viernes 06.12.2019

Activistas de Greenpeace escriben “demolición” en 1.500 m2 de arena en la playa de El Algarrobico

Greenpeace escribe “demolición” en la playa de El Algarrobico

Una veintena de activistas de la organización han escrito este martes con letras gigantes la palabra “demolición” en la playa del hotel ilegal de El Algarrobico (Carboneras, Almería). La “pintada”, hecha con rastrillos y que ocupa una superficie de 1.500 m2, se ha llevado a cabo en la arena frente al hotel ilegal para exigir que se cumpla la sentencia del Supremo que daba la razón a Greenpeace y declaraba que el hotel está construido sobre “suelo no urbanizable de especial protección”. Así mismo, han puesto una pancarta con el mensaje: “Juntos lo logramos: Algarrobico ilegal”.

El próximo lunes 29, a las 17 horas se reunirán en Madrid, la Ministra de Medio Ambiente y el Consejero de Medio Ambiente andaluz para poner en marcha el plan de actuación conjunto que firmaron ambas administraciones en 2011. La organización ecologista demanda que se proceda inmediatamente al desmantelamiento progresivo del hotel ilegal y la recuperación del Parque Natural y que además, se desarrolle en un proceso participativo con las organizaciones ecologistas y sociales de la comarca para maximizar las oportunidades de empleo y turismo sostenible.

"Volver al Algarrobico tras mas de una década de protesta, y la séptima acción que realizamos frente al hotel es una celebración tras la sentencia del Tribunal Supremo del pasado jueves 18 de febrero. Es el momento de reivindicar la recuperación del Parque Natural y una oportunidad de empleo y turismo sostenible en la comarca", ha declarado Pilar Marcos, responsable de la campaña de Costas de Greenpeace. "El Algarrobico puede ser un ejemplo de recuperación de un entorno natural o el símbolo de lo que no se debe hacer", concluye Marcos.

Además, el próximo jueves 25 de febrero cinco activistas de la organización ecologista, han sido citados como investigados en el Juzgado de Vera (Almería) por la sexta acción que Greenpeace llevó a cabo en el hotel ilegal en el año 2014 y por la que se ha llamado a investigar a 28 activistas de la organización. La promotora del hotel, Azata durante estos 11 años de lucha ecologista ha reclamado a Greenpeace más de medio millón de euros por daños al hotel ilegal.

Esta acción simbólica coincide con la paralización, hace 10 años, de las obras del hotel, decretada judicialmente tras la primera acción que la organización llevó a cabo en la construcción ilegal.

La organización ecologista junto con el gabinete de arquitectos n’Undo (1) realizó en un informe en 2012 que desvelaba el coste real del desmantelamiento del hotel, unos 7.320.646 euros. Esto supondría unaoportunidad de empleo para la zona en torno a 400 puestos de trabajo, el reciclaje del 98 % de los materiales del edificio y la restauración ambiental del entorno.

"Con esta acción simbólica queremos culminar más de 11 años de lucha y decir a toda la gente que ha luchado para ilegalizar este símbolo de la destrucción de la costa que juntos lo hemos conseguido", ha concluido Marcos. “Gracias a cada una de las personas que durante todo este tiempo nos han ayudado a demostrar que este monstruo de hormigón nunca debió de ser construido”.

Activistas de Greenpeace escriben “demolición” en 1.500 m2 de arena en la playa de El...
Comentarios