Nuevatribuna

maravillas
Manuela en el país de las maravillas

Manuela en el país de las maravillas

Carmena –como ya hizo Calvo repetidamente en sus comparecencias- utiliza la falsedad para descalificar a sus adversarios: “quien está en contra de las empresas no puede gobernar Madrid” Manuela Carmena tiene un comportamiento un tanto esquizoide, un tipo peculiar de...
Petra, una de las maravillas del mundo

Petra, una de las maravillas del mundo

En esta segunda parte me voy a centrar en los lugares y monumentos más emblemáticos que podremos ver. EL SIQ El Siq es la entrada principal a la antigua ciudad. El estrecho desfiladero serpentea a lo largo de 1,2 km para desembocar en las ruinas de Petra,...
Carmena y el Retablo de las Maravillas
100 DíAS CON CARMENA COMO ALCALDESA

Carmena y el Retablo de las Maravillas

Su nutrido frente mediático ha divulgado una serie de "memes" propagandísticos por las redes que se articulan en una campaña naïf que llaman "Madrid101días".

La cultura del <i>tamayazo</i> se impone al "aire fresco" del Patio Maravillas

Diez lecheras de la policía se han desplazado este martes a la calle Acuerdo, número 8, para proceder al desalojo del centro social y autogestionado. Un esfuerzo inútil a la vista del resultado: los okupas han abandonado el edificio sin que se produjeran incidentes, a pesar de que cientos de personas se habían concentrado en el exterior.

La cultura del <i>tamayazo</i> se impone al "aire fresco" del Patio Maravillas

Diez lecheras de la policía se han desplazado este martes a la calle Acuerdo, número 8, para proceder al desalojo del centro social y autogestionado. Un esfuerzo inútil a la vista del resultado: los okupas han abandonado el edificio sin que se produjeran incidentes, a pesar de que cientos de personas se habían concentrado en el exterior.

La cultura del <i>tamayazo</i> se impone al "aire fresco" del Patio Maravillas

Diez lecheras de la policía se han desplazado este martes a la calle Acuerdo, número 8, para proceder al desalojo del centro social y autogestionado. Un esfuerzo inútil a la vista del resultado: los okupas han abandonado el edificio sin que se produjeran incidentes, a pesar de que cientos de personas se habían concentrado en el exterior.

La cultura del <i>tamayazo</i> se impone al "aire fresco" del Patio Maravillas

Diez lecheras de la policía se han desplazado este martes a la calle Acuerdo, número 8, para proceder al desalojo del centro social y autogestionado. Un esfuerzo inútil a la vista del resultado: los okupas han abandonado el edificio sin que se produjeran incidentes, a pesar de que cientos de personas se habían concentrado en el exterior.

La cultura del <i>tamayazo</i> se impone al "aire fresco" del Patio Maravillas

Diez lecheras de la policía se han desplazado este martes a la calle Acuerdo, número 8, para proceder al desalojo del centro social y autogestionado. Un esfuerzo inútil a la vista del resultado: los okupas han abandonado el edificio sin que se produjeran incidentes, a pesar de que cientos de personas se habían concentrado en el exterior.

La cultura del <i>tamayazo</i> se impone al "aire fresco" del Patio Maravillas

Diez lecheras de la policía se han desplazado este martes a la calle Acuerdo, número 8, para proceder al desalojo del centro social y autogestionado. Un esfuerzo inútil a la vista del resultado: los okupas han abandonado el edificio sin que se produjeran incidentes, a pesar de que cientos de personas se habían concentrado en el exterior.

La cultura del <i>tamayazo</i> se impone al "aire fresco" del Patio Maravillas

Diez lecheras de la policía se han desplazado este martes a la calle Acuerdo, número 8, para proceder al desalojo del centro social y autogestionado. Un esfuerzo inútil a la vista del resultado: los okupas han abandonado el edificio sin que se produjeran incidentes, a pesar de que cientos de personas se habían concentrado en el exterior.

La cultura del <i>tamayazo</i> se impone al "aire fresco" del Patio Maravillas

Diez lecheras de la policía se han desplazado este martes a la calle Acuerdo, número 8, para proceder al desalojo del centro social y autogestionado. Un esfuerzo inútil a la vista del resultado: los okupas han abandonado el edificio sin que se produjeran incidentes, a pesar de que cientos de personas se habían concentrado en el exterior.

La cultura del <i>tamayazo</i> se impone al "aire fresco" del Patio Maravillas

Diez lecheras de la policía se han desplazado este martes a la calle Acuerdo, número 8, para proceder al desalojo del centro social y autogestionado. Un esfuerzo inútil a la vista del resultado: los okupas han abandonado el edificio sin que se produjeran incidentes, a pesar de que cientos de personas se habían concentrado en el exterior.

La cultura del <i>tamayazo</i> se impone al "aire fresco" del Patio Maravillas

Diez lecheras de la policía se han desplazado este martes a la calle Acuerdo, número 8, para proceder al desalojo del centro social y autogestionado. Un esfuerzo inútil a la vista del resultado: los okupas han abandonado el edificio sin que se produjeran incidentes, a pesar de que cientos de personas se habían concentrado en el exterior.

La cultura del <i>tamayazo</i> se impone al "aire fresco" del Patio Maravillas

Diez lecheras de la policía se han desplazado este martes a la calle Acuerdo, número 8, para proceder al desalojo del centro social y autogestionado. Un esfuerzo inútil a la vista del resultado: los okupas han abandonado el edificio sin que se produjeran incidentes, a pesar de que cientos de personas se habían concentrado en el exterior.

Nuevo hogar para el 'Maravillas'

El espacio autogestionado ha encontrado un nuevo edificio en el que llevar a cabo sus programas culturales. Sin embargo los representantes del Patio y el Ayuntamiento continúan en negociaciones ya que se baraja que los okupas puedan ser trasladados a un terreno del Consistorio.
> Se impone la cultura del tamayazo

La cultura del <i>tamayazo</i> se impone al "aire fresco" del Patio Maravillas

Diez lecheras de la policía se han desplazado este martes a la calle Acuerdo, número 8, para proceder al desalojo del centro social y autogestionado. Un esfuerzo inútil a la vista del resultado: los okupas han abandonado el edificio sin que se produjeran incidentes, a pesar de que cientos de personas se habían concentrado en el exterior.

La cultura del <i>tamayazo</i> se impone al "aire fresco" del Patio Maravillas

Diez lecheras de la policía se han desplazado este martes a la calle Acuerdo, número 8, para proceder al desalojo del centro social y autogestionado. Un esfuerzo inútil a la vista del resultado: los okupas han abandonado el edificio sin que se produjeran incidentes, a pesar de que cientos de personas se habían concentrado en el exterior.

Nuevo hogar para el 'Maravillas'

El espacio autogestionado ha encontrado un nuevo edificio en el que llevar a cabo sus programas culturales. Sin embargo los representantes del Patio y el Ayuntamiento continúan en negociaciones ya que se baraja que los okupas puedan ser trasladados a un terreno del Consistorio.
> Se impone la cultura del tamayazo