viernes 22.11.2019
SEGÚN RÁNKING DE GREENPEACE

Madrid, entre las peores ciudades europeas en calidad del aire

La capital incumple los límites europeos de calidad del aire y excede las directrices recomendadas por la Organización Mundial de la Salud

Greenpeace ha analizado 21 indicadores de 13 ciudades europeas y Madrid solo obtiene una nota global de 4,3

Greenpeace ha presentado este martes su primer análisis de movilidad urbana sostenible en trece ciudades europeas, entre las que se encuentra Madrid. A pesar de estar en la mitad del ranking de la organización, Madrid solo obtiene una nota global de 4,3 y se encuentra entre las peores ciudades en calidad del aire debido a la contaminación que soporta la ciudad por el tráfico rodado. Asimismo, y coincidiendo con el anuncio del Ayuntamiento de la capital de medidas para paliar el tráfico, Greenpeace ha hecho públicos testimonios de personas que viven al lado de la A-5 (Paseo de Extremadura), como ejemplo de las causas y consecuencias de esta movilidad insostenible.

Hoy mismo, el Ayuntamiento de Madrid está anunciando la decisión, incluida en el Plan A de Calidad del Aire de Madrid, de convertir la A-5 en una vía urbana, reivindicación histórica de los vecinos de la zona. La organización ecologista da la bienvenida a estas medidas pero reclama al Ayuntamiento su aplicación inmediata, con la implicación obligada de todos los ministerios afectados.

“La mala calidad del aire de Madrid vulnera el derecho a la salud. Las medidas anunciadas por la alcaldesa son positivas pero no se puede esperar tanto porque la Comisión Europea ha confiado en su aplicación para no llevar a España ante los tribunales y, sobre todo, porque no se puede desatender ni un minuto más a las personas para proteger a los coches”, ha declarado Raquel Montón, responsable de la campaña de Movilidad de Greenpeace.

Los testimonios recogidos por Greenpeace de vecinos y especialistas médicos, confirman que esta autovía provoca altos niveles de contaminación atmosférica y acústica, que conllevan enfermedades respiratorias, cardiovasculares, trastornos del sueño, trastornos mentales como ansiedad, irritabilidad, etc.

Aspectos destacables de Madrid según el ranking de Greenpeace

El ranking de movilidad sostenible analiza 21 indicadores que se agrupan en cinco categorías diferentes: transporte público; movilidad activa (es decir, caminar y andar en bicicleta); seguridad vial; calidad del aire y progreso en la gestión de la movilidad. Estos son los aspectos más destacados de Madrid:

Calidad del aire. Madrid obtiene el séptimo puesto en calidad del aire, apenas un punto por encima de Budapest, Berlín, Londres y Roma. Las concentraciones de NO2 (dióxido de nitrógeno) están más allá del límite de la UE en 44.54 μg/m3/año. Además, excede las directrices de la Organización Mundial de la Salud para la calidad del aire en concentraciones de NO2 y PM10. La causa es el tráfico rodado, a través de las sustancias tóxicas que emiten sus tubos de escape.

Modalidad de transporte. El 36% de los traslados en Madrid se realizan caminando y en bicicleta y un 38% en transporte público. Por lo tanto, los modos de transporte sostenibles representan hasta el 74% y únicamente el 26% son modos motorizados personales. Por lo tanto los elevados niveles de contaminación tienen su origen en la modalidad más minoritaria de desplazamiento.

Transporte público. Madrid ocupa el sexto lugar en transporte público. Su capacidad anual es de más de 1.000 millones de viajes, lo que se traduce en 334 viajes anuales por habitante de Madrid. El metro de Madrid es el séptimo más grande del mundo y transporta alrededor de 624 millones de personas al año.

Seguridad vial. Madrid obtiene el cuarto lugar en seguridad vial. Si bien las cifras de accidentes son bajas, las muertes de peatones son graves. Si Madrid tiene la intención de aumentar la participación del ciclismo, se requiere un mayor esfuerzo para segregar a los ciclistas de los automovilistas y peatones.

Gestión de la movilidad. En Madrid el estacionamiento por hora tiene un coste por encima del promedio de las ciudades europeas, equivalente al 35% del coste de una comida diaria. Por lo tanto el estacionamiento en Madrid es un factor potencial para disminuir los modos motorizados. Por otro lado, la ciudad también tiene un buen sistema de transporte público y un bajo índice de congestión respecto al resto de ciudades, y ambos valores implican una menor dependencia en los vehículos personales. 

Fuente: Greenpeace

Madrid, entre las peores ciudades europeas en calidad del aire
Comentarios