jueves 17.10.2019
MáS DE 2.000 KILóMETROS CUADRADOS DE MEDITERRáNEO

Oposición rotunda a las prospecciones en busca de petróleo en el mediterráneo

Ecologistas en Acción presenta alegaciones por 14 motivos diferentes al proyecto de la multinacional Cairn Energy entre las costas de Valencia y Alicante e Ibiza.

Oposición rotunda a las prospecciones en busca de petróleo en el mediterráneo

Más de 2.000 kilómetros cuadrados de Mediterráneo sometidos a un intenso ruido durante cinco meses. Ecologistas en Acción del País Valenciano ha presentado alegaciones al permiso solicitado por la multinacional escocesa Cairn Energy para la fase de exploración de un proyecto de explotación de hidrocarburos marinos entre las costas de Valencia Alicante e Ibiza. Solicita que se dicte una declaración de impacto ambiental negativa y expone hasta catorce motivos para ello. En los próximos días se presentarán además más de 1.000 alegaciones individuales y las más de 30.000 firmas recogidas en una campaña contra las prospecciones.

En las alegaciones presentadas al Ministerio de Industria, Energía y Turismo (MINETUR), Ecologistas en Acción subraya que las exploraciones sísmicas suponen un grave impacto sobre la fauna marina protegida, como los cetáceos, tortugas, y sobre los recursos pesqueros, especialmente sobre especies amenazadas, como al atún rojo, y otras de gran interés comercial, como la langosta roja, crustáceos, cefalópodos.

Se han recogido ya más de 30.000 firmas contra la exploración sísmica y se presentarán más de 1.000 alegaciones individuales

Destaca además que las medidas correctoras expuestas en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto son insuficientes. El rorcual común, el cetáceo más importante que suele avistarse en las costas valencianas en la época que pretende llevarse a cabo la exploración (octubre de 2014 a marzo de 2015)  se comunica a distancias de hasta 300 km en las mismas frecuencias que provocan las estampidas sónicas, perturbando gravemente las comunicaciones entre los miembros de la manada y las de las madres con sus crías. No valen medidas como el establecimiento de una zona de exclusión de un kilómetro alrededor del barco con los cañones de aire comprimido, dos observadores marinos, sistemas pasivos de detección, y comienzo suave de las explosiones para ahuyentar a los cetáceos y tortugas. Han sido frecuentes los varamientos de cetáceos en las campañas de prospecciones sísmicas en diversos mares del mundo, así como la muerte de calamares gigantes en una campaña sísmica en las costas de Asturias (2003).

Además, el área  prevista de prospecciones excede del área de los permisos concedidos por el MINETUR en 2010. Coincide parcialmente con el corredor de migraciones de los cetáceos entre el Mar de Liguria y el sur de la Península Ibérica y norte de África, Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM) con el área de migración de la tortuga boba, y de la migración de los juveniles del atún rojo, especie en peligro de extinción en el Mediteráneo, cuyas capturas descienden continuamente. Ecologistas en Acción exige que las prospecciones no se desarrollen en esas zonas, al igual que la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Las alegaciones al proyecto presentado por Capricorn Spain, filial de la multinacional escocesa, también apuntan a que el Estudio de Impacto Ambiental  incumple la normativa ambiental. No define con precisión características importantes del proyecto (número de fuentes, disposición geométrica, espectro de frecuencias y direcciones, etc), no efectúa un estudio real de alternativas y minimiza los graves impactos sobre la fauna protegida y los recursos pesqueros que comporta este proyecto.

La oposición ciudadana al proyecto de prospecciones es cada vez más evidente. Más de 30.000 personas han firmado hasta el momento una ciberacciónlanzada por Ecologistas en Acción. Y más de un millar de personas presentará alegaciones al proyecto.  Esta organización junto a colectivos de pescadores, representantes de la hostelería, ayuntamientos y otros muchos grupos convoca una gran manifestación el 22 de febrero en Castellón.

Oposición rotunda a las prospecciones en busca de petróleo en el mediterráneo
Comentarios