miércoles 27/10/21

Final de la Cumbre de Cancún: ¿éxito o todo lo contrario?

Así de “claras” están las cosas en las últimas horas de la Cumbre del Cambio Climático. Si hacemos caso de lo que afirma el Presidente del país anfitrión y de la Cumbre, Felipe Calderón, será todo un éxito (menos mal que no ha dicho “histórico”), puesto que según el mandatario afirmó: "Yo vislumbro avances sustanciales que harán de esta COP16 un éxito, pero insisto, un éxito en sí mismo es el haber recuperado la confianza entre las partes".

nuevatribuna.es | PD | 11.12.2010
Declaración que hizo en medio de una serie de inauguraciones oficiales: un pabellón científico donado por China y un hospital, simultáneamente a la fase más dura y decisiva de las negociaciones… Para las grandes organizaciones ecologistas, sin embargo la cosa no parece marchar tan bien, a juzgar por las preocupaciones manifestadas por Alejandro González representante de Amigos de la Tierra España en la cumbre: “Ahora mismo no sabemos si Cancún va a ser una cumbre muy importante porque se van a tomar decisiones en un montón de cosas o si no, porque no se va a producir ningún tipo de acuerdo. Pero ya tenemos claro que hay unas cuantas cosas sobre la mesa que no nos gustan nada, nada, nada”. Para los ecologistas, los países industriales ricos llevan toda la convención preparando el terreno para una posible disolución del Protocolo de Kioto. Quieren hacer efectivos aspectos fundamentales del Acuerdo de Copenhague que cuenta con el apoyo de Estados Unidos, especialmente las débiles promesas de mitigación del acuerdo en la Acción Cooperativa a Largo Plazo (LCA), evitando el establecimiento de metas totales de reducción de emisiones para los países desarrollados, legalmente vinculantes y basadas en los estudios científicos. La otra preocupación en estos últimos momentos es la reiterada presencia en los textos de los mercados de carbono. Además se están negociando importantes excepciones en el Uso de la Tierra, el Cambio en el Uso de la Tierra y Forestación (LULUCF), eliminando incluso las referencias a la necesidad de frenar el aumento de la temperatura media del planeta a límites más seguros. El coordinador de la campaña de Clima y Energía de Greenpeace, Gustavo Ampugnani afirmó que tiene que salir una señal muy clara de que el Protocolo de Kyoto no solamente sigue vivo, sino que se reforzará más allá de 2012. También indicó que “si de la 16 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP16) saliera sólo un mecanismo para generar bonos de carbono entonces se puede asegurar que el clima del planeta no va a poder estar a salvo”. Reconoció que en esta conferencia no se adoptará un acuerdo que vaya a modificar el cambio climático, pero sí se tiene la posibilidad de sentar los cimientos de los acuerdos. La organizaciónWWF reclama a los líderes reunidos en Cancún, en la recta final de la reunión, claridad y compromiso para que se produzcan avances significativos que devuelvan a los ciudadanos la credibilidad en sus gobiernos para afrontar la lucha contra el cambio climático. Lo único positivo en las últimas horas ha sido la defensa de la reducción del 30 por ciento planteado por la ministra española de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, que se ha venido reuniendo desde su llegada a Cancún con las organizaciones españolas de la sociedad civil, sindicatos, ONG, representantes de Comunidades Autónomas y empresas que asisten, manteniendo informado al conjunto de representantes, del estado de las negociaciones. Varias organizaciones y personalidades, entre ellas la presidenta de la Confederación Sindical Internacional, Sharan Burro, han valorado el esfuerzo que está haciendo España al incorporar el principio de 'transición justa' en los textos de la negociación. Esta buena valoración del trabajo de la ministra en la cumbre, por parte de representantes de la sociedad civil asistentes, ha hecho perder los nervios a algún medio de comunicación de la derecha más ultra, que no admite que algún miembro del Gobierno pueda hacer algo bien y en consecuencia, carga contra los ecologistas, a los que acusa de “bajarse los pantalones”. ¡Qué poco saben algunos de la lucha del movimiento ecologista, de cambio climático y … de democracia! Mañana, el final de esta historia.

Final de la Cumbre de Cancún: ¿éxito o todo lo contrario?
Comentarios