<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
miércoles. 08.02.2023
f2

Siempre hemos escuchado la expresión “nadie da duros a pesetas” para referirse a que todo regalo tiene un coste implícito, o un truco. Sin embargo, esto no significa que el regalo no sea real, simplemente debemos saber en qué consiste para aprovecharlo al máximo. En todos los casos, la información es poder: la letra pequeña no debe omitirse, ya que es ahí donde encontraremos las condiciones para el canje de la promoción, por lo que sólo podremos reclamar lo que se indique en estos textos.

Los regalos de bienvenida son muy comunes para que nos atrevamos a comprar por primera vez en una tienda online o a registrarnos en una página web. Hay ofertas que sólo podremos canjear una vez (en la primera compra). En impresiones de fotografías digitales, por ejemplo, están muy extendidos los vales o descuentos por cantidades tan importantes como 10€. Deberemos observar que, efectivamente, se nos aplicará este descuento sobre el total de nuestra cesta, eso sí, los gastos de envío siempre irán aparte. Si, por ejemplo, volvemos a recibir una promoción para la misma tienda de impresión de fotos, descubriremos que no podremos canjearlo con la misma cuenta de usuario, sino que deberemos utilizar una diferente. Este tipo de descuento efectivamente nos hará ahorrar el importe indicado, pero recordemos que los gastos de envío no serán incluidos, ni podremos utilizar dos promociones similares bajo el mismo registro.

Las ofertas no suelen ser acumulables entre sí. Por ejemplo en tiendas de moda podremos recibir una promoción concreta con un descuento de una cantidad determinada o un porcentaje, sobre todo si somos compradores recurrentes. Eso sí, probablemente este descuento sólo se podrá aplicar en productos de nueva temporada o que no lleven una rebaja previa. Suponen una excelente oportunidad de adquirir novedades a un precio inferior sin pagar el importe íntegro del P.V.P. Otra promoción bastante frecuente es la de los gastos de envío gratis, aunque casi siempre exigirán un pedido mínimo. Esta oferta no sólo se aplica a tiendas online de moda, tecnología, juguetes, etcétera, sino que también es muy común en los restaurantes con entrega a domicilio a través de apps como JustEat o UberEats. Ojo con esta última plataforma, ya que funciona diferente a otras muchas, y si contamos con un código promocional para obtener un descuento sobre el precio final, deberemos introducirlo antes siquiera de comenzar a elegir el menú o no tendremos oportunidad de realizar el canje.

Los casinos online suelen promocionarse mucho a través de los bonos de bienvenida, ofreciendo incluso 300€ de regalo. No se trata de ningún engaño, realmente pueden regalar 300€ si realizamos un depósito inicial de 150€, por ejemplo. Los casinos en línea suelen duplicar el importe del primer depósito, por lo que si un jugador tiene claro que va a jugar asiduamente (si por ejemplo ya viene de jugar en otro casino y tiene experiencia) seguramente lo que más le interese es depositar lo máximo para obtener el mejor regalo. Claro que los jugadores novatos tienen una opción ajustada a su situación: los bonos sin depósito. Estos últimos regalan directamente una cantidad (unos 20€ en la mayoría de los casos) sólo por registrarse, y si apostándolos consiguen un premio de por ejemplo 100€, serán tan suyos como el del que jugó con su propio dinero previamente depositado. En este caso, la letra pequeña posiblemente radique en las condiciones de retirada del premio (en ocasiones debe pasar un tiempo o realizar un depósito tras ganar el premio o deben realizarse un número mínimo de jugadas) o bien restricciones en cuanto a qué juegos concretos pueden beneficiarse de la oferta. Es decir, tal vez este dinero sólo puede jugarse en juegos de ruleta, o en tragaperras de la marca X.

En cuanto a las suscripciones a servicios a través de internet, como la música en streaming o el video bajo demanda, suelen ofrecer promociones de entre uno y tres meses gratis para probarlo sin compromiso (en el caso de Apple+ se han extendido hasta un año si hemos adquirido un dispositivo de la marca recientemente). Sin duda, podremos disfrutar de estas mensualidades sin ningún coste y una vez finalizada la promoción, pagar la cuota mensual si deseamos continuar suscritos. Lo que es importante es saber, si decidimos no continuar disfrutándolo, en qué momento cursar la baja para que no sea demasiado tarde para que hayan ordenado un nuevo cargo en nuestra cuenta. Algunos de ellos permiten darse de baja incluso al día siguiente de darse de alta y aún así podremos disfrutar de la promoción hasta el final de su fecha, pero algunos causarán baja inmediata en el momento en que la ordenemos, por tanto, es imprescindible consultar las condiciones para saber cuál es el momento perfecto para disfrutar el periodo gratuito de principio a fin. Este formato también se aplica a las cada vez más extendidas suscripciones a cajas sorpresa de diferentes productos (alimentación, cosmética, figuras de coleccionismo, etcétera).

Por último, es común a todo tipo de productos y servicios que se puedan comprar o contratar online la promoción “referal” a través de la cual nos beneficiamos de interesantes descuentos por presentar amigos, pudiendo presentar todos los que deseemos, sin limitaciones. Estas ofertas llevan implícito, no obstante, no sólo que indiquemos los datos de nuestros conocidos, sino que ellos deben registrarse y realizar una compra o suscripción para que tanto ellos como nosotros obtengamos el regalo o descuento, y es posible que no se permita el canje inmediato, sino en una segunda compra. Como mencionamos al comienzo, lo imprescindible para poder disfrutar de todos estos regalos, descuentos y bonos será leer atentamente las condiciones y seguir paso a paso las instrucciones, pues cuando lo ofrecen no están engañándonos (legalmente no pueden), simplemente debemos prestar atención a toda la información que facilitan para poder recibirlo.

Regalos de bienvenida en tiendas online, casinos, suscripciones... Cómo aprovecharlos