viernes. 14.06.2024

España es un país de retranca. E históricamente no perdona la soberbia. Si no que se lo pregunten a Felipe González o Pablo Iglesias. De Aznar no escribo. Su nivel está con los nibelungos.

Antes de seguir, unas líneas sobre el debate cara a cara del pasado lunes. Por si estas líneas se leen en Moncloa. Señores, por favor, reflexionen.

El PSOE y sus estrategas se equivocaron de cabo a rabo. Por aceptar el medio, los presentadores y el formato que decidió el PP. Eso no se le ocurre ni al que asó la manteca,

Un ejemplo: si a mí el Sr. Feijóo me hace el truco del almendruco de presentarme un folio, supuestamente escrito, para afirmar lo de la lista más votada, hubiera reaccionado: “Déjeme mostrar a cámara el contenido del documento”. Y si llevara algo escrito, le diría. “Usted no debe conocer la Constitución porque en ella se establece que el sistema español no es presidencialista, sino que son los diputados quienes votan al presidente del Gobierno”. “Simplemente, usted está pidiendo que sólo decidan nuestros dos partidos”, “Y, ¿qué hacemos con los demás?” “¿Por qué no lo explica usted en lo que resta de campaña?”

Dejen de hacer campaña antiVox, no hacen más que darles votos al PP, como se ha demostrado en Andalucía y Madrid

Y se hubieran acabado las tonterías, las trampas y el barro donde el PP planteó el debate. Siento escribirlo, el Sr. Sánchez ese día no estuvo fino. Yo hubiera empezado de la siguiente manera: “Sé que, en su línea habitual, va a planear un debate de ataques, mentiras y medias verdades. Sin propuestas. Sepa de entrada que no voy a entrar al trapo. Usted está en su derecho de decir lo que crea. Es su libertad. Yo guardaré tranquilidad, aportaré datos y dónde contrastarlos y me dirigiré a las personas que quieran una España de futuro, no una España de pasado”.

Y se habría acabado el debate señores estrategas del PSOE, por último, dejen de hacer campaña antiVox, no hacen más que darles votos al PP, como se ha demostrado en Andalucía y Madrid. El problema no es Vox, el problema es la deriva autoritaria y antidemocrática del PP.

El 23 de Julio, España se juega el futuro del siglo veintiuno. Así de sencillo. Y así de cruel. Si mi teoría es acertada y los ricos y los poderes fácticos han decidido abandonar la democracia, sólo nos puede salvar la sabiduría y la decisión de un pueblo que lleva cientos de años luchando por la libertad.

Damos por supuesto que los progresistas votarán todos a una en defensa de la democracia sin que se pierda un solo voto. De los millones de votos que tienen una visión conservadora de España, tendremos que descartar al electorado de Vox.

La clave está en el sector moderado del Partido Popular cuya visión de la vida es moderada y tranquila

Así las cosas, la clave está en los millones de votantes del PP. Ahí descarto a otros dos o tres millones casi tan fanatizados o más que los de Vox, gracias al trabajo de tantos años de los dirigentes de este partido guiados por la crispación y el no a todo lo que no sea de los míos

Nos queda el sector moderado. Empresarios que se están jugando su dinero honradamente. Autónomos, trabajadores, clase media o gente del campo cuya visión de la vida es moderada y tranquila. En manos de este sector estamos. Antel el reto, se deben preguntar.

¿Quieren hacer sus negocios en una España autárquica lejos de los mercados europeos y mundiales? Esos autónomos que sudan tinta china para que sus hijos estudien, ¿quieren cerrarse al progreso? Otro tanto vale para las clases medias. Y la gente del campo o de la pesca ¿pueden vivir de espaldas a la PAC, o a los acuerdos de pesca con Europa? ¿Quieren que gobierne quien niega el cambio climático que apedrea sus campos o cambia las corrientes marinas y la vida de bancos y caladeros?

España es capaz de adorar a un héroe en la Plaza Mayor y al día siguiente quemarlo en la hoguera. ¿Y si la retranca castigara a la soberbia?

¿O tantos millones de jubilados que desde 2008 están manteniendo las hipotecas de sus hijos y el colegio de sus nietos? ¿Prefieren dejarse convencer por la demagogia acerca de Bildu, Chapote, independentismo y demás? ¿Quieren volver a la subida de las pensiones de Rajoy del 0,25% o la actual del 8,5%?

Los medios de comunicación conservadores y las encuestas comecocos ya han votado. Y dan una mayoría clara a las derechas para que el señor Feijóo gobierne con Vox como en las municipales y autonómicas. De tal manera que el señor Feijóo no habla con la prudente frase de “si fuera elegido presidente” sino que está haciendo la campaña como si ya lo fuera. Igual que el Sr. Abascal está actuando de vicepresidente. Sus únicas disensiones son por los puestos y los sueldos.

¡Atención! España es capaz de adorar a un héroe en la Plaza Mayor y al día siguiente quemarlo en la hoguera.

¿Y si la retranca castigara a la soberbia?

Las derechas están pecando de soberbia