sábado. 13.04.2024

La Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos ha detectado niveles anormales de yodo radiactivo en el agua de lluvia del estado de Massachusetts (noreste), procedente de la central japonesa de Fukushima-1, donde se ha desatado una emergencia nuclear.

Las autoridades han descartado que estas trazas de radiactividad puedan suponer riesgo alguno para la salud humana, ya que la presencia de este yodo en dichas muestras es muy baja, como ya ocurrió anteriormente con otras de California, Washington y Pennsylvania.

"El agua potable de Massachusetts no está afectada por esta ligera radiación", ha dicho el comisionado de Salud Pública de este estado, John Auerbach, al tiempo que ha adelantado que la citada agencia realizará un estrecho seguimiento de la evolución del fenómeno.

En cambio, las muestras de aire recogidas por los más de 100 puntos de medición repartidos por todo el país, no han dado señales de radiactividad.

EEUU detecta yodo radiactivo en el agua de lluvia de Massachusetts