viernes 24/9/21
MEMORIA DEMOCRÁCTICA

La hipocresía de la Comunidad Europea respecto al antisemitismo

2

Recientemente, el 2 de diciembre del 2020, el Consejo Europeo aprobó una Declaración contra el antisemitismo, en todos los ámbitos y todas las competencias a niveles de gobierno, mediante políticas publicas, fundamentalmente en la educación sobre el Holocausto y el antisemitismo. También conmemora el 27 de enero, el día en recuerdo y memoria del Holocausto.

1Pero por otro lado, acaba de financiar la publicación de un libro "La memoria histórica, un peligro para la paz en Europa", a través del grupo ECR, del PE, conservadores y reformistas dentro del cual hay 3 diputados del grupo político ultraconservador VOX.

El grupo ECR, tiene 61 eurodiputados y esta presidido por un polaco, país que no tiene leyes de restitución de bienes robados a los judíos, como la casa de mi familia materna, en Pulawy.

En el libro anteriormente señalado, en el articulo dedicado a la neutralidad de España en la II guerra mundial, se dice que Franco salvo a judíos, a través de Ministerio de Asuntos Exteriores, por ejemplo como el caso del diplomático franquista, Sanz Britz, en Hungría, siendo el General Gómez Jordana el Ministro en ese momento, pero ocultan que dicho ministro, anteriormente en 1939, saco una normativa antisemita, la de 11 de mayo de 1939 de paso de fronteras, impidiendo la salvación de muchos judíos, y que estuvo vigente, al menos hasta 1943.

Todo esto está ya publicado, por ejemplo, en el numero extraordinario de la revista Hispania Nova de abril de 2019, por la Universidad Carlos III.

Esa normativa fue aplicada a mi abuela materna judío polaca, y ellos, mis abuelos, se tuvieron que convertir al catolicismo, unos meses antes, en la capilla española de Paris para poder seguir con su empresa en el Madrid franquista. Además, sus hermanos y sobrinas fueron exterminados en el Holocausto, en Polonia.

Por todo ello, no se puede financiar con fondos de la UE, a través del grupo ECR, un libro que va contra esa Declaración del Consejo, de 2 de diciembre del 2020.

La hipocresía de la Comunidad Europea respecto al antisemitismo