la ONU que establecía el mandato formal para que los estados iniciaran negociaciones sobre un instrumento legalmente vinculante para prohibir las armas nucleares, que conduzca a su eliminación total. Este voto en contra no fue un hecho aislado y es la posición que ha mantenido España sistemáticamente desde 2018. De esta manera, España apoya la retención y el potencial uso de armas nucleares en su nombre, tal y como indica su respaldo a varias declaraciones de la OTAN. En septiembre de 2018, el Gobierno español se comprometió a firmar el tratado como parte de un acuerdo entre el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. Aquel acuerdo, como otros muchos, se frustró debido a la finalización repentina de la legislatura”.

“Desafortunadamente”, según se da cuentas en el comunicado, “el acuerdo de coalición que sustenta al Gobierno surgido tras las elecciones de noviembre del 2019 no menciona el TPAN. Sin embargo, en diciembre de 2020, la comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados aprobó una resolución acogiendo la negociación y adopción del tratado como un esfuerzo para avanzar hacia la paz, la seguridad y el desarme. Unos meses antes, tres ex ministros de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, Javier Solana (ex-secretario general de la OTAN) y Carlos Westendorp, habían firmado conjuntamente una carta abierta en la que pedían a los líderes actuales que muestren coraje y audacia y se unan al tratado”.

En otro apartado del comunicado, Podemos Exterior manifiesta que “varias ciudades españolas, incluida Barcelona, han instado al Gobierno español a firmar y ratificar el tratado. La opinión pública también apoya la firma del tratado con solo un 4% de la población que se opone. Además, el 78% cree que España debería estar entre los primeros estados de la OTAN en unirse, incluso si se enfrenta a la presión de los aliados. La presión de Estados Unidos sobre los otros miembros de la OTAN hace que España se convierta en cómplice de un potencial uso de armas nucleares, adoptando una posición que no está en sintonía con la opinión de la mayor parte de la población española”.

Desde Podemos Exterior consideran que el uso de armas nucleares es un riesgo inadmisible para la humanidad y para el planeta. “Visto el clamor popular a favor de la prohibición de las armas nucleares, solicitamos un debate sobre el tratado que culmine en un referéndum”.

Dado que el debate está condicionado por la pertenencia de España a la OTAN, Podemos Exterior propone que este aspecto se desligue de la firma del TPAN para facilitar su tramitación. “En cualquier caso, este debate debería propiciar una alianza de defensa en el seno de la Unión Europea, donde pudiéramos tomar decisiones que no estén tuteladas por los intereses de EEUU”, concluye el comunicado de prensa.

Podemos Exterior propone debatir sobre desarme nuclear
Comentarios