viernes. 01.03.2024

La posibilidad de recuperar los gastos de tu hipoteca es una opción que conviene no dejar escapar.

 Cuando se habla de los gastos de hipoteca lo hacemos de los costes que derivan de contratar la hipoteca y del otorgamiento de la escritura. Estos gastos pueden variar dependiendo del importe que se solicitase en el préstamo, pero por lo general es posible estar en un importe que puede oscilar entre los 1.000 y los 15.000€.

Los gastos hipotecarios los podemos dividir principalmente en cuatro:

  1. Gastos de Notaría
  2. Gastos referentes a la inscripción del Registro de la Propiedad
  3. Gastos de Gestoría
  4. Gastos de Tasación

Con la sentencia del Tribunal Supremo de 2015 comenzó todo

Estos gastos pueden ser recuperados gracias a la sentencia 705/2015 del Tribunal Supremo del 23 de diciembre de 2015, donde se consideró que era abusivo imponer pagar íntegramente todos los gastos derivados del préstamo hipotecario al consumidor.

La razón principal para reclamar los gastos de una hipoteca es que no se considera muy justo el que no exista la posibilidad de negociar los gastos, por lo que ha sido declarada como nula.

Este tipo de cláusulas de gastos hipotecarios son redactadas por las entidades bancarias que han sido declaradas como nulas, por lo que se inicia una reclamación en el nombre del cliente ante el departamento de atención al usuario de la entidad bancaria o financiera, y si llega el caso se puede proceder al curso de una demanda judicial.

Como existe un precedente judicial que dice que son abusivas, es muy probable que la sentencia que se emita sea favorable por todas las reclamaciones presentadas, por lo que es muy conveniente el que se lleve ante la justicia.

La experiencia de los profesionales importa al recuperar tus gastos hipotecarios

Los años en el sector jurídico de Nogués Abogados les han hecho contar con una gran experiencia que como ellos mismos dicen, les vale para asesorar a sus clientes en muchos campos, como este en particular.

Su amplio bagaje en derecho bancario es toda una garantía y les sirve de gran ayuda para que un bufete puede dar garantías de éxito en un alto porcentaje de muchas de las reclamaciones que abordan.

Confiar en un despacho experimentado permite beneficiarse en varios aspectos:

  1. Por una parte, se elimina esa cláusula abusiva que tenía tu hipoteca
  2. De igual forma, se puede reclamar la devolución de los importan de la factura del Notario, el pago de la inscripción en el Registro de la Propiedad o la factura de la gestoría y la tasación de la propia vivienda.

Además, desde Nogués Abogados creen que ciertamente es muy atractivo para sus clientes el no cobrar nada por iniciar la reclamación, provisión o comisión de las cantidades que se recuperen, pues la minuta se cobra a la entidad bancaria con la que estás hipotecado, a excepción de que la sentencia no condene en costas al banco, donde el cote es del 14%+ Iva del dinero que se recupere. De no ganar, ellos como bufete tampoco ganan nada.

Cómo recuperar tus gastos hipotecarios