miércoles. 29.05.2024

Los campos magnéticos de la nueva región solar "monstruo" 1476, tal y como la ha denominado la NASA por su creciente tamaño, superaría hasta 11 veces en este momento el tamaño de la tierra, están siendo detalladamente estudiado por la comunidad científica internacional.

La región, que apareció a inicios de esta semana del lado terrestre del disco solar, se ha desestabilizado sensiblemente en las últimas 72 horas y ello ha llevado a una sucesión de fuertes llamaradas solares, clase M, desde entonces hasta sumar un total de 10 grandes llamaradas detectadas en los últimos 5 días.

En la mañana del jueves, a las 6:14 hora peninsular, se producía la última y mayor de éstas, escala M5.8, y muy cercana ya a X, las de mayor categoría, causando apreciables distorsiones de radio momentáneas en el norte de Australia, Sur este de Asia, China, India y Siberia.

Se ha confirmado, además, que esta última llamarada ha generado una "fuerte" eyección de masa solar, o CME por sus siglas en inglés, que debido a la posición actual de la región 1476, existe posibilidad de que alcance la tierra en los próximos días, al igual que se está a la espera de los efectos indirectos de otras dos eyecciones de masa solar asociadas a dos de esas otras llamaradas de los últimos días, y que afectarán de forma leve a nuestro planeta, según la simulación de trayectoria del Centro Espacial Goddard de NASA

En España desde el Observatorio del Clima Espacial han querido recalcar que "nada de todo esto debe causar preocupación al tratarse de fenómenos normales, de escala limitada y efecto indirecto" apuntan, si bien dada la posibilidad de llamaradas X sí que se hace necesario hacer un seguimiento ordinario de la evolución de la región 1476 desde el jueves y a lo largo de todo el fin de semana", momento en el que atravesará las posiciones más centrales del sol con posibilidades algo mayores de afectarnos.

Fuertes llamaradas por la mancha solar “monstruo”