#TEMP
lunes. 27.06.2022

Pensando en quienes vayan a realizar desplazamientos en moto en verano, los expertos en seguridad vial aconsejan prestar atención al mantenimiento del vehículo. Asimismo, recomiendan contratar un seguro de moto que incluya, entre otras garantías, las coberturas de asistencia en carretera y equipamiento de motorista.

No usar el casco, cuatro puntos menos

En el caso de la indumentaria, se trata de una segunda piel a la que, en algunas ocasiones, no suele dársele la importancia que tiene. Sin embargo, la Dirección General de Tráfico (DGT) recuerda que un equipamiento de motorista homologado minimiza las consecuencias de un accidente de circulación. Y puede llegar a salvar la vida a los usuarios de motos y ciclomotores.

En los meses más calurosos del año, los cascos abiertos de tipo jet y demi-jet son indicados para los recorridos urbanos. Y para carretera, los más apropiados son los modulares e integrales. Tras la reforma de la Ley de Tráfico, no utilizar el casco, o usarlo inadecuadamente, conlleva la retirada de cuatro puntos del carné de conducir y una multa de 200 euros.

Así protege una indumentaria homologada

Por lo que respecta al resto de la indumentaria, los fabricantes comercializan prendas y complementos especialmente diseñados para los meses más calurosos del año. Una chaqueta y un pantalón con sistema de ventilación facilitan circular con mayor comodidad. Y sus protecciones previenen posibles abrasiones, contusiones, fracturas, lesiones musculares y articulares y quemaduras.

En cuanto a los guantes, la DGT contempla que, al igual que sucede en la vecina Francia, sean obligatorios en carretera. Y desaconseja la utilización de modelos que dejen la mitad de los dedos al descubierto. “Las manos son lo primero que apoyamos en el suelo en caso de accidente en moto. Incluso en los siniestros más leves, no llevar guantes provoca heridas y erosiones”, advierte María José Aparicio Sanchiz, subdirectora general de Formación y Educación Vial de la DGT.

Y en lo relativo al calzado, la Asociación de Constructores Europeos de Motocicletas observa que unas botas de motorista ofrecen un 50% más de protección que unos zapatos de calle o unas zapatillas de deporte.

Chaleco airbag: un auténtico salvavidas

Además, la DGT ha realizado campañas para promocionar el uso del chaleco airbag. Este complemento del equipamiento de motorista protege el cuello, la espalda, el tórax, el abdomen y las clavículas. Y un informe de Pons Seguridad Vial pone de manifiesto que el 79% de los encuestados está a favor de su utilización.

En su lugar, se sugiere el empleo de un chaleco o unos tirantes con propiedades reflectantes. De este modo, los motoristas serán más visibles para el resto de usuarios de la vía.

Asegurar el equipamiento, recomendable

Desde la DGT concluyen que la ausencia de carrocería en motocicletas y ciclomotores debe compensarse con un equipamiento específico. De manera especial, en verano. Igualmente, haber suscrito una póliza de seguro que incluya una cobertura de equipamiento facilitará reemplazar alguno de sus componentes en el supuesto de sufrir un siniestro. En este sentido, los profesionales aconsejan acudir a entidades especializadas en seguros de moto con una amplia trayectoria en el sector.

Equipamiento de motorista para verano: ¿cuál es el más adecuado?