jueves. 18.04.2024

unnamedEn muchos países europeos el gasto en salud sufrió una mayor reducción de acuerdo con las Estadísticas de Salud de la OCDE (OECD Health Statistics) 2015. En 2013, el gasto en salud siguió disminuyendo en Grecia, Italia y Portugal. La mayoría de los países de la Unión Europea miembros de la OCDE informaron que su gasto real per cápita en salud se ubicó por debajo de los niveles de 2009. Fuera de Europa, este gasto se ha incrementado cerca de 2.5% desde 2010.

Tres cuartas partes del gasto en salud proviene aún de fuentes públicas, pero las medidas de contención de costos implementadas en algunos de ellos han generado un aumento en la participación privada, bien sea mediante seguros de salud privados o pagos directos hechos por las familias

En general, el gasto en salud ha coincidido con el crecimiento económico, por lo que, como proporción del PIB, dicho gasto se mantuvo estable en relación con 2012. Esto difiere de los años anteriores a la crisis económica, cuando el gasto en salud era muy superior al resto de la economía. En 2013, dicho gasto (excluida la inversión) equivalió al 8% del PIB y osciló entre el 5.1% en Turquía y el 16.4% en Estados Unidos.

Fuera de la Unión Europea, el incremento real promedio del gasto en salud fue de alrededor del 2.6% en 2013, impulsado por un fuerte crecimiento en Asia y América del Sur. En Chile y Corea, el crecimiento del gasto en salud en 2013 fue superior al 5%. En ambos países, el nivel de gasto per cápita aumentó cerca del 25% en términos reales desde 2009.

Las cifras en el caso de Canadá muestran una tendencia continua de crecimiento en el gasto en salud por debajo del crecimiento económico. En Estados Unidos, el gasto en salud aumentó 1.5% en 2013, menos de la mitad de la tasa estadounidense de crecimiento anual promedio previa a 2009. Los pronósticos más recientes disponibles de los Centros de Servicios Medicare y Medicaid apuntan a un crecimiento más rápido en 2014, a medida que más estadounidenses obtienen cobertura de seguro de salud.

Las cifras preliminares de crecimiento de algunos países de la OCDE sugieren un aumento moderado similar en el gasto general en 2014, pero con un crecimiento que se mantiene muy por debajo del nivel previo a la crisis.

En los países de la OCDE, tres cuartas partes del gasto en salud proviene aún de fuentes públicas, pero las medidas de contención de costos implementadas en algunos de ellos han generado un aumento en la participación privada, bien sea mediante seguros de salud privados o pagos directos hechos por las familias. Grecia y Portugal han experimentado un aumento de cerca de 4 puntos porcentuales en la participación privada del gasto en salud desde 2009, lo que significa los mayores aumentos en la OCDE y provocó que, en 2013, en ambos países, un tercio de todo el gasto en salud haya provenido de fuentes privadas.

Éstas son algunas de las tendencias recientes del gasto en salud presentadas en OECD Health Statistics 2015, la fuente más completa de estadísticas comparables sobre salud y sobre los sistemas de salud en los 34 países de la OCDE y en economías emergentes clave. Esta base de datos interactiva, que abarca el periodo comprendido entre 1960 y 2014, puede utilizarse para realizar análisis comparativos sobre estado de salud, factores de riesgo para la salud, recursos de atención a la salud y su uso, así como gasto en salud y financiación.



Europa se queda atrás en el gasto en salud de países de la OCDE