Miércoles 19.06.2019
ELECCIONES AUTONOMICAS Y MUNICIPALES DE 2015

30 medidas para lograr la laicidad del Estado

Europa Laica invita a los partidos con representación parlamentaria a incluir en sus respectivos programas electorales medidas en favor de la laicidad.

Europa Laica abrirá una ronda de contactos con las fuerzas políticas para que se comprometan electoralmente respecto a la laicidad del Estado caro a los comicios de mayo de 2015. Para ello ha elaborado un programa de máximos con 30 medidas generales y 14 específicas para el ámbito municipal. El primer bloque se divide en cinco apartados: reformas legislativas, medidas sobre economía y fiscalidad, medidas sobre cuestiones simbólicas, igualdad ante la ley y enseñanza.

La organización propone reformar los artículos 16 y 27 de la Carta Magna para asegurar la laicidad el Estado y un sistema educativo público laico. Asimismo abogan por la derogación de los acuerdos con la Santa Sede, la derogación de la actual “ley de Libertad religiosa de 1980” y elaboración de una “ley de Libertad de Conciencia” y la revisión de los artículos 522 a 525 del Código Penal, que tipifican como delito la supuesta ofensa a los sentimientos religiosos. La Ley Hipotecaria también figura en esta batería de reivindicaciones por cuanto considera a los obispos diocesanos como fedatarios públicos. En ese sentido, Europa Laica plantea declarar como “actos nulos todas las propiedades rústicas y urbanas registradas por la iglesia católica, por el procedimiento de inmatriculación, restituyéndolas a su anterior situación registral”.

Respecto a los privilegios en materia fiscal y económica de los que goza la Iglesia Católica, Europa Laica pide la derogación de la Ley de Mecenazgo; que el Estado deje de financiar a las confesiones religiosas y que se elimine la financiación a través de la casilla en el IRPF. A ello se añade, la petición a la Conferencia Episcopal Española de una Memoria que deberá presentar al Congreso de los Diputados, “sobre toda su actividad económica desde 1979, ya sea mobiliaria o inmobiliaria, patrimonio suntuario, explotaciones mercantiles, actividades empresariales”, etc. También se exigirá información sobre el registro anual del Patrimonio Histórico Artístico, así como articular mecanismos para la desamortización paulatina y para uso público, del patrimonio de la iglesia católica.

La enseñanza pública también figura como uno de los elementos troncales del documento. Al respecto, Europa Laica defiende que la religión salga del currículo y del ámbito escolar. No se subvencionarán centros educativos de carácter religioso y se suprimirán los conciertos educativos. También se eliminará todo tipo de simbología religiosa, actos y proselitismo religioso, de cualquier naturaleza. En el ámbito universitario, se suprimirán todas las connotaciones religiosas, así como el estudio específico del derecho canónico y la oferta de clases de religión en cualquier carrera universitaria.

Entre las medidas de carácter simbólico destacan la prohibición de que los representantes públicos pueden participar de forma oficial en actos de carácter confesional; la eliminación de cualquier tipo de simbología religiosa en los actos oficiales, así como en lugares y edificios de titularidad pública; supresión de honores civiles u homenajes públicos (condecoraciones, votos o nombramientos civiles) a imágenes, advocaciones, santos o símbolos religiosos, quedando sin efecto los honores o nombramientos que se hayan realizado hasta ahora; eliminación de las capillas de cualquier lugar público; supresión de la figura de los “capellanes funcionarios católicos”; supresión de la emisión de culto o ritos de carácter religioso a través de medio de comunicación públicos.

Comentarios