lunes. 27.05.2024
huerna

En marzo, sobre todo los fines de semana, hacer una ruta cultural desde la Hostería del Huerna es un excelente plan turístico, aunque el descanso en el valle también resulta muy atractivo. En la recepción informan de todas la indicaciones necesarias y está todo en el Concello de Lena muy accesible y cercano, igual que las rutas de naturaleza que nos recomiendan

La mayor joya del prerrománico asturiano es Santa Cristina de Lena, del siglo IX, período Ramirense (de Ramiro I), la más conocida junto con Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo. Destaca su belleza arquitectónica bizantina con rasgos mozárabes y también el paisaje del entorno, pero vale la pena buscar el iconostasis una pieza muy original de filiación visigótica. El Aula Didáctica del Prerrománico ubicada en la antigua estación de ferrocarril "La Cobertoria", se presenta como el complemento ideal a la visita a este monumento prerrománico declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1.985.

Aún más cerca de la Hostería del Huerna encontramos San Antolín de Sotiello,  iglesia románica que formaba parte del monasterio de San Antolín, fundado en la primera mitad del siglo XI. Reza una leyenda que cualquier malhechor que atravesara la Puerta del Perdón se regeneraba. En este recorrido se pueden incluir vistas excepcionales de estos valles y cumbres del Parque Natural Las Ubiñas - La Mesa, que sólo conocen los lugareños.

lena

Otra vista puede ser al conjunto de Fierros (localidad de Puente de los Fierros), con la Iglesia de San Martín, la casa rectoral y el puente medieval. Como está cerca del Puerto de Pajares antes de salir hay que preguntar por sitios para disfrutar de la nieve

No podemos olvidar la Necrópolis Megalítica de La Cobertoria, que se extiende por la divisoria de los concejos asturianos de Lena y Quirós y mantuvo un uso muy prolongado. En ella se puede contemplar algunos dólmenes y túmulos empleados entre el IV y II milenios a.C.

Cualquier plan será estupendo si lo acompañamos con una exquisita fabada, unos buenos chorizos a la sidra, o el excelente cachopo en el restaurante de la Hostería. Por qué no, después de cenar, una crema o un orujo de hierbas al calor de las estufas de leña. Antes, los más pequeños habrán podido acompañar a las burritas y las cabras enanas a recogerse en su cuadra.

Prerrománico y gastronomía en la Hostería del Huerna