martes. 16.04.2024

La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSAP) considera que la retirada del proceso de privatización puede quedar en una mera “declaración de intenciones” si no se procede legalmente mediante la publicación de dicha decisión en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid.

Además la es MEDSAP convocante de la Marea Blanca, que una vez más recorrerá las calles de Madrid el próximo domingo 16 de febrero a partir de las 12,00 horas de Neptuno a Sol. Así, la MEDSAP señala que esta manifestación se va a convertir en una celebración por el triunfo alcanzado con la retirada del proceso de privatización de los 6 nuevos hospitales y los centros de salud. Igualmente, la manifestación será una nueva muestra del rechazo a las políticas sanitarias que sigue desarrollando el Gobierno del PP, tanto a nivel central como autonómico y que atentan directamente contra el derecho a la atención a la salud y suponen la descapitalización del Sistema Público Sanitario.

En este sentido, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid pone en valor la movilización social, la unidad alcanzada entre profesionales, usuarios, trabajadores y trabajadoras y ciudadanía en general; así como el carácter permanente y sostenido de la misma que ha sido el elemento central en la rectificación por parte del Gobierno de Ignacio González. Así mismo, reconoce el aval dado por la Justicia a los postulados sostenidos en esta lucha por parte de la ciudadanía. Sin embargo, advierte de que las políticas privatizadoras y el desmantelamiento de la Sanidad Pública siguen adelante y que es necesario mantener el conflicto y la lucha hasta la reorientación completa de las políticas sanitarias.

La MEDSAP afirma que “hay mucho por lo que luchar y mucho que recuperar” en alusión a la campaña de derivaciones abusivas y generalizadas a la sanidad privada a la que se sigue inyectando dinero público, el convenio firmado con Cruz Roja para la privatización del Centro de Transfusiones y la mercantilización de la sangre, la destrucción de cerca de 8.000 puestos de trabajo con su correspondiente impacto en el empleo y la calidad asistencial. En estos términos, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública exige que la decisión de la retirada se haga extensible al conjunto del Plan de Sostenibilidad, al Plan de Ordenación de Recursos Humanos y en definitiva, extensiva a todos los procesos de privatización.

Asimismo, denuncia la eliminación de la Universalidad del Sistema Público Sanitario que ha supuesto la expulsión de miles de personas de la atención sanitaria pública, decisión cuestionada y profundamente criticada por la Comisión Europea de Derechos Sociales advirtiendo que se trata de una medida contraria al derecho europeo.

De la misma manera, la Mesa reitera su rotundo rechazo al proyecto de Ley del Aborto de Gallardón ya que atenta contra los derechos y la salud de las mujeres, y penaliza a los profesionales sanitarios.

Además, la MEDSAP insiste que todas estas políticas y medidas tienen el amparo del reformado artículo 135 de la Constitución Española que antepone el pago de la Deuda a los derechos y cobertura de las necesidades de la ciudadanía, lo que legaliza los recortes sociales y las privatizaciones.

La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid celebra que se mantenga el proceso judicial contra altos cargos de la Consejería de Sanidad y varios empresarios, y su imputación, entre ellos la de los dos exconsejeros, Lamela y Güemes. Por último, califica de “insulto a la inteligencia” la propuesta de condecoración al dimitido exconsejero Fernández Lasquetty y exige que el reconocimiento se realice al pueblo de Madrid por su defensa de la Sanidad Pública Madrileña.

La Marea Blanca vuelve a salir a la calle