martes. 05.03.2024
2

Los españoles comienzan a ver la luz al final del túnel. Después de más de dos meses de confinamiento y de incertidumbre sobre el futuro, poco a poco se van conociendo qué podremos hacer en el futuro para disfrutar de las vacaciones y del tiempo libre. Con el paso del tiempo y la superación de distintas fases de la desescalada, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, informó el pasado sábado durante su intervención televisiva algunos puntos de vital importancia para el sector turístico español.

Así, uno de los puntos más destacables sobre el que informó fue el hecho de que a partir del mes de julio España abrirá las fronteras para acoger a turistas internacionales. Sin embargo, el presidente del gobierno puso especial énfasis en defender el turismo nacional y abogó por que los españoles apostaran este año por hacer viajes en vacaciones dentro del territorio nacional y, de este modo, ayudar a uno de los sectores económicos más importantes del país y que más ha sufrido por la crisis sanitaria del COVID-19.

Y es que este 2020 va a traer una serie de novedades en la forma de viajar en todo el mundo. Según apuntan expertos del sector turístico, en España habrá un incremento por el ecoturismo, que es el que hace referencia a los viajes turísticos que se realizan en zonas rurales o en parajes naturales. En este sentido, muchos coinciden en que los españoles optarán más por un viaje a la montaña en detrimento a las zonas de playa. Y, en estas zonas de costa, el comportamiento de los viajeros no será el mismo que el de años anteriores.

Aumento de las reservas

Con el anuncio de fechas concretas por parte del Gobierno, las ansias de viajar por parte de los españoles se han puesto de manifiesto tan sólo unas horas después de la intervención del presidente del Gobierno. De hecho, las reservas en destinos rurales para pasar las vacaciones se han incrementando en los últimos días y son muchos los responsables de los establecimientos que creen que van a convertirse en un reclamo por parte de los turistas en este 2020.

Entre los principales atractivos que tiene este tipo de turismo sostenible y respetuoso con el medio ambiente, destacan que es un tipo de viaje donde se valora sobre todo el respirar aire puro, tener recintos con pocas aglomeraciones y una oferta muy abundante para practicar deportes en plena naturaleza. A ello también hay que añadir que muchos de estos destinos rurales o de interior no han sido afectados por el virus COVID-19, lo que sin ninguna duda es un atractivo para todos los viajeros que quieren disfrutar de sus vacaciones.

Las empresas turísticas de estas zonas mantienen el optimismo y confían en conseguir llenar la temporada de verano. De hecho, estos alojamientos prácticamente no habían recibido cancelaciones de las reservas que ya tenían cerradas, a lo que se ha sumado que han empezado a recibir nuevas reservas para pasar, sobre todo, los meses de julio y agosto.

ecoturismo1

Estas escapadas rurales son, además, perfectas para disfrutar tanto en grupos como en pareja gracias a una extensa red de alojamientos rurales que se están adaptando a la perfección para ofrecer los mejores servicios y garantías a los viajeros que a buen seguro llenarán sus instalaciones en la temporada estival de este 2020.

Sobre las familias y grupos de amigos, hay alojamientos que están modificando su oferta de camas. En concreto, mientras que antes alquilaba por habitaciones, ahora alquilan la vivienda al completa para un determinado grupo, ya que los clientes no quieren compartir las instalaciones con otros turistas. 

Deporte en plena naturaleza

Con este incremento en el número de reservas, los alojamientos turísticos y los profesionales que se dedican a esta actividad económica tienen una oportunidad para posicionarse en el mercado y llegar a quitar cuota de mercado al turismo de sol y playa, el más importante en España. Para hacerlo, los pueblos de interior de España ofrecen riqueza monumental, paisajística y gastronómica, a lo que se une la posibilidad de practicar deportes en entornos irrepetibles.

Así, entre las prácticas deportivas más solicitadas en estos destinos de interior, destacan actividades deportivas como barranquismo, experiencias enoturísticas, treking, kayak, piragüismo,... Un conjunto de actividades que monitorizadas por expertos pueden ser una excelente solución para pasar las vacaciones en un entorno mucho más tranquilo que en la costa. Asimismo, las personas que viajan a estos destinos también suelen practicar rutas por lugares históricos, senderismo, montañismo y turismo activo, actividades de turismo cultural, actividades gastronómicas o visitas a parques naturales. 

El turismo sostenible ganará importancia esta temporada