#TEMP
viernes 27/5/22
1

Estamos ya enfilando las vacaciones de Semana Santa y gran parte del parque automovilístico español se pondrá en ruta hacia sus destinos. No obstante, las motos no tienen intenciones de quedar aparcadas, pues también se estima que sus dueños saldrán a las carreteras para disfrutar del buen tiempo y llegar hasta donde haga falta.

No obstante, si la seguridad es un desvelo de los conductores de coches, aún lo debe ser más entre aquellos que circulan en moto dado que, al no contar con un chasis de protección, quedan más expuestos a los posibles golpes y accidentes. Tanto es así que los motoristas fallecidos en carretera no cesan de crecer año tras año.

No en vano, según la Dirección General de Tráfico (DGT), los motoristas encabezan las muertes en accidentes de tráfico por tercer año. En concreto, se estima que 40 de las víctimas mortales del año pasado circulaban en motocicleta a las que hay que sumar 269 heridos con carácter grave.

Por lo tanto, si tienes prevista una salida inminente con motivo de las vacaciones de Semana Santa, además del seguro de moto que siempre ha de estar en vigor, te recordamos una serie de consejos para la seguridad tanto tuya como de quien viaja contigo:

  • No conducir en el ángulo muerto del conductor que nos precede. Es decir, no debemos ocupar esos espacios alrededor del vehículo que quedan invisibles ya sea de forma directa como en los retrovisores.
  • Usar un calzado inadecuado que favorece los resbalones. La suela de las botas o zapatos de moto se fabrican con material adherente para evitar esta clase de accidentes.
  • Aumentar la distancia de seguridad y tomar precauciones en caso de lluvia. En este sentido, se recomienda evitar los días de lluvia, pero es cierto que a veces el agua nos sorprende al volante. Por lo tanto, extrema los cuidados reduciendo la velocidad, evita circular por las zonas pintadas –ya que son más resbaladizas– y siempre acelera y frena con suavidad.
  • El pasajero solo puede ir en aquellos modelos que lo permitan. En caso de subirse, debe ir sentado a horcajadas, con las rodillas rectas hacia delante y los pies apoyados en los reposapiés. El piloto y pasajero deben evitar rozarse con los cascos y debe mediar una distancia adecuada entre ambos para no dificultar la libertad de movimientos del conductor.
  • Evitar circular por el centro del carril. Sin embargo, si hay un atasco casi todos jugamos esta baza para eludir el embotellamiento y salir de él cuanto antes. Por supuesto, puedes hacerlo, pero ten presente que es conveniente dejar distancias de seguridad, tanto con el vehículo delantero como por los laterales.

Sin duda, la ropa ha de ser reflectante y adecuada a la conducción. Tampoco se ha de de reparar en gastos a la hora de comprar el equipo de seguridad como chaleco, pantalones, cascos, guantes para evitar las lesiones y rozaduras en caso de accidente, así como el preceptivo casco.

Los coches asaltan las carretera en Semana Santa, pero también las motos