miércoles. 26.06.2024

nuevatribuna.es | PD | 22.12.2010

El pasado día 16 de diciembre, el Pleno del Congreso de los Diputados dio luz verde a este proyecto de ley que ha pasado por todos los trámites parlamentarios, incluido el Senado y que ha recibido 175 enmiendas, de las que más de 100 fueron aceptadas.

Finalmente todos los Grupos parlamentarios se han dado por satisfechos y han dado su voto positivo, con lo cual esta Ley estará vigente a partir de su publicación en el BOE.

Incluso los grupos nacionalistas, que tenían algunas reticencias en cuanto al asunto de las competencias autonómicas, han terminado por aceptar el texto final, aunque con alguna reserva sobre posibilidad de modificaciones puntuales en el futuro, en el caso de Coalición canaria.

El proyecto de Ley fue promovido por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, siendo aprobado por el Consejo de Ministros de 26 de febrero pasado, fecha en que se remitió al Congreso. Es la transposición de la Directiva Marco Europea 2008/56/CE de 2008 para la política del medio marino, cuyo objetivo es “mantener la biodiversidad y preservar la diversidad y el dinamismo de unos océanos y mares que sean limpios, sanos y productivos, cuyo aprovechamiento sea sostenible”.

Los objetivos de esta Ley son:

a) Proteger y preservar el medio marino, incluyendo su biodiversidad, evitar su deterioro y recuperar los ecosistemas marinos en las zonas que se hayan visto afectados negativamente;

b) Prevenir y reducir los vertidos al medio marino, con miras a eliminar progresivamente la contaminación del medio marino, para velar por que no se produzcan impactos o riesgos graves para la biodiversidad marina, los ecosistemas marinos, la salud humana o los usos permitidos del mar.

c) Garantizar que las actividades y usos en el medio marino sean compatibles con la preservación de su biodiversidad.

Para la consecución de estos objetivos, el Proyecto de Ley contiene tres importantes instrumentos:

•Estrategias Marinas: como instrumento de planificación coherente de las actividades en el medio marino, de modo que la presión conjunta de las actividades que se realicen en se mantenga en niveles compatibles con la consecución del buen estado medio ambiental.

•Red de Áreas Marinas Protegidas de España y conservación de especies y hábitat marinos: para asegurar la conservación y recuperación del patrimonio natural.

•Incorporación de criterios ambientales en los usos del medio marino.

Proteger la biodiversidad de los mares