lunes. 26.02.2024

Durante siete meses Greenpeace ha recogido más de 2.500.000 firmas en todo el mundo, que han incluido el apoyo de celebridades como Alejandro Sanz, Penélope Cruz, Javier Bardem, Pedro Almodóvar, Paul McCartney o la banda musical One Direction a través de www.salvaelartico.es para que se declare el alto Ártico un santuario donde se prohíban las prospecciones petrolíferas y las pesquerías industriales.

Tras estos meses, Greenpeace iniciará en abril una expedición al Polo Norte para enviar estas firmas de apoyo al fondo del mar más allá del paralelo 80ºN del planeta. Las firmas, junto a las que se recojan en menos de 48 horas, se incluirán en una cápsula (1) que se hundirá a cuatro kilómetros de profundidad, en el Círculo Polar Ártico. El objetivo es recuperar la cápsula en 2050. Hasta entonces, descansará bajo el hielo en armonía con el medio natural, preservado para las generaciones futuras.

"Estés donde estés, cualquier persona que haya firmado la petición podrá mirar hacia el norte y saber que su nombre está presente en el fondo del mar como una declaración de su compromiso para proteger el Ártico", ha declarado Pilar Marcos, responsable de la campaña Ártico de Greenpeace España.

Con estas firmas, Greenpeace demanda a los estados miembros del Consejo Ártico (2) como Rusia, Canadá o Estados Unidos que apoyen la protección de las aguas internacionales, especialmente a través de una moratoria en las actividades humanas más contaminantes. Esas firmas son un apoyo fundamental para que en la Asamblea General de Naciones Unidas ejerza presión en el Consejo Ártico durante 2013. La organización ecologista recuerda que el poder de la gente hace que los políticos escuchen. La protección de aguas internacionales evitaría que empresas petroleras como Shell o Gazprom abran nuevas fronteras para obtener, teóricamente, 90.000 millones de barriles de petróleo.

El Polo Norte, santuario protegido