lunes 25/10/21
ORDENES DE EVACUACIÓN Y ACOPIO EN ENSERES

Aumentan las órdenes de evacuación y el acopio de enseres entre los habitantes de Tokio

La población de Tokio comienza a organizar evacuaciones a medida que se multiplican las advertencias sobre la llegada de radiación a la ciudad, proveniente de la central nuclear de Fukushima-1. Muchos ciudadanos han optado por hacer acopio de provisiones por temor a quedarse aislados en casa.

En algunas tiendas comienzan a escasear radios, linternas, velas, bidones de combustible y sacos de dormir. Varias embajadas han pedido a su personal y a la población en general que abandonen las áreas afectadas, los turistas vuelven apresurados a sus lugares de origen y muchas multinacionales emplazan a sus empleados a que salgan de la urbe.

La alarma se ha desatado con el anuncio de que se habían registrado "niveles insignificantes" de yodo y cesio en Saitama, dentro del área urbana de Tokio. En esta población la radiactividad es 40 veces superior a la habitual, aunque no lo suficientemente elevada para causar el pánico.

El viento en la zona del accidente nuclear (unos 300 kilómetros al norte de la capital) se mueve en dirección sur, aunque a medida que avancen las horas virará al oeste. La Agencia Meteorológica de Japón  prevé que los vientos cogerán velocidad el miércoles y más adelante cambiarán en dirección al este.

Una explosión de hidrógeno sacude el reactor nñúmero cuatro de la central de Fukushima

Una explosión de hidrógeno ha sacudido este martes el reactor número cuatro de la central nuclear de Fukushima-1, donde hace escasas horas se ha declarado un incendio que ya está controlado, según informa la agencia de noticias japonesa Kiodo.

De confirmarse, esta sería la cuarta explosión que sufre la planta desde el terremoto de 9 grados en la escala de Richter que el pasado viernes azotó la costa noreste del país. Hace apenas unas horas una tercera ha afectado al número dos, el lunes la segunda se produjo en el número tres y el sábado tuvo lugar la primera en el número uno.

Aumentan las órdenes de evacuación y el acopio de enseres entre los habitantes de Tokio
Comentarios