sábado 16.11.2019
EL MINISTERIO DE SANIDAD DE “MAQUILLA” LAS CIFRAS

Se afianza el crecimiento del gasto farmaceutico

Por décimo mes consecutivo aumenta el gasto farmacéutico en recetas de la Seguridad Social, en este caso julio con un 2,4% de aumento sobre el mismo mes de 2013.

Se afianza el crecimiento del gasto farmaceutico

Por el medio se han producido graves daños a la ciudadanía, trasladando gasto farmacéutico público a gasto privado, con los efectos negativos que ello ha tenido sobre las personas mas enfermas y mas pobres

Lo que es mas relevante es que el acumulado interanual (agosto 2013 a julio de 2014) sube 295,68 millones € (un 3,29%) respecto al mismo periodo anterior (agosto 2012-julio 2013), evidenciando que como ya han señalado desde la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública no se trataban de repuntes puntuales y poniendo en ridículo la estrategia del Ministerio de Sanidad de “maquillaje” de las cifras, primero escondiendo la comparación con el año anterior y haciendo la comparación con 2011, y como sucede con estos últimos datos escondiéndolos en la web del Ministerio sin ni siquiera reflejarlos en una nota de prensa como venia siendo habitual.

Estamos ante la evidencia del fracaso de la política del Ministerio de Sanidad en el control del gasto farmacéutico por recetas (el gasto hospitalario ha continuado creciendo en los últimos años, aunque en el habitual ejercicio de “transparencia”, los datos no se hacen públicos).

Por el medio se han producido graves daños a la ciudadanía, trasladando gasto farmacéutico público a gasto privado, con los efectos negativos que ello ha tenido sobre las personas mas enfermas y mas pobres (un 14.76% no retira las recetas prescritas por problemas económicos, un 20% en el caso de los pensionistas y un 23% en el de los parados). Por supuesto el Ministerio de Sanidad no ha hecho nada para conocer las repercusiones sobre la salud que ha producido esta falta de adherencia a los tratamientos, aunque se conocen algunos casos concretos en los que se han agravado seriamente enfermedades preexistentes.

Cuando las políticas fracasan es la hora de rectificar. No esperamos que esta sea la reacción del Ministerio de Sanidad, cuya titular al menos debería de tener el detalle de dimitir como responsable de tantos fracasos y tantos sufrimientos.

Se afianza el crecimiento del gasto farmaceutico
Comentarios