NUEVA PRIVATIZACIÓN SANITARIA

Nueva privatización sanitaria: La formación continuada de médicos de familia

Por Carlos Barra | Los radiólogos de la clínica privada “Los Madroños” han impartido un curso de principios básicos de ecografía a profesionales de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud.

Hace dos días la cadena SER daba la noticia: los radiólogos de la clínica privada “Los Madroños”, habían impartido un curso de principios básicos de ecografía a profesionales de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud. La noticia, así recibida, puede catalogarse de inaudita ya que los hospitales públicos madrileños cuentan con muchos radiólogos del mayor nivel posible de conocimientos en la materia, tienen acreditada y amplísima experiencia en impartir docencia (participan en la formación de todos los profesionales que acceden al sistema por el programa MIR) y son quienes informan las pruebas radiológicas que les solicitan desde la Atención Primaria.

Conocida la noticia que supone una muestra más del afán privatizador del Gobierno del P.P en la Comunidad de Madrid (incluso en el campo de la formación continuada de los profesionales del servicio público) es preciso en primer lugar informar del proceso administrativo que llevó a la adjudicación a la citada clínica privada del curso en cuestión, y posteriormente hacer una serie de consideraciones. Veamos:

La adjudicación al centro privado “Los Madroños” se efectuó mediante Resolución de la Gerencia Adjunta de Gestión y Asuntos Generales de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud de 21 Noviembre de 2013 por un montante de 49.000 euros, siendo Consejero de Sanidad el Sr. Fernández Lasquetty, cuya desastrosa gestión conocen bien los madrileños;  conviene recordar que a este centro privado es donde el Hospital de Fuenlabrada envió datos de carácter personal de un número indeterminado de pacientes sin su previo consentimiento.

Dicho lo anterior se hace necesario en mi opinión exponer algunas cuestiones:

El Sistema Nacional de Salud (el Servicio Madrileño de Salud forma parte de él) tiene un reconocido prestigio tanto dentro como fuera de nuestras fronteras,  entre otras muchas razones por la calidad del sistema de formación de sus profesionales mediante el programa MIR. Con casi cuatro décadas de trayectoria, este programa ha formado a los especialistas españoles a los que unánimemente se les reconoce un alto nivel de conocimientos; los médicos de Atención Primaria también se forman por el programa MIR desde la instauración de la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria.

Son los profesionales de los hospitales y centros de salud del sistema sanitario público, quienes desarrollan e imparten los programas formativos de los futuros especialistas en Medicina de Familia, tutelando se realicen con el máximo nivel de excelencia posible; tienen por tanto una experiencia dilatada y  acreditada en el campo de la docencia y formación. Es inexplicable por tanto que se haya adjudicado a un centro privado un curso de principios básicos de ecografía.

Ciertamente, la formación continuada de los profesionales una vez conseguida su especialidad, es una asignatura pendiente de nuestro sistema sanitario público y en mi criterio ello se encuadra en el contexto de la inexistencia de una verdadera política de recursos humanos; es por ello que asumir un cambio sustancial en este terreno es necesario si se quiere devolver al Sistema Nacional de Salud los principios en que se sustenta y que hoy están perdidos en buena medida. Hacer dejación desde la Administración Pública en una materia tan importante como ésta, permite un escenario donde las escasas ayudas que los profesionales tienen para actualizar o ampliar conocimientos proceden en gran medida de la industria y ello no es deseable.

Volviendo al tema que nos ocupa, la adjudicación e impartición del curso de ecografía básica para profesionales de Atención Primaria de la sanidad pública por radiólogos del centro privado “Los Madroños”, permite afirmar con toda rotundidad  supone un nuevo ataque a los profesionales de la sanidad pública que una vez más son menospreciados por los responsables políticos de la Consejería de Sanidad. Dado que los radiólogos de la sanidad pública tienen una alta cualificación hay que preguntarse: ¿acaso dudan  los responsables políticos sanitarios de la calidad de nuestros radiólogos? ¿existen otras razones que no se conocen que puedan explicar la adjudicación del citado curso al referido centro privado?. Si se entendía se hacía necesario que los profesionales de Atención Primaria adquirieran conocimientos básicos en ecografías ¿ por qué no se planificó un programa de rotaciones de esos profesionales por los servicios de Radiodiagnóstico de los hospitales públicos para adquirirlos de quienes posteriormente van a informar sus peticiones? En mi opinión, este suceso pone de manifiesto una vez más el programa político del Gobierno del P.P en la Comunidad de Madrid en materia sanitaria: privatizar el sistema,  ningunear y menospreciar a sus profesionales y desviar sin cesar dinero público al sector privado.

El actual Consejero de Sanidad, Sr. Javier Rodríguez, cuya comparecencia en sede parlamentaria se hace ya muy urgente, debería aprovecharla no sólo para dar explicaciones sobre los datos de carácter personal de pacientes filtrados al centro privado, sino también  de la adjudicación del curso citado. Por cierto, casualmente en ambos casos está presente la Clínica privada “Los Madroños”.

Esperemos sus explicaciones