lunes 18/10/21

Las claves para elegir un buen seguro de moto

moto

El verano es momento de viajes en moto en los que poder disfrutar como siempre de esa sensación. Tanto si eres motero habitual y experimentado como si es tu primer vehículo y vas a iniciarte en este mundo, contar con un buen seguro de moto es más que tener las espaldas cubiertas. Al tener tu moto asegurada con las mejores compañías sabes que, en caso de incidencia, estarán a tu lado para solucionar lo que suceda. Sí, hay bastantes diferencias entre los seguros, por eso te damos las claves para elegir la mejor aseguradora para tu moto.

Aspectos claves para conseguir un buen seguro de moto

El primer aspecto que ha de ser tenido en cuenta a la hora de elegir el mejor seguro de moto es ser consciente de nuestro perfil como motorista. No necesita el mismo seguro una persona que utilice la moto a diario, para ir a trabajar en ciudad, por ejemplo, que el motero esporádico que solo la use algún fin de semana. Ambos necesitan seguro, pero el primer perfil deberá optar por coberturas ampliadas y mejoradas. Ten además presente que los motoristas concurren en más siniestros que los automovilistas, Según datos de la DGT de 2019 sobre siniestrabilidad, "el 75% de los motoristas fallecidos en vías interurbanas en fin de semana circulaba en una motocicleta de más de 500 cc, porcentaje que desciende al 57% en estas vías entre semana, y al 39% en vías urbanas." Con respecto al seguro y utilizando la misma fuente, "el 91% de los motociclistas fallecidos en vías interurbanas entre semana circulaba en una motocicleta con el seguro en vigor, seguido del 90% en vías urbanas, y el 87% en estas vías interurbanas en fin de semana." Afortunadamente, la importancia del seguro es algo que los motoristas tienen asumido.

A terceros, interesante punto de partida

Si el uso que hacemos de la moto es esporádico y esta ya tiene una antigüedad, podemos optar a un seguro a terceros. En este caso, cubre solamente los daños y lesiones que causemos a los demás, no a nosotros. Puede ser un buen punto de partida, pero conviene mejorar las coberturas básicas. Por ejemplo, contratar la defensa penal, así como la reclamación de daños es importante. Con ello, podremos tener una asistencia jurídica mejorada en caso de necesidad. Podemos hablarlo con el seguro para que aumente el importe de esta cobertura y no debamos pagar a un abogado en caso de necesidad.

La tranquilidad del todo riesgo

Optar por un seguro a todo riesgo es siempre lo mejor si podemos pagarlo. En este caso, ya no solo estaremos cubriendo los daños que causamos a otras personas y a sus bienes, sino que además cubrimos los que nos producimos a nosotros y a nuestro vehículo. Siempre se dice que hay que poner seguro a todo riesgo mientras estemos pagando el vehículo si lo tenemos financiado. Igualmente, la opción a todo riesgo siempre interesa cuando el valor que nos vayan a dar por la moto en caso de siniestro total supere al de la prima del seguro. Por ejemplo, el seguro a todo riesgo es la opción mayoritaria de quienes acaban de adquirir una motocicleta, pudiendo pasarse a terceros una vez que ha transcurrido el tiempo.

Conviene desechar la idea de que un seguro a todo riesgo tengo una motocicleta es algo caro y abusivo. El precio que pagar dependerá de las características de la propia montura, así como de nuestra edad y experiencia de conducción. Es la razón por la cual algunos jóvenes a terceros cuando compran una nueva motocicleta, el precio suele ser bastante más alto. Pero para conseguir el mejor precio en el seguro de tu moto siempre debes tocar las puertas de todas las compañías aseguradoras posibles. Es posible ahorrar bastante dinero sin perder ningún tipo de prestación.

Probablemente te lleves una sorpresa con los precios de diferentes aseguradoras. Generalmente, aquellas que prestan sus servicios online tienen precios más ajustados, por lo que pueden ser una opción a tener en cuenta. Antes de formalizar la póliza, debes hacer una buena comparación entre aquellas que hayas escogido como opciones posibles, fijándote bien en todas las coberturas que ofrecen. Hay que tener presente que siempre debemos ponernos en el peor de los casos, y tener el respaldo de un buen seguro de moto es rodar sobre seguro.

Por otro lado, el precio a pagar por un seguro completo puede ser un inconveniente, aunque hay aseguradoras que permiten el fraccionamiento de los recibos en 2, 3, 6 y 12 meses. De esta manera, obtienes facilidades de pago sin tener que renunciar a ese seguro que necesitas. Ya se sabe, sobre 2 ruedas cualquier precaución es poca y tener respaldo de un buen seguro te ayudará a rodar tranquilo. Y, a decir verdad, eso es algo que no tiene precio.

Las claves para elegir un buen seguro de moto