sábado. 02.03.2024

Hace hoy cuarenta y seis años, el domingo 14 de noviembre de 1976, se reunieron en un colegio de Aluche un centenar de delegados y delegadas convocados por la Comisión Provincial Inter-ramas de CCOO para decidir si ésta (nacida clandestinamente en el Pozo del Tío Raimundo en 1966) se constituía en sindicato regional, aunque aún las centrales no habían sido legalizadas. 

Ese día el diario EL PAÍS, creado en mayo de ese año, traía en portada dos crónicas destacadas. Una se titulaba “Semana decisiva para el despegue de la democracia” y hablaba del proyecto de reforma política del presidente Suárez mediante un referéndum y de las objeciones de los partidos de la oposición democrática. 

El segundo titular de la portada era “Se casó el cura Paco” con el subtítulo “Más de mil personas cenaron con él en Casa Franco” y la noticia iba acompañada de una gran fotografía de la cena con Francisco García Salve, “el cura Paco” miembro del secretariado de Comisiones con el puño en alto, junto a su esposa y al actor Francisco Rabal. En la crónica se añadía que cada asistente pagó 320 pesetas por la cena y que a las diez y media de la noche la policía desalojó el restaurante sin incidentes.

CCOO de Madrid se ha mantenido desde aquel ya lejano 14 de noviembre de 1976 hasta el de hoy como la primera organización sindical de la región

Esa boda por la Iglesia de un miembro del comité ejecutivo del Partido Comunista en portada de los periódicos legales y anunciada con pegada de carteles por las calles como si de un mitin se tratara puede parecer hoy surrealista pero también lo era el contexto de final de una dictadura que se resistía a caer y de una democracia que no terminaba de amanecer. 

Todavía vendrían días de dolor y tragedia por la reacción de los ultras para frenar el cambio que culminaron con la matanza de Atocha. Precisamente en la misma sala del despacho de Atocha 55 donde en enero de 1977 atentaron contra los abogados laboralistas se había reunido unos meses antes, el 17 de octubre de 1976, la Coordinadora General de CCOO para aprobar la transformación del movimiento de Comisiones nacido en los años sesenta en Confederación Sindical. 

La decisión la había tomado el 28 de septiembre el Secretariado y fue ratificada por la Coordinadora por 105 votos a favor, 22 en contra y 12 abstenciones. La escisión del PT y de la ORT tras la Asamblea General de CCOO (Barcelona, 11 de julio de 1976) y la negativa de UGT a construir una Central Unitaria, terminó de convencer a los dirigentes de Comisiones de que había que constituirse en sindicato y abrir un proceso de afiliación de trabajadores. 

El Pleno de la Inter-Ramas de Madrid aprobó el 14 de noviembre transformarse en Unión Sindical de Madrid por 75 votos a favor, 13 en contra y 5 abstenciones

En toda España se abrió un amplio proceso de reuniones celebradas de forma más menos abierta o cerrada según los casos. En algunas ciudades fueron interrumpidas por la policía pero en la mayoría se pudieron llevar a cabo. En Madrid el Pleno de la Inter-Ramas de Madrid aprobó el 14 de noviembre transformarse en Unión Sindical de Madrid por 75 votos a favor, 13 en contra y 5 abstenciones.

El primer Secretariado de la USMR estuvo compuesto por: Fidel Alonso, Adolfo Piñedo, Juan Moreno, José Casado, Javier Romeo (Metal); Macario Barjas, Agustín Moreno, Abelardo Martín, Javier García (Construcción); Pilar Sainz (Enseñanza); Laureano Cuerdo, Virgilio Heras, Santiago Sánchez (Transportes); Begoña San José (Químicas); Jesús Vela (Banca); Consuelo Garrido (Textil); Gregorio Pimentel (Artes Gráficas); Ignacio Gómez (Sanidad); Artemio Fernández (Correos). 

Fidel Alonso, de Construcciones Aeronáuticas, fue el primer secretario general de la USMR por 69 votos a favor, 2 en contra y 23 abstenciones.

Una vez decidida la transformación en Sindicato los miembros del Secretariado de la Unión nos dedicamos a apoyar o crear las nuevas estructuras sindicales empezando por los Sindicatos provinciales de rama. En aquellas ramas donde los partidos ORT y PT tenían fuerza querían crear un “sindicato unitario” aunque se subdividieron por el camino y en vez de uno crearon dos, el SU y la CSUT. Recuerdo que uno de los sectores donde perdimos la votación fue el de Sanidad, a pesar de que pateamos los hospitales uno a uno para convencer a los que hasta entonces eran de CCOO de que siguieran con nosotros. En la Iglesia de Moratalaz, el cura Gamo que tanto había ayudado a las Comisiones en sus inicios nos pidió a Javier Romeo y mi, que representábamos a la Inter-ramas, que nos fuéramos una vez que la asamblea votó a favor de salirse de CCOO. Gamo volvería CCOO años después como muchos de los que se marcharon entonces.

Fidel Alonso, de Construcciones Aeronáuticas, fue el primer secretario general de la USMR por 69 votos a favor, 2 en contra y 23 abstenciones.

La Unión alquiló un local en el Paseo de las Delicias nº 89 y a pesar de que no era posible poner un cartel indicando que era una sede de CCOO en las octavillas y circulares se señalaba esa dirección postal, que asimismo figuraba en la contraportada del boletín “Unidad Obrera”, que se dejó de imprimir clandestinamente y empezó a editarse en Gráficas Maribel, en la cercana calle de Tomás Bretón, arriesgándose el propietario a ser sancionado. 

Una vez legalizados los sindicatos en abril de 1977, se celebró el primer congreso regional de CCOO-Madrid, los días 13 y 14 de mayo de 1978, donde Fidel Alonso fue confirmado como secretario general, destacando en su equipo Pepe Casado, recientemente fallecido, Laureano Cuerdo y Salce Elvira. 

Cuando se celebraron las primeras elecciones sindicales democráticas en 1978, CCOO las ganó en el ámbito nacional y, de forma destacada, en Madrid. CCOO de Madrid se ha mantenido desde aquel ya lejano 14 de noviembre de 1976 hasta el de hoy como la primera organización sindical de la región. Después de Fidel Alonso ocuparon la secretaría general de la USMR Juan Moreno, Rodolfo Benito, Javier López, Jaime Cedrún y, actualmente, Paloma López.

Constitución de la Unión Regional de Madrid de CCOO