jueves 9/12/21
FUE DECLARADO CULPABLE DE UN TRIPLE ASESINATO

La Comisión Internacional contra la pena de muerte critica la confirmación de la condena a Pablo Ibar en EEUU

La Comisión Internacional contra la Pena de Muerte (CIPM) ha criticado la confirmación de la condena y ha instado a Florida a introducir una moratoria en las ejecuciones.

Pablo Ibar, un ciudadano español y estadounidense sentenciado a la pena capital en Florida, que lleva casi doce años en el corredor de la muerte de la Prisión del Estado de Florida, fue declarado culpable de un triple asesinato cometido en 1994 "pese a las serias dudas respecto a la calidad de las pruebas que lo relacionan con el crimen y la deficiente representación legal con la que contó en el juicio", según la CIPM. Esta organización se creó en 2010 a propuesta del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En un comunicado fechado este martes y firmado por el presidente de la CIPM, Federico Mayor Zaragoza, la organización ha reiterado su oposición a la pena de muerte "en cualquier circunstancia". A su entender, este castigo "vulnera el derecho a la vida" y además "no hay pruebas que confirmen que tiene un efecto disuasivo".

La CIPM ha señalado que varias resoluciones de la Asamblea General de la ONU piden una moratoria en la aplicación de la pena capital "como primer paso hacia su abolición". "Más de dos tercios de los Estados la han abolido legalmente o en la práctica", ha añadido la organización, que ha instado al estado de Florida a "introducir una moratoria inmediata en las ejecuciones mientras se revisa el uso de la pena de muerte".

SE NEGARON A REPETIR EL JUICIO

Un juez de Florida ha rechazado anular y repetir el juicio que condenó en 2000 a Ibar por un triple asesinato que asegura no haber cometido. En una sentencia de 50 páginas, el magistrado Jeffrey R. Levenson, del tribunal del condado de Broward (Florida), argumenta su rechazo a la petición de declarar nulo el juicio que presentó la defensa del condenado en abril de 2009.

En contra del criterio del abogado actual de Ibar, Benjamin Waxman, Levenson afirma que la defensa con la que contó en el juicio que le condenó fue correcta, a pesar de que ese primer abogado de oficio que le representó no pidió un peritaje de reconocimiento facial y obligó a interrumpir el juicio en dos ocasiones, una de ellas porque se vio involucrado en un episodio de violencia doméstica.

El juez considera además que el experto en reconocimiento facial de la Universidad de Birmingham que atestiguó en la apelación en favor de Ibar no estaba suficientemente cualificado para determinar que el rostro que aparece en la foto de un vídeo de videovigilancia de ínfima calidad no se correspondía con el de Ibar.

La Asociación contra la Pena de Muerte 'Pablo Ibar' subrayó el lunes pasado en un comunicado que ninguna de las huellas dactilares recogidas en el lugar del crimen coincide con las de Ibar y que el ADN recogido allí tampoco coincide con el del hispano estadounidense.

Tras el varapalo del juez, Waxman estudia recurrir ante el Tribunal Supremo de Florida la decisión de Levenson. No obstante, la Asociación reconoce que serán "necesarios varios años de litigación antes de conseguir la repetición del juicio con garantías".

La Comisión Internacional contra la pena de muerte critica la confirmación de la...
Comentarios