jueves. 20.06.2024

Esta circunstancia se produce a pesar de que Alemania mantiene la primera posición en potencia instalada, con 27.214 megavatios (MW) eólicos, por delante de los 20.676 MW de España, que ocupa la segunda posición.

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) indica que producir más con menos potencia instalada es una muestra del "buen funcionamiento del sistema español", capaz de integrar con mayor eficacia la contribución de esta fuente renovable.

Además de su mejor sistema de integración en red, desarrollado por Red Eléctrica de España (REE), España disfrutó el año pasado de un año eólico más ventoso que el alemán y de unos costes de generación menores relacionados con las mayores horas de funcionamiento de los parques o con el perfil más moderno de sus parques, que comenzaron a desarrollarse después.

La cobertura de la demanda con eólica en España fue del 16,4% el pasado año, frente al 6,2% de Alemania. El ritmo de crecimiento del sector eólico se ralentizó el pasado año en ambos países. Alemania instaló 1.551 MW y España, 1.516 MW.

Al igual que España, Alemania cuenta con un sistema de incentivos a la energía eólica basado en primas medioambientales, considerado por la Comisión Europea como el más eficiente de Europa en términos económicos.

LA EÓLICA ALEMANA, MÁS CARA.

Los nuevos parques alemanes percibieron el año pasado 92 euros por megavatio hora (MWh), frente a los 77 euros de media que recibieron los españoles, lo que convierte al país, junto a Portugal, en el de las primas eólicas más bajas.

En este contexto, la AEE considera que la nueva regulación que diseñe el Ministerio de Industria debe basarse en el sistema actual, lo que permitirá a su juicio que España cumpla los objetivos comunitarios de renovables para 2020.

España supera a Alemania como primer productor eólico de Europa