jueves. 29.02.2024
affordable-car-insurance

Tradicionalmente, los usuarios acudían a las oficinas de las compañías aseguradoras o a las corredurías de seguros para contratar un seguro de coche. Sin embargo, el auge del comercio electrónico ha propiciado que un gran porcentaje de las suscripciones de pólizas del ramo de autos se realice a través de Internet.

De cara a facilitar estas operaciones a los automovilistas, las entidades del sector asegurador disponen de calculadoras online que posibilitan contratar un seguro de forma rápida en muy pocos pasos. Pero, ¿cómo funcionan estas herramientas? ¿Son sencillas de utilizar? ¿Qué información hay que aportar para conocer el precio de un seguro de coche personalizado?

¿Qué información solicita una calculadora ‘online’?

El objetivo de las calculadoras online es que incluso las personas menos familiarizadas con las nuevas tecnologías puedan obtener un presupuesto que se ajuste a sus necesidades. Algo que se consigue mediante un asistente virtual que requiere una serie de datos de cara a configurar un seguro acorde al perfil de los interesados:

  • El proceso se inicia facilitando el código postal de la localidad donde se reside, así como la fecha de nacimiento del tomador y la edad que tenía cuando aprobó el permiso de conducir.
  • A continuación, la calculadora precisa conocer la información más relevante del vehículo que se desea asegurar: matrícula, marca y modelo; características principales (cilindrada, potencia, tipo de combustible…); si tiene la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en vigor; dónde duerme habitualmente (vía pública o plaza de garaje); cuándo se utiliza, etc.
  • Y, finalmente, en el supuesto de que el automóvil no sea nuevo, la calculadora online solicita los datos relativos a la compañía donde ha estado asegurado el automóvil, así como el número de partes emitidos –en el caso de haberse notificado percances a la entidad–.

Al finalizar el proceso, esta herramienta tecnológica ofrece varias propuestas de seguro al solicitante, incluyendo una recomendación especialmente concebida para él. Todo ello de forma sencilla y en menos de tres minutos.

¿Cuáles son las ventajas de contratar por Internet?

Actualmente, según los últimos estudios publicados sobre e-commerce, en torno a 25 millones de ciudadanos adquieren productos y servicios, como los ofrecidos por la industria aseguradora, a través de Internet en España. Algo lógico, argumentan los expertos, pues el comercio electrónico aporta numerosas ventajas.

Gracias al e-commerce, los usuarios pueden suscribir una póliza a cualquier hora del día sin necesidad de tener que desplazarse a un establecimiento comercial. Además, las calculadoras online permiten personalizar un seguro de coche y estudiar distintas sugerencias de la compañía. De esta manera, los consumidores tienen la oportunidad de elegir la modalidad que mejor se adapte a sus necesidades y presupuesto.

Una vez seleccionado el seguro, los pagos se realizan mediante métodos y pasarelas que brindan seguridad y protegen tanto el dinero como los datos personales del usuario. Y este último, una vez suscrita la póliza, tiene a su disposición varios canales de atención al cliente (asistente virtual, teléfono, áreas personales…) para resolver cualquier duda o tramitar un parte.

¿Cómo funciona una calculadora ‘online’ de seguros de coche?