jueves 9/12/21

Muchas empresas grandes, medianas y pequeñas tienen problemas de cobro con sus facturas. Garantizar que los productos que se comercializan y venden se traducen en ingresos reales a veces no es una tarea fácil. Numerosos son los casos en los que la falta de liquidez originada por clientes morosos o insolventes ha llevado a la desaparición de empresas sólidas y solventes.

Para evitar que esto ocurra, desde hace más de 130 años Pouey International, empresa líder mundial en la gestión de riesgos de clientes, garantiza a la hora de acometer una venta, la seguridad de su cobro y una correcta gestión de toda la operativa vinculada a dicha actividad.

Pouey International dispone de una base de datos mundial actualizada y renovada permanentemente con más de 13 millones de empresas junto con equipos de analistas, investigadores, juristas, actuarios e informáticos especializados en información comercial y financiera.

Comprobar la solvencia de los clientes, proteger las cifras de negocios asegurando hasta 300.000 euros las deudas pendientes por cliente, reducir plazos de pago e impagados así como identificar el riesgo de su cartera son algunas de sus principales actividades.

El grupo tiene oficinas en España, Bélgica y Países Bajos, Francia e Italia y desarrolla cuatro líneas básicas de actuación. En primer lugar se encuentra la valoración de la solvencia de los clientes y proveedores, anticipando el riesgo que conlleva trabajar con ellos. Por otra parte, aseguran así como adelantan el pago de facturas. La cuarta actividad consiste en el cobro de deudas impagadas, morosas o de dudoso cobro, fuera de su vencimiento, mediante la aplicación de gestiones amistosas, y caso de ser necesario, a través de acciones judiciales ante los organismos y tribunales correspondientes.

Dados los problemas de liquidez a la que se están viendo abocadas muchas empresas, sobre todo como consecuencia de la pandemia de coronavirus,  a través de la herramienta Finquietis, pone en contacto a inversores privados con empresas que necesitan dicha liquidez. 

Básicamente a través de esta actividad de Factoring se consigue cobrar anticipadamente el importe de las deudas que normalmente se realizaban a través de una entidad financiera con altos costes. Además se ofrece la posibilidad de elegir qué facturas financiar, no se obliga en remitirlas todas.

Se puede financiar hasta un máximo de 300.000 € por factura cedida. El coste de este sistema de financiación varía en función del plazo de vencimiento de la factura. En los casos en los que a pesar de haberse superado el análisis de solvencia el deudor no paga las facturas, Finquietis  inicia un procedimiento de cobro contra él. Por ser sin recurso, no se reclaman los fondos adelantados.  Las empresas que quieran ceder sus facturas a través de este servicio, van con el contrato Serenitas con Finquietis, el cual permite gozar de una cobertura ante el riesgo de impago sobre facturas no financiadas.

Serenitas es un contrato de garantía que permite asegurar hasta 300.000 € de riesgo comercial por cliente. Se trata de un contrato que se realiza a medida con las necesidades del solicitante y es compatible con otros seguros de crédito. Se realiza para cada cliente y no para el conjunto de los deudores de una empresa y alcanza tanto a los domiciliados en España como en otros países. La indemnización corresponde al 100% de la cantidad garantizada sin IVA. 

Por todo ello tanto si eres una empresa necesitada de liquidez estás interesado en ponerte en contacto con los expertos de Pouey International y analizar las positivas propuestas que pueden realizarte.

Garantiza el cobro de tus ventas