domingo 15.09.2019

Argentina: a las aulas con frazadas

Esta semana circuló por las redes sociales la imagen de un aula bonaerense en la que los alumnos se protegen del frío cubriéndose con mantas de cama. La escuela, en la que estudian 310 pibes, lleva tres años cayéndose a pedazos; los vidrios de las ventanas están rotos, no funcionan los calefactores y las puertas apenas están poyadas sobre marcos a los que no corresponden. No hay un solo vidrio sano y los cartones atravesados en los huecos intentan amenguar el aire helado que se cuela desde el patio. El aspecto de esta institución es tan lamentable que, según relató su directora, “la persona que entra por primera vez se queda realmente espantada”.   

La imagen de los alumnos protegiéndose del frío con frazadas corrió por las redes sociales; pero fueron pocos los medios de comunicación tradicionales que profundizaron en esta noticia. Desde el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) denunciaron la falta de suministro de gas, además de señalar el deterioro de las escuelas de la provincia y la ausencia absoluta del Estado que ya provocó la muerte de dos docentes en la ciudad de Morón.

Entre las prioridades del modelo económico propuesto por el gobierno argentino, no está lo público 

Entre las prioridades del modelo económico propuesto por el gobierno argentino, no está lo público. “Hay que privatizar”, sostuvo en campaña el presidente, siempre atento a rechazar las políticas sociales y a cuestionar el rol del Estado como garante de derechos básicos.

Este Estado ausente que profundizó la desigualdad, que elevó la cifra de pobres al 32 por ciento de la población, que eligió recortar en perjuicio de los sectores más vulnerables -incluyendo a los discapacitados-, está integrado por quienes despotricaron contra las prácticas intervencionistas del modelo nacional y popular del kirchnerismo que, según repitieron hasta el hartazgo, conducía al país hacia el abismo.

Sin embargo la obscenidad que exhibe el modelo impulsado por Cambiemos, en el que el hambre está a la orden del día, deberá hacer reflexionar respecto del verdadero rol del Estado y de las nefastas consecuencias que produce su ausencia.

Argentina: a las aulas con frazadas