martes. 23.04.2024

El ministro del Interior anunció en marzo un plan de choque para la Dirección General de Tráfico, además de un incremento inmediato de la plantilla de personal funcionario.


La delicada situación que atraviesan las oficinas de atención al público de la Dirección General de Tráfico ha provocado que el ministro del Interior anunciase en sede parlamentaria, el pasado 29 de marzo, que se estaba negociando con Hacienda y Función Pública un aumento sensible de la plantilla de funcionarios de la DGT y un Plan de Choque, que sería efectivo en el plazo de un mes. Ese mes ha cumplido este pasado 29 de abril, y aún seguimos a la espera de que se anuncie cómo y en qué condiciones se va a acometer ese plan.

La sección sindical de FSC-CCOO del Ministerio del Interior ha presentado una queja ante el Defensor del Pueblo, así como ante la representación territorial con la que cuenta la institución en Aragón y en otras 8 comunidades autónomas, debido a la situación de grave pérdida de personal que viven las oficinas de atención al público de la Dirección General de Tráfico.

La falta de personal en puestos de atención directa al público supone que casi el 70% de personas que trata de obtener cita previa no lo consiga, cifra que aumenta hasta el 75% en algunas provincias y que asciende al 91% cuando se trata del trámite de canje de licencia, según datos proporcionados por el propio organismo.

Según Comisiones Obreras esta merma de plantilla afecta de manera directa a la ciudadanía. “Matriculaciones, transferencias o cambios de titularidad, altas, bajas, rehabilitaciones o notificaciones de venta son algunos de los trámites que se realizan en relación a los vehículos que necesitan su documentación en regla para poder circular”, recalca Fernando García Castro, secretario general de FSC-CCOO en el Ministerio del Interior.

Según datos del propio organismo, la progresiva pérdida de empleados y empleadas públicas en el ámbito de la DGT no ha dejado de ir en aumento en la última década, y supone un problema de tal magnitud que en el 40% de las provincias las oficinas de atención al público de las Jefaturas de Tráfico tienen que hacer frente diariamente a la demanda ciudadana con más del 50% de los puestos de su plantilla sin ocupar. 

Este delicado escenario se agrava en territorios y oficinas como las de Madrid, Soria, Navarra, Alcorcón, Ceuta, Guipúzcoa, Lugo, Toledo o Girona en las que se sitúa por encima del 70%, llegando a superar el 80% en Ibiza o los Servicios Centrales de Madrid.

La falta de personal en puestos de atención directa al público supone que casi el 70% de personas que trata de obtener cita previa no lo consiga, cifra que aumenta hasta el 75% en algunas provincias y que asciende al 91% cuando se trata del trámite de canje de licencia, según datos proporcionados por el propio organismo.

Hay que destacar también que los trámites de matriculación y transferencia de vehículos son el imprescindible soporte administrativo para el sector de la automoción, y en la actualidad existe una demora de entre 25 a 35 días de media para ser atendido. Por otro lado, la falta de operadores de información también está incidiendo de manera negativa en el servicio público de exámenes para la obtención del permiso de conducir.

“Se trata de gestiones imprescindibles para la ciudadanía, entre las que se encuentran muchas que están estrechamente ligadas al sector de la automoción, que representa alrededor de un 10% de la totalidad del PIB, y en cuyo engranaje para su correcto funcionamiento se encuentran trámites que se realizan desde las oficinas de la DGT”, afirma García.

Por otro lado, se estima además que los costes asociados con las lesiones de accidente de tráfico suponen en torno a la 1% de nuestro Producto Interior Bruto y las pérdidas relacionadas con la congestión del tráfico otro 2%. En este sentido, CCOO alerta del riesgo de aumento de accidentes y muertes en la carretera por la falta de personal y por las privatizaciones de servicios públicos esenciales para la seguridad vial en la Dirección General de Tráfico, como los Centros de Gestión y los servicios aéreos de vigilancia. 

Estas dos herramientas se han demostrado sobradamente como pilares de la seguridad vial y a partir de 1989 lograron reducir en un 80% el número de personas fallecidas en accidentes de tráfico. En los ocho centros actuales se controlan más de 1.700 cámaras, 2.000 paneles informativos y 2.400 estaciones de toma de datos, además de varias zonas con carriles reversibles. Esto permite realizar advertencias y enviar asistencia en casos de accidentes. Casi un tercio de los puestos de la plantilla de operadores de Centro de Gestión se encuentran vacantes.

En definitiva, y dada la realidad de no estar dando el necesario e importante servicio público que la Dirección General tiene encomendado, CCOO ha interpuesto estas quejas exigiendo que se articulen las medidas necesarias para cubrir las plazas vacantes existentes en el organismo, de forma que se pueda garantizar la seguridad vial y la atención a los ciudadanos y a las ciudadanas.

Colapso de la atención al público en las oficinas de Tráfico