viernes 28/1/22
viej

Pese a los elevados casos de COVID-19 causados por la variante Ómicron a nivel global, la buena respuesta de las vacunas parece indicar que en 2022 podremos volver a viajar en condiciones muy parecidas a las de los tiempos pre-pandemia. Sin embargo, tras los peores meses de la pandemia global, nos enfrentamos ahora a un escenario donde los efectos del calentamiento global se están dejando sentir con más fuerza que nunca, de manera que es cada vez más necesario adoptar medidas para reducir nuestras emisiones de CO2 al comprar nuestros artículos, al desplazarnos por nuestra ciudad y, por supuesto, al viajar.

A esto hay que sumar que la pandemia global ha facilitado la imposición de regímenes dictatoriales en países como Myanmar, ha visto la reducción de libertades en Hong-Kong, y ha dado pie al desarrollo bélico de conflictos étnicos en Etiopía o Sudán, además de disparar las desigualdades económicas en todo el mundo. Por todo esto es cada vez más importante adoptar un enfoque sostenible y ético a la hora de viajar, respetar el medio ambiente, y ser conscientes de que nuestras acciones pueden condicionar el bienestar económico y social de las regiones que visitamos.

Tu seguridad ante todo

Recuerda que la pandemia global ha desestabilizado de forma notable muchas regiones, así que debes velar por tu seguridad a la hora de viajar. Elige destinos que sean seguros, evita viajar a solas por lugares desconocidos, no consultes el teléfono de firma distraída en plena calle, y asegúrate de proteger tus datos privados y de pago con una VPN online al navegar por internet. Evita además llevar todo tu dinero en un solo lugar, ya que, en caso de robo, siempre es mejor poder disponer de algo de dinero o una tarjeta bancaria de reserva.

Elige el método de transporte menos contaminante

Asegúrate de elegir el método de transporte que sea menos contaminante para tus desplazamientos, que acostumbra a ser el que más personas sea capaz de llevar en el trayecto. En este sentido, los trenes son la opción ideal porque, además, operan utilizando la red eléctrica, mientras que los coches son la peor opción, como pudo comprobar el lituano Marijus Gailius cuando decidió tomar varios autobuses, un coche compartido y un ferry para viajar desde Lituania hasta Escocia para asistir a la cumbre del clima COP26, todo ello en vano, ya que, en la práctica, sus emisiones fueron muy superiores a las de un simple viaje en avión.

Elige hoteles sostenibles

Cada año, millones de personas utilizan los servicios de diferentes hoteles en todo el mundo, con lo que elegir adecuadamente el hotel donde te alojes puede ser determinante para minimizar tu impacto climático. Opta siempre por hoteles donde se tomen medidas ecológicas como implementar sistemas de ahorro eléctrico y de reutilización del agua, que garanticen un correcto reciclaje de los desechos, y que eviten el uso innecesario de plásticos en los jabones y otros accesorios para las habitaciones de los huéspedes.

Evita los zoos

Pese a que muchas personas guardan buenos recuerdos de sus diferentes visitas al zoo, estos espacios son entornos donde se priva a los animales de su libertad, y donde se los maltrata con más frecuencia de la que cabría pensar. Por todo esto, evitar los zoos es una de las medidas más importantes que puedes adoptar para favorecer su desmantelamiento gradual. Una alternativa mucho más respetuosa con la fauna es optar por visitas a reservas naturales donde los animales pueden vivir en libertad.

Evita las limosnas

Si viajas a países en vías de desarrollo donde y alguien te pide limosnas, es mejor idea evitar facilitarlas, aunque en ocasiones esto pueda romperte el corazón. La razón está en que algunas regiones han visto cómo aumenta el número de personas que simplemente viven de las limosnas que les ofrecen los turistas, lo que las disuade de emprender cualquier otro tipo de trabajo o de progresar en sus estudios. Por eso es especialmente importante no dar limosnas a los niños, ya que en muchas ocasiones sus propios padres les impiden ir a la escuela para empujarlos a traer algo de dinero a casa a través de la mendicidad.

Evita las regiones en conflicto

Aunque esto es algo que deberíamos hacer siempre, recuerda que es fundamental evitar las regiones en conflicto a la hora de viajar en tiempos post-pandemia, ya que son muchos los países donde los conflictos étnicos se han acentuado o donde los estamentos militares han aprovechado para hacerse con el poder. Los turistas pueden salir muy mal parados en este tipo de contextos, así que asegúrate siempre de elegir destinos que sean seguros de visitar.

Respeta el medio ambiente

Por supuesto, todas estas medidas servirán de poco si después dejas tirado un bote de crema solar en la arena de la playa, o te deshaces de tu basura lanzándola al suelo en un paraje natural. Respeta al máximo la naturaleza allá donde vayas, y mantén el mismo respeto por los tesoros artísticos, el patrimonio cultural y las costumbres sociales de los lugares que visites. De esta manera disfrutarás aún más de tu viaje, y favorecerás el desarrollo sostenible de todas las regiones que visites.

Viajar de forma ética y sostenible, ¿cómo podemos hacerlo?