domingo 24/10/21
CRÍTICAS AL DIRECTOR

El vídeo Kony 2012 revoluciona las redes sociales


Joseph Kony es el dirigente del grupo guerrillero paramilitar denominado Ejército de Resistencia del Señor, basado en la Biblia.

El director del vídeo más famoso de esta semana, Jason Russell, que pide la detención del líder rebelde fugitivo de un grupo de milicianos ugandeses, Joseph Kony, ha dado la razón a los escépticos que han tachado su película de simplista porque reconoce que ha sido hecho deliberadamente de esa manera.

La película de 30 minutos disponible en YouTube llamada Kony 2012, que en seis días ha sido vista en la plataforma más de 72 millones de veces, tiene como objetivo enseñar al mundo las atrocidades cometidas por Joseph Kony y el Ejército de Resistencia del Señor (LRA, sus siglas en inglés), incluyendo el secuestro de menores y su conversión en niños soldado.

La organización sin ánimo de lucro del cineasta Jason Russell, Invisible Children, contactó con doce influyentes políticos y con muchos de los famosos más populares en Twitter, como Oprah Winfrey y Angelina Jolie, para difundir el vídeo. Tras esto, la compañía del famoso productor Harvey Weinstein, se ha puesto en contacto con Russell para comprar la película.

El fenómeno viral del vídeo -incluyendo la campaña en Twitter y Facebook- ha sido aclamada por inspirar a los jóvenes a la militancia pero ha sufrido algunas críticas, incluyendo que ha simplificado mucho una larga crisis en los derechos humanos.

Russell, que narra el vídeo con una historia personal que yuxtapone fotos de su hijo en San Diego (California) con la desesperanza de los niños de Uganda, dijo el pasado viernes que el vídeo fue concebido sólo como un pedal de arranque para un tema complicado.

"Sin duda se ha simplificado demasiado el problema. Este vídeo no es la respuesta, es sólo la puerta de entrada a la conversación. Y lo hemos hecho rápido y simplificado a propósito", dijo. Su intención afirma que es que quien vea el vídeo siga investigando.

NO TODO SON FLORES

En Uganda ha habido distintas reacciones, incluyendo críticas, sobre que la atención ha llegado demasiado tarde ya que gran parte del conflicto armado en la zona ha disminuido o que la película deja de lado que el ejército de Uganda es a menudo acusado de cometer las mismas atrocidades como los combatientes de Kony. Por otro lado, muchas autoridades creen que Kony ha huido hace tiempo de Uganda y ahora sólo manda a unos pocos cientos de seguidores.

"Kony ha sido acusado, eso es lo que estamos diciendo. No importa si tiene tres combatientes, 300 o 3.000. Ese no es el problema", dijo Russell. El objetivo del grupo es conseguir que Kony se rinda y sea llevado ante la Corte Penal Internacional de La Haya.

Invisible Children también se ha enfrentado a preguntas acerca de los estados financieros del grupo, ya que se les acusa de que una gran parte de los fondos se utilizaron para la producción de cine y viajes, en lugar de las obras de caridad.

Para Russell, hay gente que escucha la palabra caridad y no entiende por qué todo su dinero no va a África Central. "Hemos encontrado que el poner dinero para nuestros medios de comunicación y para nuestra película, cambia vidas", dijo. Y bien es cierto que sin el documental subido a YouTube, la campaña no hubiera logrado esta popularidad.

Otros han dicho que el problema debía ser resuelto dentro de Uganda en lugar de una campaña viral vista por personas que pueden no entender la situación sobre el terreno. Ante esta crítica, Russell dijo que no piensan que los americanos deban imponer la política mundial. Pero ellos quieren hacer presión a los políticos para que se centren en el tema y no lo dejen pasar.

UNA VIRALIDAD ASOMBROSA

El vídeo comienza con el lema "Nada es más poderoso que una idea" y hace referencia a la fuerza de los social media para ayudar a estimular la acción inmediata. El éxito del vídeo ha conmocionado al grupo sin ánimo de lucro. En un principio, querían llegar a 500.000 usuarios de YouTube. Ahora, los planes incluyen una fiesta mundial y otros eventos de recaudación de fondos.

'Hashtags' como #stopkony y #kony2012 se han convertido esta semana en Tema del momento en Twitter gracias al impulso proporcionado por importantes personalidades del ámbito de la cultura como los actores estadounidenses George Clooney y Mia Farrow.

A través de emotivas imágenes, el vídeo pide a los espectadores que tomen conocimiento de Joseph Kony y de sus delitos, y al Gobierno estadounidense que actúe para frenar la campaña de reclutamiento infantil del líder del LRA. "Kony es básicamente Adolf Hitler, y cuenta con un Ejército de 30.000 niños sin mente que masacran a gente inocente en Uganda", asegura el vídeo, mientras que la campaña completa sus acciones con la venta de pulseras, kits y la solicitud de donaciones.

Sin embargo, los analistas consultados aseguran que el vídeo elude dos aspectos fundamentales: Kony ya no está en Uganda, sino que se dice que podría estar escondido en Sudán o República Centroafricana, y los 30.000 niños que menciona el vídeo son los que el LRA ha secuestrado a lo largo de sus tres décadas de historia, no los que lo están en la actualidad.

OPINIONES DESDE UGANDA

El ministro de Defensa de Uganda, Felix Kulayigye, ha prometido el pasado viernes capturar "vivo o muerto" al señor de la guerra Joseph Kony, que se encuentra en el punto de mira del Tribunal de La Haya.

"Toda esta atención sobre Kony y sus actividades asesinas es buena en el sentido en que ayuda a informar a los que no conocen al monstruo, pero es demasiado tarde", ha asegurado el ministro de Defensa ugandés.

"Puede llevar tiempo, pero lo cogeremos", ha añadido. En este sentido, ha preguntado "cuántos años costó terminar con el conflicto de Irlanda del Norte" y lo ha comparado con la búsqueda del prófugo del TPI, que también "acabará algún día".

Más escéptico se muestra el periodista Michael Wilkerson, que afirma que "el norte de Uganda no es una zona de guerra". Él aboga por centrarse en los problemas actuales del país, dominado desde hace un cuarto de siglo por el presidente Museveni. "La corrupción es salvaje, los servicios sociales se encuentran al mínimo y los abusos contra los Derechos Humanos que comete el Gobierno son comunes y están bien documentados", asegura.

El portavoz del Ejército ugandés, el coronel Felix Kulagiye, ha aplaudido la campaña y declaró a la BBC que "ojalá hubiera llegado antes", declaró a la BBC. Pero recordó que la última vez que había visto a Kony fue en 2007 en el estado sursudanés de Equatoria Occidental, donde acudió por última vez a unas conversaciones de paz. Desde entonces, Kony se ha negado a acudir al resto de convocatorias por miedo a ser detenido.

El vídeo Kony 2012 revoluciona las redes sociales
Comentarios