domingo. 26.05.2024

Muchos mediadores cuando hablan de métodos para alcanzar acuerdos o entendimiento entre las partes enfrentadas, nos hablan de la utilidad del llamado “circulo de paz”. Todos sabemos que paz y mediación son dos conceptos que se dan la mano, para transitar por las cenizas de un conflicto, pero ¿en qué consiste este método y que utilidad tiene para nuestra profesión?

Podemos decir sin lugar a dudas que es una adaptación a nuestros días de actividades ancestrales. Por eso el origen de los Círculos, es una herencia de la cultura ancestral indígena.

El ser humano, como ser social que vive en comunidad, ha utilizado la reunión en círculos desde sus inicios, para usos tan básicos como el abrigo ante las inclemencias del tiempo, el alimento para compartir, la defensa ante lo desconocido, que se deja fuera del “circulo” y la necesidad de comunicación mirándose a la cara de todos los intervinientes.

  1. ¿Pero cuál es la Metodología de los Círculos de Paz?
  2. Ventajas
  3. Desventajas

Dicen los expertos que “la herencia ancestral indígena de Estados Unidos y Nueva Zelanda consideraba esta práctica como elemento esencial para el bienestar comunal”.

El ser humano, como ser social que vive en comunidad, ha utilizado la reunión en círculos desde sus inicios

Partiendo de esta consideración histórica, es cuando en nuestros días, para distintas cuestiones, renovamos la necesidad de estos “círculos”, que son utilizados para muchos objetivos, tales como, métodos de comunicación, la búsqueda de solución alternativa de conflictos y la toma de decisiones.

Su fundamento es sencillo, pues en una sociedad en la que vivimos y donde el conflicto subyace en cualquier lugar y ante cualquier relación, necesitamos realizar encuentros donde consigamos, respuestas ágiles, rápida y sencillas, que nos lleven a compaginar nuestra muestra de empatía con los demás y nuestro asertividad, por exigir lo que creemos es viable.

Así en nuestros días, la base filosófica de los “Círculos” se encuentra en la Justicia Restaurativa; que se preocupa por las personas involucradas en el asunto, reconociendo la responsabilidad de estas personas en la búsqueda de las soluciones a sus conflictos y la armonía social. Pero tenemos que ser amplios en este concepto, porque con independencia de restaurar, también es importante “provocar” para solucionar, cuando este método se domina por el facilitador. No olvidemos que el objetivo principal de los círculos es mejorar las relaciones interpersonales, facilitando el trabajo grupal que, en sus orígenes, como comenté antes nos hablan de la agresión externa, pero que actualmente podríamos trabajar en los conflictos de los miembros que forman el círculo, entre ellos y de ellos, asumiendo el rol de protagonistas en la búsqueda de soluciones viables.

Mediante el Círculo de Paz, solucionar sus diferencias y buscar la paz social, promueven el interés de los participantes en él. 

¿Pero cuál es la Metodología de los Círculos de Paz?

Yo creo, querido lector o lectora que ya te lo habrás imaginado sin necesidad de explicación mayor, que mirar la imagen que se ofrece junto a este post:

Los miembros del Círculo, sentados todos los participantes alrededor, van a promover de forma voluntaria, mediante un facilitador (mediador/a) el diálogo y el posterior debate, que mediante la construcción de valores, consigan convertir el proceso de escucha activa, en un momento esperanzador que consiga que sus miembros se identifiquen con lo que los une como seres humanos y no con lo que los separa. En esa invitación a cambiar uno mismo, los participantes se pueden abrir a sus sentimientos más profundos y construir soluciones o planes de acción desde su corazón y su conciencia.

Por eso entiendo que “El Círculo de Paz” Promueve:

• Igualdad y equilibrio de los participantes para que se expresen libremente,

• Espacio seguro para el diálogo y la escucha activa, que permitan la empatía

• Construcción y acuerdo de valores de grupo, ya que todos nos escuchamos y todos aportamos

• Planteamiento de soluciones y planes de acción que nos permita llegar a acuerdos

• Las decisiones se toman por consenso entre todos, luego es lo que quieren, no lo que les dicen

Esta estrategia grupal, muy interesante, promueve todos los principios que comunicamos mediante la mediación, pues requiere, voluntariedad, colaboración, participación (actitud) y ceder y conseguir, una vez mostrado posiciones, intereses y necesidades.

Por último, no debemos dejar de ser realistas y como todos ofrece muchas ventajas, pero también desventajas:

Ventajas

- No hay discriminación de ningún tipo, cualquier tipo de personas se puede unir

- Fomentan valores como el respeto, la tolerancia y la inclusión

- Ayuda a las personas a reflexionar y a dialogar con calma

- Enseña el valor de escuchar

- Crean un espacio seguro para que todos se puedan expresar sin ser juzgados

- Mejora la comunicación y la relación entre los participantes

Desventajas

- Los temas son discutidos de forma grupal y algunas personas no se sienten cómodas para expresarse en presencia de mucha gente

- Algunas personas están muy sensibles y se molestan cuando escuchan algunas verdades generando cierta tensión.

Trabajemos los “Círculos de Paz”